Cinque Terre

Tere Vale

[email protected]

¿Hay tiempo de esperar?

Mientras en la oposición se pelean y discuten por quién tuvo la culpa, si algunos dirigentes se van o no, o si mejor todos nos piden perdón, Morena avanza a lo que sigue, desde los codiciados procesos en el Estado de México y Coahuila, hasta la elección presidencial del 2024.

Y ahí van los populistas, alistándose para las futuras batallas. A las pruebas me remito, ayer en Toluca todos los que tenían que estar estuvieron y salieron en la foto. Ni más ni menos, parece.

El elenco asombra y a muchos nos da temor. Claudia Sheinbaum, con su muy ensayada y mal conseguida sonrisa: Marcelo Ebrard recién desempacado de defender lo indefendible en la Cumbre de las Américas y, el más feliz, Adán Augusto López, con su galanura y dulce personalidad, embriagado con las mieles de triunfo.

Eso sí, no podían faltar en esta reunión la imagen inolvidable del fin del sexenio, esos grandes (especialmente ella) políticos y equilibrados estadistas: Mario Delgado y Citlali Hernández, su mano derecha (y a veces hasta la izquierda), los organizadores de las fiestas. No, pus sí…

Y nada de tapados, ni hay más corcholatas que las tres que ahí estuvieron, con sus rostros jadeantes, anhelantes, deseosos por complacer al dedo divino que decidirá (previa confiable consulta, claro) quien será el ungido para continuar con esta… no cuarta, sino más bien enésima destrucción de nuestro país. De terror cósmico, como diría una amiga.

Pero, aún hay más, no solo se trataba de mostrar músculo para 2024, el objetivo era dejar claro que en Edomex, desde el 2023, van con todo y ahí estaban en primera fila Higinio Martínez y la maestra Delfina, discretamente haciendo cuentas de cuantos diezmos podrán cobrar de alcanzar alguno de ellos la gubernatura soñada. ¡Emocionante! ¡Hilarante!

¿Y Monreal, apá? Pues seguramente tristeando en su hogar y con lágrimas en los ojos, deshojando la margarita y pensando si se va con este, con aquel o con el otro y a ver de a cómo nos va. ¿Y Tatiana, amá? También instalada en el sollozo, dicen que convertida en una banderilla para Claudia y algún otro más.

¿Será?

P.D.

Queridos partidos de oposición, por favor apiádense de la ciudadanía demócrata de este país, todavía somos muchos los que les suplicamos que ya entren en acción. Esta imagen que acabo de dibujar de casi un partido único repartiéndose el pastel es muy preocupante y desafortunada para México. No podemos seguir en manos de la ambición, la corrupción, la ignorancia y la estulticia, esta no puede ser la única salida para nuestro país.

Hace unos días leí una frase de un alto y sabio funcionario de la NASA que decía casi cínicamente que no hay nada que esté tan mal que no pueda empeorar. De seguir las cosas como van lamentaría mucho coincidir con esta afirmación. Ya no hay tiempo de esperar.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password