Joyeria de plata mexicana para cautivar
Cinque Terre

José Yuste

[email protected]

Analista financiero.

Incorporación Fiscal

El Régimen de Incorporación Fiscal parece estar dando resultados. Cifras del SAT muestran que un millón setenta y cuatro mil 640 pequeñas empresas han decidido formalizarse, o bien sustituir su anterior régimen de pequeños contribuyentes (el famoso Repeco) por el RIF (Régimen de Incorporación Fiscal).

UN MILLÓN 74 MIL A RÉGIMEN
DE INCORPORACIÓN

ADVERTISEMENT

Los beneficios del RIF eran palpables. No se paga Impuesto Sobre la Renta en el primer año y cada año se iba a ir pagando apenas 10% más, de tal manera que dentro de diez años ya se pueda cumplir con la obligación fiscal.

De igual manera, en 2015 se decidieron exenciones para el IVA y el IEPS (distintas y según los sectores). Una pequeña empresa contribuyente podría estar accediendo a los préstamos del Infonavit, al Seguro Social y a la formalización, con la incorporación a este RIF. Los datos están ahí: un millón setentas y cuatro mil 640 pequeñas empresas se subieron al Régimen de Incorporación Fiscal.

INTERESÓ MÁS INFORMACIÓN QUE PAGO

Y conste que hubo problemas, donde el principal fue el tema de la digitalización. ¿Cómo una pequeña empresa podía cumplir con la información fiscal vía internet?

Ahí vinieron dolores de cabeza. Incluso el SAT (Servicio de Administración Tributaria), a cargo de Aristóteles Núñez, tuvo que llevar adelante varios módulos para que desde ahí los pequeños contribuyentes informaran de su situación al fisco.

Al fisco, sea el SAT o la Subsecretaría de Ingresos de Hacienda, lo que más le interesa en estos años es ver los grandes proveedores de los pequeños contribuyentes. No van contra las pequeñas empresas, pero sí contra sus proveedores que suelen ser grandes contribuyentes que evaden al fisco.

DE REPECOS Y NUEVOS CONTRIBUYENTES

El SAT tiene un dato fuerte al 29 de mayo de 2015. El total de pequeñas empresas contribuyentes hoy en día, sumando las que migraron del régimen de Repecos junto a los nuevos que se inscribieron al Régimen de Incorporación Fiscal, son cuatro millones 394 mil 130.

De estos, más de cuatro millones 394 mil pequeñas empresas contribuyentes, los que fueron nuevos, es decir, las empresas que estaban en la informalidad y decidieron formalizarse, fueron un millón 74 mil 640.

RETO, MOSTRAR QUE SER FORMAL
ES FÁCIL Y BENÉFICO

Insistimos: el gran reto es que las pequeñas empresas vean que sí les funciona pagar impuestos, que sí les es benéfico tener créditos en el Infonavit o seguridad social a través del IMSS, o tener un historial crediticio.

Pero no sólo eso: las pequeñas empresas podrán pagar impuestos con facilidades y de forma sencilla.

El pagar impuestos vía digital, por internet, no fue tan sencillo. En el SAT crearon la herramienta Mis Cuentas, utilizadas por varios contribuyentes. Muchos otros contribuyentes prefirieron tener un contador, pues no se les hizo fácil hacer el pago por ellos mismos.

Aquí sigue habiendo un gran reto para facilitar el pago de impuestos y que, de verdad, el contribuir al fisco se vea reflejado en ventajas crediticias, o de la formalidad, y claro que sea fácil la forma de pago. El SAT pudo comprobar que a través de la herramienta Mis Cuentas las pequeñas empresas contribuyentes pudieron registrar 21 millones de operaciones durante 2014.

MERCADOS DE BONOS AMBIENTALES

Volaris hace un esfuerzo ambiental interesante. Buscará, a través de la plataforma mexicana de Carbono MéxiCO2, certificar que cumple con estándares internacionales para bonos de carbono.

Lamentablemente todavía no existe un mercado para operar dichos bonos en México, pero sí se pueden intercambiar por proyectos ambientales a través de MéxiCO2.

Con ello, Volaris se obliga a tener reducciones de consumo de energía eléctrica, reciclaje de basuras, optimización para no utilizar más combustible del necesario en sus vuelos, tener una flota medianamente nueva (de 4.5 años), etcétera.

Vamos a ver cómo le funciona. Esto se hace bajo el apoyo de la Bolsa Mexicana de Valores, pues, en algún momento, estos bonos podrán tener mercado.


Este artículo fue publicado en Excélsior el 03 de Junio de 2015, agradecemos a José Yuste su autorización para publicarlo en nuestra página

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password