Cinque Terre

Javier Solórzano

Gane quien gane

Ciudad de México.— En momentos de tanta tensión por la elección del próximo domingo, valdría la pena valorar a la democracia. El próximo domingo se definen muchas cosas, pero también no hay que perder de vista que quienes ganen las elecciones, quienes nos gobiernen, lo harán por 6 o por 3 años.

Ellos se irán y nosotros seguiremos en nuestra cotidianeidad. Si se nos permite, en todos los casos, nos estamos contratando, por decirlo de alguna manera, durante un periodo de tiempo. Los ciudadanos debemos tener conciencia de lo que vamos a hacer al votar y entender que nuestra decisión termina colocando a un grupo de personas en posiciones en las que decidirán por nosotros.

Si bien la democracia genera incertidumbre, no sabemos, por más que se diga, quién va a ganar; están en un mecanismo que nos permite de la mejor manera posible decidir en consenso quién gobierna.

Debemos ver el próximo domingo de una manera menos traumática de la que lo hemos venido haciendo; que gane uno u otro es parte de la decisión de una mayoría, y eso lo tenemos que acatar. Seamos sensatos y rectifiquemos la necesidad de convivir, sin importar quién gane.

La elección del domingo es la oportunidad para rectificar los mecanismos y organización que tenemos, por más que nos cuestionemos. La democracia es una forma de organización y de convivencia.

Gane quien gane, a partir del lunes, como sociedad, debemos entender que tenemos que aceptarnos unos con otros y que les guste o no quien gane, debemos entender que mayoritariamente es la decisión que se tomó para los próximos seis años.

Así como los ciudadanos debemos entender lo que nos viene, es mucho más importante que los gobernantes se den cuenta de la responsabilidad que van a adquirir. No basta con que ganen, su obligación es gobernar para todos y que no se conviertan en un pequeño grupo alentador que repita todo aquello que se han pasado criticando.

Si se ratifican las encuestas en las urnas, López Obrador será el ganador; su reto es no gobernar para un pequeño grupo del cual se ha ido allegando. Muchos de ellos han sido fustigados no casualmente. No basta con que López Obrador otorgue una especie de perdón; no es un mesías, como lo quieren hacer ver muchos de sus seguidores. 

Si gana López Obrador, más vale que entienda el tamaño del reto y que en el corto plazo muestre su capacidad para gobernar, y haga a un lado la idea de que para él, llegar a Los Pinos es una obsesión.

La gobernabilidad de las sociedades se ha convertido en uno de los retos más grandes; es el caso de México, pero todos sabemos que es también el caso del mundo entero. No hay país que no esté pasando por transiciones que terminan por cuestionar las formas en que se ejercen. Las sociedades son demandantes y a López Obrador y a cualquiera no se le va a permitir que no haga lo que ha presumido que va a hacer.

Hay que razonar el voto. Queda claro que es una elección marcada por emociones y por pasiones. Está difícil hacerlo de otra manera. Han sido muchos años en que los gobernantes en el ejercicio del poder han dejado mucho qué desear y han sido señalados por actos de corrupción e irregularidades, que hoy los tienen en el descrédito. López Obrador también ha estado en la lista de los señalados; sin embargo, las actuales condiciones y la rabia en muchos sectores de la sociedad parecen indicar que le quieren ofrecer un nuevo reto.

Habrá que ver, de aquí al domingo y el propio domingo, muchas cosas. La más importante, si la sociedad mexicana, más de 88 millones de personas, deciden ir a las urnas. Habrá que ver también si quienes en las encuestas han asegurado que votarían por López Obrador, lo hacen. Habrá que ver también si las autoridades electorales no se hacen bolas y no nos llevan a una noche sinfín el domingo.

RESQUICIOS

Paradojas del futbol. Jugando de manera extraordinaria, el Tri está como en Plaza Sésamo: cerca… y lejos de calificar.


Este artículo fue publicado en La Razón el 26 de junio  de 2018, agradecemos a Javier Solórzano su autorización para publicarlo en nuestra página.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password