Cinque Terre

Tere Vale

[email protected]

Habló el dinosaurio

Sin palabras, estupefacta y en shock me dejaron las declaraciones de hace unos cuantos días del señor López Obrador. Pensaba yo, ingenuamente, que había escuchado casi todas las mentiras y todos los argumentos absurdos del repertorio tabasqueño en ese lamentable espectáculo que es la famosa mañanera, pero…grave error, el presidente siempre es capaz de sorprendernos y superar nuestros más caros anhelos.

La cosa fue así: por defender a una de sus obras consentidas, el Tren Maya, el presidente dizque de “todos los mexicanos” terminó diciendo que los derechos humanos, el feminismo, el ecologismo y la protección de los animales, eran causas que los neoliberales promovieron en el mundo para poder saquear a sus anchas y apropiarse de los bienes nacionales. ¡Órale!

Y siguió diciendo más cosas asombrosas: que su propósito (de los conservadores, claro) era crear o impulsar estas nuevas causas (SIC) para que no volteásemos a ver que estaban robando al mundo. ¡No, pues sí!

La verdad, me dio risa, como siempre el señor habla riéndose y con un tonito burlón, en un primer momento pensé que estaba bromeando…pero conforme fue avanzando su perorata me di cuenta que estaba hablando en serio y de plano me dio mucha tristeza y miedo. Pobre de nuestro país, qué tragedia.

José Jácome/EFE

De más está decirles que estos sabios pronunciamientos pronto le dieron la vuelta al mundo y en un dos por tres teníamos reacciones desde todas partes del mundo.

Vale la pena destacar lo que dijo el director para América de Human Rights Watch, José Miguel Vivanco, quien declaró que estas aseveraciones mostraban un “desquiciamiento total” del primer mandatario mexicano que “arremete contra la protección de los derechos humanos” al afirmar que no son más que excusas para robar. Desde luego, esta no es la primera vez que HRW hace señalamientos y se sorprende por las declaraciones de AMLO. Recordemos cuando se quejó este prestigiado organismo internacional del silencio de nuestro país ante la implementación del protocolo “Quédate en México” que obliga a los migrantes que solicitan asilo en los Estados Unidos a esperar indefinidamente en México. HR también criticó la posición del primer mandatario de nuestro país quien, ante el conflicto laboral de Dos Bocas trató a toda costa de minimizarlo, a pesar de haber terminado con varios trabajadores heridos.

Mientras el presidente se da vuelo diciendo que el ecologismo es un invento neoliberal, México acude a la Cumbre del Clima de Naciones Unidas, la llamada COP26, con una representante de segundo nivel, la secretaria del Medio Ambiente, María Luisa Albores, quien asiste cargando a cuestas la desconfianza con la que el mundo ve a nuestro país por su falta de compromiso para colaborar y al menos, intentar detener el calentamiento global.

Hablemos claro, a López Obrador le interesan un comino el cuidado del medio ambiente, las energías limpias, los derechos humanos, la protección de los animales (aunque todos seamos sus mascotas) y no tiene la menor idea de que es eso del FEMENISMO, como él le dice. Así están las cosas, no nos doremos más la píldora.

En estas circunstancias el presidente se apronta a acudir a la Asamblea General de la ONU en este mes de noviembre que recién comienza. Cuando supe esto primero me apaniqué, pero después de ver que recientemente en ese recinto neoyorkino hacen hablar a los dinosaurios, me tranquilicé: seguro que con él también lo van a lograr.

 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password