Cinque Terre

Rubén Cortés

Periodista y narrador. Director General de La Razón

Honestidad vs experiencia

Es inevitable ver nuevamente Chernobyl, la miniserie de HBO, al escuchar el concepto del gobierno mexicano sobre el conocimiento:

“Nuestros funcionarios deben tener 90 por ciento de honestidad y 10 por ciento de experiencia. Ya para irnos entendiendo mejor, porque hay quienes tienen mucha experiencia, están graduados hasta en universidades del extranjero, tienen hasta doctorados, pero son deshonestos, y a nosotros lo que más nos importa es la honestidad”.

En el sistema de gobierno que provocó el desastre demencial de la planta nuclear soviética de Chernobyl, el concepto era parecido:

“Los funcionarios en el socialismo deben tener 90 por ciento de lealtad al partido comunista y 10 por ciento de conocimientos”.

Para entender mejor lo que pueden provocar la castidad y la fidelidad, por encima del entendimiento, resulta didáctico revisar algunas frases célebres de Chernobyl:

1­.  –Hubo un accidente en Chernóbil pero me aseguran de que no hay problema.

     –Yo le digo que lo hay.

     –Prefiero mi opinión a la suya.

     –Soy física nuclear. Antes de ser secretario usted trabajaba en una fábrica de zapatos.

      –Sí. En una fábrica de zapatos. Y ahora yo mando. Por los trabajadores del mundo.

  1. –El turno de noche no tenía la formación. Ni siquiera sabía qué se haría. El responsable tenía una experiencia en el puesto de cuatro meses.
  1. –Mi amigo Yuri trabaja en la planta. Dice que funciona sin gas ni fuego, solo átomos. Dice que no debes acercarte mucho al combustible. Si lo haces, debes tomar un vaso de vodka por hora, por cuatro horas.

   –¿Yuri no es plomero?

   –En la planta nuclear, sí.

  1. –Nuestra fe en el socialismo soviético siempre será recompensada. El Estado nos dice que la situación no es peligrosa. Tengan fe, camaradas.
  1. –Me complace informar que la situación en Chernóbil es estable. En cuanto a radiación, me dicen que es el equivalente a una radiografía.
  1. –¿Científico, cómo funciona un reactor nuclear?

     –La respuesta no es tan sencilla, secretario del Partido

     –Lo diré de otra forma. Dígame cómo funciona un reactor nuclear o uno de los soldados lo lanzará del helicóptero.

  1. –Eso estuvo increíblemente bien. Pareciste un idiota ingenuo. Y los idiotas ingenuos no son amenaza.
  1. –¿Por qué? Por lo mismo que no tenemos edificios de contención alrededor de las plantas nucleares, como en Occidente, y por lo mismo que somos el único país que construye reactores refrigerados con agua y moderados con grafito con coeficiente de vacío positivo. Porque es más barato.
  1.  –¿Cuánto cuestan las mentiras? No es que vayamos a confundirlas con verdades: el peligro es oír tantas que ya no reconozcamos la verdad”.

 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password