Cinque Terre

Rubén Cortés

[email protected]

Periodista y escritor.

Fiscalía no apresa a violador en serie

La Fiscalía tiene libre a un acusado de violar niños: el ex diputado de Morena Saúl Huerta, aunque le fue retirado el fuero constitucional que impedía detenerlo. La Fiscalía debió apresarlo, pero hasta hace un rato negociaba con él si se entrega o no. ¡Negociando la Ley!

Este político protegido por el partido en el poder tiene orden de aprehensión. La Fiscalía no tiene que esperar a que él se entregue, pues por su acusación no admite el perdón de las víctimas, ya que su ofensa trasciende a la persona y afecta a toda la sociedad.

Pero Saúl Huerta es de ellos. No valen los testimonios que lo identifican como “violador en serie”, pues dañó a menores con un “modus operandi”: todas las víctimas fueron del mismo género y clase social, las escogió con patrón similar, iguales engaños…

Por eso la Fiscalía de la CDMX le ha permitido hacer lo que le dé la gana. Veamos:

1.- Se aprovechó del fuero para salir libre cuando lo denunció un niño, a quien llevó a un hotel; y para evitar una prueba de semen, para que la Fiscalía la comparase con otra hallada en el calzón de la víctima.

2.- Usó el fuero para regresar a la Fiscalía y decir que los menores mienten al decir que los engañaba con promesas de conocer la capital y darles trabajo; los drogaba y abusaba sexualmente, a todos en los mismos hoteles.

3.- Cuando le retiraron el fuero constitucional, la Fiscalía no fue por él: al contrario, fue él quien dijo que se entregaría cuando quisiera.

En cambio, Rosario Robles está presa porque el Ministerio Público le inventó una licencia de conducir falsa y el juez Felipe de Jesús Delgadillo Padierna (pariente de los Bejarano) decidió encarcelarla, porque es enemiga del gobierno.

Es decir, para Huerta, que es amigo ni siquiera llegan a la “justicia y gracia” de su santón Juárez; para Rosario, que es adversaria, toda la justicia a secas de su santón Juárez. Y háganle como quieran, para eso la revolución nos hizo justicia.

Y nos les importa que un acusado de delito deleznable, como Saúl Huerta, los ponga en ridículo: les dijo que se entregaría ante un juez, pero el martes lo esperaron en dos audiencias y no llegó; ahora les dijo que buscará que lo reciban en la Fiscalía.

La investigación contra este miembro del partido en el poder cuenta con pruebas escritas, ubicaciones por Google Maps, videos… y su presunta ofensa se persigue de oficio, porque trasciende a la persona, afecta a toda la sociedad.

Pero no te falsifique el MP una licencia de manejo y te llames Rosario Robles.

Ni fianza tienes.

Te pudres en la cárcel.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password