Cinque Terre

José Yuste

[email protected]

Analista financiero.

Habrá impuesto a vehículos blindados; preocupa evasión por Régimen Simplificado

Al final sí se creó un nuevo impuesto (quizá el único) y es de llamar la atención hacia dónde fue ese nuevo impuesto. No se trató hacia celulares o aguas o tabaco o alcohol, sino hacia los automóviles blindados. Es un impuesto controvertido.

Para la 4T, el nuevo gravamen hasta puede ser un impuesto fifí para quienes cuentan con el dinero suficiente para darse el lujo de tener un vehículo blindado.

Pero, para muchos otros, el auto blindado es una muestra del fracaso del Estado en combatir la inseguridad, al grado de que deben contratar un nivel de blindaje, el que sea.

El nuevo impuesto a automóviles blindados viene en la Miscelánea Fiscal 2022, que está siendo discutida en el Congreso.

¿Cómo se determinará el nuevo impuesto? “Aplicando al valor total del vehículo la tarifa establecida, multiplicando el resultado por el factor de 0.80”.

Se entiende que el factor de 0.80 es sobre el Impuesto Sobre Automóviles Nuevos, el ISAN.

En la iniciativa enviada por el Ejecutivo se menciona que es un impuesto dirigido a un grupo de personas con características particulares, que no es el grueso de la población.

Según la Asociación Mexicana de Blindadores de Automotores (AMBA), durante 2020, las ventas del blindaje cayeron de 3,500 a 3,100 vehículos en tan sólo un año. Se trata de blindajes anticristalazos y contra balas.

Al final vino un impuesto que para la 4T es de fifís y, para otros, viene siendo cada vez más por necesidad ante la inseguridad. Usted dirá.

CUIDADO CON DEJAR DE FACTURAR

El Régimen Simplificado de Confianza es la gran carta en impuestos que trae la 4T. Lo promueven desde la jefa del SAT, Raquel Buenrostro, hasta el propio secretario de Hacienda, Rogelio Ramírez de la O. No es para menos: se trata de simplificar el pago del ISR a los pequeños contribuyentes y, con ello, atraer a los pequeños empresarios a la economía formal.

Quienes ganen menos de 3.5 millones de pesos anuales podrán entrar en el nuevo régimen y sólo pagar entre 1% y 2.5% de ISR. Nada mal.

Pero Hacienda y el SAT están viendo un pequeño problema: los incentivos para la evasión de quienes caigan en el Régimen Simplificado.

Para no exceder de los ingresos de 3.5 millones de pesos anuales, muchos podrían dejar de facturar. O no deducir más gastos.

Ahí es donde Hacienda y el SAT planean meter candidatos y mecanismos para evitar la simulación.

INE Y RFC PARA MAYORES DE EDAD

El otro añadido de controversia es el RFC para mayores de 18 años, ganen o no ganen dinero. Ahí, Raquel Buenrostro, jefa del SAT, lo ha defendido argumentando el robo de identidad de jóvenes que usan los factureros. Aunque, para muchos, es un impuesto de control para que nadie se les vaya.


Este artículo fue publicado en Excélsior el 19 de octubre de 2021. Agradecemos a José Yuste su autorización para publicarlo en nuestra página.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password