Cinque Terre

José Yuste

[email protected]

Analista financiero.

J. Espriú sobre Santa Lucía: si hay riesgos, no la hacemos

Las dudas siguen ahí. Es cierto que la actual obra del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, en Texcoco, tiene retrasos (estaría lista para 2023), que sus costos se han elevado (habría que quitarle los accesorios de lujo). Pero sigue siendo la más viable, por donde se le vea. La otra propuesta, la de mantener el actual aeropuerto que ya está saturado y complementarlo con dos pistas del aeropuerto militar de Santa Lucía, corre muchos riesgos, sobre todo, en el espacio aéreo.

De ahí que Javier Jiménez Espriú, quien fue el encargado de coordinar el dictamen técnico del aeropuerto para López Obrador, nos lo diga abiertamente: Si después de rediseñar el espacio aéreo se sigue viendo que hay posibilidades de una interferencia (en la zona de San Mateo), entonces no se incurriría en ningún riesgo. Y la opción, sin duda, sería Texcoco.

MITRE INSISTE: SANTA LUCÍA ES INVIABLE

Jiménez Espriú afirma que por ningún motivo se correrán riesgos para los pasajeros. El debate es fuerte. MITRE, la corporación perteneciente a la Universidad Tecnológica de Massachusetts (MIT), ha estudiado la posibilidad de que coexistan ambos aeropuertos: El actual (ya saturado) y el de Santa Lucía.

Y la conclusión ha sido contundente: Santa Lucía operando junto con el actual aeropuerto es inviable, desde el punto de vista aeronáutico. Bernardo Lisker, director internacional del Centro para el Desarrollo de Sistemas Avanzados para la Aviación de la Corporación MITRE, después de estudiar durante dos años el tema en México, ha concluido que la existencia del actual aeropuerto y el de Santa Lucía no resuelve el problema de interferencia en las aproximaciones de aeronavegabilidad en la zona de San Mateo.

En otras palabras: Hay posibilidades de un choque de aviones en San Mateo. Esto es lo que ha dicho el principal organismo consultado a nivel internacional en cuestiones aéreas.

Incluso, Lisker ha señalado que para estudiar el caso mexicano utilizaron navegación satelital y no le encuentran solución: El espacio de aeronavegación sigue siendo el mismo entre el actual aeropuerto y Santa Lucía, es decir, no pueden operar al mismo tiempo.

Y se lo repitieron a Jiménez Espriú en la última consulta que se les hizo.

INTENTAREMOS OTROS ANÁLISIS, COMO FUE EN SATÉLITES: J. ESPRIÚ

Todos sabemos que el del aeropuerto fue un tema de controversia en la campaña política del actual presidente electo, Andrés Manuel López Obrador. Y claro que de haberse opuesto totalmente a la obra en Texcoco, a en unos meses aceptarla, sería políticamente incorrecto.

Pero después del dictamen técnico, las dudas sobre Santa Lucía siguen ahí, sobre todo, por el enorme riesgo de utilizar el mismo espacio de aeronavegación. MITRE, el corporativo más prestigiado del mundo, sigue diciendo que no puede coexistir Santa Lucía con el actual aeropuerto.

Jiménez Espriú encuentra una salida, al señalar que la obra en Texcoco si bien tiene el 75% de financiamiento asegurado, también tiene retrasos y cancelaría cualquier otra oportunidad de un aeropuerto complementario.

Y recuerda que hay técnicos mexicanos y chilenos que podrían encontrar una solución (que así lo hicieron con los satélites mexicanos). Pero quedémonos con lo importante, Jiménez Espriú señala que si aun después de verse alternativas, Santa Lucía representa un riesgo para la aeronavegación, ellos la descartarán.

LOS 100 MIL MDD DE ELIMINAR TEXCOCO… COSTOSÍSIMO

Para hacer cuentas. Echar abajo la actual construcción en Texcoco del aeropuerto costaría 100 mil millones de pesos, entre obras y multas.

Esos 100 mil millones de pesos se comparan con más de la mitad de la obra del Tren Maya, que costaría 150 mil millones de pesos. Esos 100 mil millones de pesos son más del doble de lo que costaría la reconfiguración de las seis refinerías actuales, cuyo costo es de 50 mil millones de pesos.

Esos 100 mil millones de pesos de echar para abajo la obra aeroportuaria, es casi el 75% de toda la mudanza de las secretarías de Estado a distintos estados, cuyo costo se calcula en 125 mil millones de pesos. La decisión de eliminar Texcoco como opción aeroportuaria sería muuuy costosa.


Este artículo fue publicado en El Excélsior el 20 de agosto de 2018, agradecemos a José Yuste su autorización para publicarlo en nuestra página.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password