Cinque Terre

Fernando Mejía Barquera

Periodista y profesor-investigador de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México.

Encuestas ‘post’ debate

Empiezan a aparecer las encuestas posteriores al debate del 22 de abril entre candidatos a la Presidencia. Con todas las reservas del caso —la credibilidad de las encuestas no es mucha entre un sector de la población— esas mediciones pueden dar una idea de las variaciones en la intención de voto luego de la confrontación inicial, cara a cara, entre López Obrador, Anaya, Meade, Zavala y El Bronco.

No ganó, no perdió

Ayer la dupla Reforma-Radio Centro publicó su nueva encuesta sobre preferencias electorales: AMLO, 48 por ciento; Ricardo Anaya, 30; Meade, 17; Margarita, 3; El Bronco, 2. Esta medición debe compararse con la publicada por esos medios el 18 de abril, unos días antes del debate: López Obrador, 48 por ciento; Anaya, 26; Meade, 18; Zavala, 5; y El Bronco, 2 http://radiocentro.com/carrusel/nueva-encuesta-del-2-de-mayo.html).

Según estos números, AMLO no sumó puntos, pero tampoco los perdió, mientras que Anaya subió cuatro a costa de Margarita (quien perdió dos), Meade y El Bronco (un punto por cabeza). En la encuesta de Reforma-Radio Centro solo se contabiliza la intención de voto efectiva hacia algún candidato, aunque se reconoce un 18 por ciento de “no respuesta”. Según esa encuesta Anaya habría reducido en cuatro puntos porcentuales su desventaja con respecto a López Obrador, pero todavía hay una diferencia cómoda para el tabasqueño.

Encuestadora de casa

Otra empresa, Massive Caller, encuestadora de cabecera del PAN en la actual campaña, dio el 1 de mayo estos porcentajes sobre preferencias electorales: López Obrador, 37.8 por ciento; Ricardo Anaya, 30.2; Meade, 12.5; Zavala, 5.1; y El Bronco, 1.9. Según Massive Caller el número de “indecisos” es de 12.5 por ciento (https://twitter.com/massivecaller?lang=es).

Esta encuestadora realiza mediciones vía telefónica todos los días; el pasado 15 de abril, antes del debate entre candidatos a la Presidencia, publicó los siguientes números: López Obrador, 36 por ciento; Ricardo Anaya, 27; Meade, 13; Margarita, 8.1; y El Bronco, 1.9. El porcentaje de indecisos era de 14. De acuerdo con esta empresa AMLO y Anaya subieron, mientras que los otros candidatos y los indecisos bajaron. A diferencia de la medición hecha por Reforma-Radio Centro, que da a López Obrador una amplísima ventaja de 18 puntos sobre Anaya, la de Massive Caller le concede al líder de Morena solo siete.

Mediciones preferidas

Por supuesto, cada candidato tiene su encuesta favorita. En el caso de AMLO es la de Reforma-Radio Centro porque le da una ventaja prácticamente irremontable; como dice el tabasqueño: “ni juntando los votos de Anaya y Meade podrían ganarnos”. A Ricardo Anaya las encuestas de la empresa contratada por su campaña le permiten manejar números, argumentar que es “el único que puede ganarle a López Obrador” y llamar al “voto útil”. A Meade ninguna encuesta le cuadra, por ello realizará “ajustes” en su equipo y “relanzará” su campaña, empezando por el cambio en la dirigencia del PRI, según anunciaron ayer varios medios.

En los próximos días se publicarán otras encuestas —las de Parametría, Buendía-Laredo y Consulta Mitofsky, entre las más importantes— que permitirán tener una mejor idea de cómo marchan las preferencias de voto. El conjunto de esas mediciones tendrá que ser tomado en cuenta por los contendientes, tanto para su estrategia de campaña como para planificar el debate del próximo 20 de mayo en Tijuana.

Microonda

Hoy por la noche volverá a la pantalla del Canal 2 el programa Tercer Grado; reaparecerá al aire con una entrevista colectiva de siete periodistas a López Obrador. Estarán Leopoldo Gómez, Carlos Loret de Mola, Joaquín López-Dóriga, Leo Zuckermann, René Delgado, Raymundo Riva Palacio y Denise Maerker. AMLO ha mostrado que los formatos en donde él es figura central —como el de Tercer Grado o el de la entrevista de hace unas semanas en MILENIO Televisión— le acomodan mejor que los debates entre pares donde hay reglas rígidas y poco tiempo para exponer ideas. AMLO se siente a gusto cuando tiene tiempo para explayarse en sus respuestas; suele irle bien en esas circunstancias. Será interesante ver cómo se desenvuelve esta noche y, por supuesto, en el debate de Tijuana, donde su desempeño tendrá que ser muy superior con respecto al que se le vio en el Palacio de Minería el 22 de abril.


Este artículo fue publicado en Milenio el 3 de mayo de 2018, agradecemos a Fernando Mejía Barquera su autorización para publicarlo en nuestra página.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password