Cinque Terre

Alberto Monroy

[email protected]

Irrumpe el caso de los estudiantes de cine asesinados en la discusión política actual

Irrumpe caso de estudiantes de cine asesinados, en la discusión política
@robertoramx

Las noticias de la desaparición de tres estudiantes de cine en el estado de Jalisco, el pasado 19 de marzo, y más recientemente de su muerte, así como la irrupción de una protesta social articulada en torno de ellas, han tenido un impacto en las campañas políticas cuyo efecto es similar, mutatis mutandis, al que en 2012 tuvo el movimiento estudiantil #YoSoy132 en aquella competencia política, al plantear un nuevo escenario e incorporar (o modular) temas de la discusión pública en curso.

De ese modo, la inseguridad y la violencia, así como el combate al narcotráfico y al crimen organizado (cuya discusión era ya notable en el ágora política mexicana, sobre todo tras la conclusión del primer debate entre candidatos presidenciales) ha adquirido una primacía innegable y ha puesto a las diferentes opiniones en el trance de su abordamiento.

Este miércoles, las universidades Nacional Autónoma de México (UNAM) y de Guadalajara (UdeG) exigieron acciones inmediatas para erradicar la violencia en el país “que a todos nos agravia e indigna; así como una investigación exhaustiva”, en reacción a la desaparición y posterior posible asesinato de estos jóvenes.

“Las comunidades de la Universidad Nacional Autónoma de México y de la Universidad de Guadalajara exigimos acciones inmediatas para frenar y erradicar esta violencia que a todos nos agravia e indigna; así como una investigación exhaustiva que conlleve a la detención de los responsables de esta atrocidad“, señalaron a través de un comunicado conjunto.

No es posible continuar con la escalada de violencia e impunidad “rampante” que se vive en “todos los rincones” del país, destacaron, tras hacer notar que Jalisco es la tercera entidad con mayor número de personas desaparecidas en México.

“Nos enteramos con suma tristeza y horror a través de los medios de comunicación y de voz de la Fiscalía General del estado de Jalisco, (de) cómo tres estudiantes de la Universidad de Medios Audiovisuales (CAAV) de Guadalajara, que desaparecieron el 19 de marzo tras hacer una tarea escolar, fueron asesinados brutalmente y sus restos disueltos en ácido”, indican.

“Las muertes de Javier Salomón Aceves, Jesús Daniel Díaz y Marco Francisco Ávalos se suman a una cruel y creciente realidad que amenaza a la juventud mexicana“. Expresaron su solidaridad con las familias de Javier Salomón, Jesús Daniel y Marco Francisco, así como con todas las familias que han perdido a alguien a manos de la delincuencia organizada.

Esta declaración solemne de la UNAM y la UdeG se suma a las protestas que desde el pasado 24 de abril se realizan en la ciudad de Guadalajara y en la capital del país; manifestaciones y plantones, así como homenajes y veladas multitudinarias han tenido lugar en ambas ciudades, en honor a los tres estudiantes de cine desaparecidos, por parte de alumnos y miembros de distintas asociaciones y de la sociedad civil, bajo la demanda “No son tres, somos todxs”, que a su vez ha trascendido a las redes sociales como el HT #NoSonTresSomosTodxs.

Hay que decir que todos los candidatos presidenciales, salvo AMLO, han salido a condenar el crimen sin ambages:

https://twitter.com/JoseAMeadeK/status/988625427374587905

En la discusión política en redes destaca el tema de la denuncia de la inseguridad y su demanda de atención a las autoridades, tanto de Jalisco, como del país:

Asimismo, ha predominado en las redes un repudio a los asesinatos expresado en múltiples tonos y modalidades:

Hay una tendencia entre ciertos segmentos del morenismo y otros grupos antisistema, para intentar asestarle a esta tragedia un tratamiento similar al que le dieron al caso de los estudiantes de Ayotzinapa, desaparecidos y asesinados en Guerrero en 2014, con las consignas ‘Fiscalía miente’, ‘Cuántas verdades históricas más’ y ‘Fue el Estado’.

Sin embargo, una parte considerable de Morena en redes sociales no se sienten cómodos con la incorporación del tema a la discusión política, debido sobre todo a su propuesta de amnistía al crimen organizado, por lo que tienden más a criticar la inclusión del tema como un ‘uso político de la tragedia’ (de modo similar al caso del Rébsamen en la elección capitalina) o la típica ‘cortina de humo’ .

Tal reticencia es curiosa por dos motivos: primero porque durante años Morena no ha tenido empacho en hacer exactamente lo mismo con la tragedia de Ayotzinapa (usufructuarla políticamente); y segundo porque Jalisco está gobernado por el PRI, pero el candidato favorito para sucederlo es Enrique Alfaro, de Movimiento Ciudadano (si bien en esta elección no se formó el frente opositor que encabeza Anaya a nivel nacional).

A partir de indicios recabados tras catear 15 fincas y por las declaraciones de dos detenidos, la Fiscalía de Jalisco reportó que los tres estudiantes de cine desaparecidos el pasado 19 de marzo en Tonalá están muertos y que sus cuerpos fueron disueltos en ácido.

La Fiscalía del estado de Jalisco explicó que los cuerpos de los tres estudiantes habrían sido disueltos en ácido en la casa cateada la semana pasada en la colonia Prados de Coyula, en Tonalá, pero insistió en que los indicios recabados en la pesquisa los llevan a esa conclusión.

Respecto al móvil de la desaparición de Javier Salomón Aceves Gastélum, Marco Francisco García Ávalos y Jesús Daniel Díaz García, la Fiscalía señaló que después de analizar el entorno de los jóvenes, se pudo determinar que la tía de Aceves Gastélum, Edna “N”, hoy presa y acusada de lenocinio, está vinculada a integrantes del cártel Nueva Plaza, que mantiene una guerra contra el cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) y los jóvenes quedaron atrapados en medio de ella.

La Fiscalía también informó de dos detenidos, Omar “N” y Gerardo “N”, vinculados a proceso desde el pasado 22 de abril por el juez Décimo Segundo de Control y Oralidad, quienes declararon ser integrantes del CJNG y estar encargados de vigilar la finca donde desde el 18 de marzo los tres estudiantes de cine y otros de sus compañeros hicieron filmaciones para su tarea.

Los capturados señalaron que vigilaban esa finca por ser propiedad de Diego Gabriel Mejía, integrante del Cártel Nueva Plaza, que fue arrestado en ella en 2015 junto con otras cinco personas y quien podría salir pronto de prisión tras cumplir su sentencia. Aunque Edna “N”, tía de Aceves Gastélum, declaró que esa finca le pertenecía, la Fiscalía logró acreditar que el verdadero dueño era Diego Gabriel Mejía, quien además es pareja sentimental de una persona que se dedica a administrar estéticas masculinas donde se paga por sexo y varias de la cuales fueron traspasadas a Edna “N”.

“Sin saberlo, los estudiantes estuvieron en un lugar de grave riesgo vigilado por una célula delictiva del CJNG, contraria al Cártel Nueva Plaza”, al que pertenece Diego Gabriel Mejía y que es liderada por un sujeto apodado el “Cholo”.

Según las declaraciones de los detenidos, tras informar del movimiento en la finca de Diego Gabriel Mejía, otro grupo del CJNG interceptó a los jóvenes en el Nuevo Periférico y los llevó a una finca en la calle Lechuza 89 en Tonalá; ahí comenzaron a golpear a Javier Salomón Aceves Gastélum para sacarle información de la organización delictiva vinculada a su tía.

Según la Fiscalía, el joven murió a causa de los golpes y para no dejar testigos, sus dos compañeros también fueron asesinados; en esa casa, la dependencia encontró rastros de sangre cuyo ADN correspondía al de Jesús Daniel Díaz García. Ahí se localizaron las dos camionetas usadas para privar de la libertad a los jóvenes, armas, identificaciones apócrifas de la PGR y unas esposas con ADN de Marco Francisco García Ávalos.

La Fiscalía señaló que después de asesinar a los jóvenes, sus captores llevaron los cuerpos a la finca de la calle Amapola 450, en la colonia Prados de Coyula, donde supuestamente los deshicieron en ácido. En esa casa se encontraron 46 bidones de 56 litros con ácido sulfúrico a 98%, además de tres tinacos con restos de ácido sulfúrico y material orgánico, del que es imposible extraer ADN. La Fiscalía estatal indicó que se presume que fueron disueltos los cuerpos de más personas.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password