Cinque Terre

José Yuste

[email protected]

Analista financiero.

Insabi fracasó y ahora ¿IMSS-Bienestar?; FUNO se desmarca; El Mann interpusieron

Desde la desaparición del Seguro Popular, el gobierno de la 4T no pudo ofrecer una alternativa a los más de 70 millones de mexicanos con carencia de seguridad médica. El gobierno obradorista creó el Insabi, supuestamente para sustituir al Seguro Popular y atender a la población que no tenía IMSS, ISSSTE y ningún servicio médico. A tres años de distancia, los resultados del Insabi son pobres. No funcionó para ofrecer servicios de salud a la población abierta ni para las compras consolidadas del gobierno.

Viendo el fracaso del Insabi, el gobierno de la 4T lanza una nueva propuesta, la del IMSS-Bienestar.

¿De verdad, la división popular del IMSS va a beneficiar a 70 millones de mexicanos?

Zoé Robledo, director del IMSS, ha realizado esfuerzos para buscar mejorar la calidad del Seguro Popular. Pero darle al IMSS-Bienestar la enorme responsabilidad para absorber los hospitales estatales y atender a los 70 millones de mexicanos sin otras alternativas no parece lo mejor.

El IMSS-Bienestar no tendría presupuesto multianual. Dependería de las posibilidades presupuestales de cada año.

El IMSS-Bienestar sería un brazo más del gobierno federal, cuando, por ejemplo, una virtud del Seguro Popular fue la descentralización. En cambio, vendrán todos los vicios federales: decisiones federales sin conocimientos locales.

Pero lo más complicado, el IMSS-Bienestar tendría servicios básicos de salud, de prevención. Carecería de las distintas especialidades. Si tienes problemas de especialidad en hipertensión, cáncer, diabetes, no bastaría con políticas de prevención ni servicios básicos, sino con verdaderos servicios médicos de especialidades. No los tendrían.

Los hospitales estatales tendrían que adherirse al IMSS-Bienestar. Ya veremos, porque, de verdad, hay muchas dudas de la mejoría que traiga en los servicios de salud.

LOS EL MANN APELARON LA DEMANDA

Fibra Uno, la propietaria de la Torre Mayor, Torre Diana, hasta Mitikah, el complejo en Churubusco en la Ciudad de México, se desmarcó totalmente del pleito entre Rafael Zaga Tawil y los hermanos El Mann, principales socios de Fibra Uno.

Para Fibra Uno los problemas de Rafael Zaga Tawil con Telra e Infonavit son totalmente independientes de ella.

Rafael Zaga terminó demandando a cada hermano El Mann, André y Moisés, por mil millones de pesos a cada uno, por un negocio de una fibra que se iba a dedicar a inversiones en EU. Según Zaga, ese dinero fue usado por los El Mann en otras inversiones.

Los El Mann apelaron las medidas cautelares promovidas por Zaga, y ya no tendrían validez. Sobre todo, Fibra Uno no estaría involucrada.

Fibra Uno considera que al tratarse de “una externalidad”, no debe avisar de nada del tema al público inversionista.

Sin embargo, Zaga Tawil insiste en que sí hay daño entre socios. Hasta se ha recordado que su hermano, Teófilo Zaga Tawil, preso en Almoloya por el caso de Telra-Infonavit, está casado con la hija de uno de los principales socios de Fibra Uno.

En lo dicho, las peores peleas son entre exsocios o familia.


Este artículo fue publicado en Excélsior el 16 de marzo de 2022. Agradecemos a José Yuste su autorización para publicarlo en nuestra página.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password