Cinque Terre

Juan Carlos Servín Morales

[email protected]

“Súper bien, ganando como siempre”. México, en el pódium de la deshonra

Nuestro México mágico nunca deja de sorprendernos. A nuestro nada envidiable e ignominioso medallero de las tragedias nacionales, ahí donde se hallan los peores resabios históricos que padecemos, se añaden los “logros” del actual gobierno, tanto en el contexto de la pandemia que actualmente azota al planeta entero, como tiempo atrás, antes de este parteaguas de proporciones mundiales. Así las cosas. ¿Ineptocracia? Algunos así lo han señalado. Pero para qué andar de insidioso. Mejor, que hablen los números:

En el ámbito sanitario, donde el deterioro del sistema público de salud es añejo y no responsabilidad exclusiva de la actual administración, es de todos conocidos que la Dirección General de Epidemiología tuvo un recorte presupuestal de casi 57 millones de pesos para el actual ejercicio fiscal. Sí, ya en tiempos del “anti neoliberal” obradorismo y cuando ya se sabía que el coronavirus estaba por llegar. Apenas hace unos días México rebasó las 40 mil muertes por Covid-19 y se aproxima aceleradamente a las 50 mil; ¡sí, nuestro país es el tercero con más muertes, después de Estados Unidos y Brasil (también con gobiernos populistas)! Habrá quien diga que medir así es incorrecto debido al tamaño de nuestra población… pero si a esas vamos, México, siendo el décimo país más poblado, no necesariamente debería estar en ese oprobioso pódium. Sí, en pleno obradorismo “humanista” y cuando se ignoraron algunas recomendaciones esenciales de la OMS como el uso de cubrebocas o la aplicación de pruebas al por mayor. En tanto, los casos confirmados se acercan a los 500 mil (y eso que se estima un subregistro en el conteo).

El “rockstar” Hugo López Gatell, que merece mención a parte, había pronosticado inicialmente un máximo de 6 mil muertes. Así le fallaron los cálculos (al final de cuentas, el subsecretario está para recibir el desgaste mayor que conlleva su fallida estrategia, es un “fusible” prescindible pues). Y sí, en efecto, esto pasó durante el segundo año del obradorismo “transformador” y cuando la curva sigue siendo tal, curva, y no plana. Cifras, alternas u oficiales, hay tantas como maromas para justificar los errores del gobierno. Más allá de los posibles aciertos, los números aquí aludidos alcanzan para desnudar la crudísima realidad.

CANCÚN, QUINTANA ROO. 03JUNIO2020.- Mendez Gris y Blein Jiménez realizan un mural.
Por la pandemia mundial (covid-19) y a manera de homenaje. FOTO: ELIZABET RUIZ/CUARTOSCURO.COM

En el terreno económico, México presenta ya la peor caída en su historia (así lo subrayan diversas fuentes). De acuerdo con información del INEGI, el derrumbe es del 18.9 por ciento anual para el segundo trimestre del año (ya desde finales de 2018, todo el 2019 y durante los primeros meses del actual 2020, el crecimiento del PIB había sido magro o nulo, alcanzando cifras negativas). Sumado a ello, la cifra de mexicanos que no pueden comprar la canasta básica contemplada por el Coneval pasó de 35 a 55 por ciento. En el renglón correspondiente al desempleo, según información del INEGI, para junio alcanzó hasta el 5.5 por ciento de la Población Económicamente Activa. Además, el IMSS reportó la pérdida de más de un millón de empleos formales en el lapso que comprende de marzo a mayo. Al fin que “si va a ver una quiebra de una empresa, que sea el empresario el que asuma la responsabilidad”, expresó el clásico.

Pero, ¡agárrese!, porque según “México, ¿cómo vamos?”, nuestro país destinó apenas el 0.4 por ciento de su PIB a programas de apoyo económico frente al Covid-19 (Alemania destinó el 32%, Reino Unido el 18.8%, Estados Unidos el 14.8%, Perú el 12%, Colombia el 7.9% y Chile el 5.5%). De verdad, ¿no era posible hacer algo más para apoyar a las micro, pequeñas y medianas empresas con tal, no de otorgar beneficios indebidos, sino de salvaguardar el empleo y los ingresos de millones de personas?

En lo que hace a la violencia criminal, a finales de julio se informó que en los primeros seis meses de este año fueron asesinadas 17 mil 982 personas en nuestra nación. Esa cifra supera en 329 casos a los homicidios del primer semestre de 2019, que ya tenía el récord más alto en el último cuarto de siglo. La espiral sigue sin tocar fondo y la estrategia gubernamental en esta área también parece naufragar. Ahora, con la reciente captura de uno de los líderes criminales más importantes, se especula que la violencia podría descender. Ojalá así sea y que este aparente éxito no vaya a terminar significando una trágica disputa territorial o el surgimiento de nuevas agrupaciones delictivas.

En relación con la política, tampoco están tranquilas las aguas pues parece que en la 4T no cejarán en su intento por achicar, maniatar, desprestigiar y capturar al INE, al que el presidente en distintas ocasiones ha descalificado. Aquí merecen reconocimiento las oposiciones, los analistas e intelectuales, así como todos aquellos que alzaron la voz, se organizaron, pactaron y lograron detener el “golpe blando” que ya configuraba el abogado, doctor-doctor, vocero, experto inmobiliario y animador de televisión, John Ackerman.

¿Ineptitud, perversión, corrupción… o todas juntas? ¿Un proyecto de restauración del sistema presidencialista autoritario con poderes metaconstitucionales y semidivinos? Je Je… Mejor ni piense en ello, sea feliz y diviértase presenciando el show mañanero de moda, que en su más reciente temporada repatria al invendible avión presidencial y nos trae, como nueva adquisición de lujo, al primer actor Emilio “N”. Se avisora ya una larga temporada con estas prometedoras nuevas actuaciones como prólogo, ¡vaya casualidad!, de las elecciones intermedias en las que el nuevo régimen aspira a continuar acrecentando su presencia sea como sea, fuese como fuese, o “haiga como haiga sido”. Suficientes nuevos episodios como para que todos nos pongamos a platicar de esos que bien podríamos denominar “temas señuelo” en lugar de seguir de latosos abordando minucias como la crisis sanitaria-económica-política-social-y de seguridad. Así la “Tragicomedia Mexicana” en su más reciente volumen.

Así hablaron los números.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password