Cinque Terre

Marco Levario Turcott

[email protected]

Director de etcétera

Gibrán, es la doble moral

Me urge evitar una confusión: Yo jamás cuestionaré el desmadre que cada quien eche, si le gustan mujeres u hombres, chaparritas o bajitos de alto o bajo calibre. Nunca criticaré ni a quien convoque a los placeres del amor y el deseo, y menos a esos placeres lúbricos, entre el sexo oral y el sexo por todos lados. Yo mismo soy un esclavo de esos menesteres y otros más, indecibles para mí en estas latitudes.

Lo que critico es la doble moral, la existencia de seres que quieren dictar a los demás qué hacer y cómo deben ser, con la cartilla moral en la mano.

Fuera de eso, mi admiración al divino Marqués, Emmanuel y todas, todas, las expresiones eróticas que a cada quien nos inciten al placer.

Espero haber salvado a mi alma de la pureza y mantenerla así como me gusta en estos derroteros, atormentada y más oscura que un beso negro.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password