Premio Nacional de Protección Nacional
Cinque Terre

Javier Solórzano

En el día tras día (43) (Ni están todos los que son ni son todos los que están)

Desde donde se vean las cosas la pandemia está siendo grave, complicada e incontrolable. Aquello de aplanar la curva o amansar al coronavirus se sigue viendo lejos y parecen más expresiones de voluntad que definición de los escenarios.

Vayamos de nuevo a lo que en varias ocasiones se ha destacado. A pesar de la experiencia en algunos países que vivieron con antelación el coronavirus, no hay fórmulas mágicas y muchas cosas se van definiendo en el día con día. Por más que se viera venir no había fórmulas que permitieran enfrentar al virus, porque todo era y es inédito, inesperado y mortal.

No hay duda que el equipo que se ha encargado de enfrentar al virus es capaz y profesional. Son mujeres y hombres que han dedicado su vida a la medicina y a la investigación, son reconocidos no sólo en México sino también en el mundo. Son los responsables de paliar un momento que está marcando la vida de generaciones, nadie duda de su esfuerzo y capacidad.

Por un lado está el personal de salud en “la primera línea” y, por otra parte, están quienes diseñan estrategias e investigan buscando desde vacunas hasta fármacos que puedan mitigar los innumerables problemas.

Sin embargo, no están todos los que son ni son todos los que están. La semana pasada conversamos con varios médicos y científicos que nos plantearon la necesidad de abrir el equipo responsable de enfrentar al Covid-19.

Las cosas cada vez están más complicadas, a pesar del discurso oficial, da la impresión de que por momentos estamos siendo rebasados y que no hay manera de tener un control real ante la pandemia.

Los doctores Alejandro Macías, Fernando Vidal y Miguel Ángel Navarro, quien es senador por Morena, nos plantearon la imperiosa necesidad de sumar, como nunca antes, esfuerzos ante lo que está pasando. No se trata de entrar en una suerte de debate o cosa parecida, se trata de dialogar para escuchar otras voces sobre cómo abordar en esta etapa la pandemia. A querer o no el Gobierno se ha ido cerrando en diversas áreas, no está escuchando voces que le podrían ser de profunda utilidad.

Nadie va a resolver el problema solo. Ante la pandemia las voces de doctores y científicos pueden ser un factor central para buscar la manera de paliar la enfermedad. Pueden ser también una mirada nueva en medio de una situación en donde refrescar las ideas puede ser un impulso, al tiempo que escuchar perspectivas de profesionales capaces y comprometidos.

El propio senador por Morena nos planteó que está “en la mejor disposición” de que a través del Senado se convoque a otros “destacados especialistas” del país para discutir cuál es la mejor estrategia para enfrentar la pandemia, particularmente por lo que estamos viviendo ahora.

“Las cosas, nos dijo, han cambiado muy rápido, cada vez hay más problemas y el número de decesos crece de manera dramática y dolorosa”.

No se trata de hacer un alto en el camino porque técnicamente no se puede. Lo que sí se puede es discutir la realidad que nos está avasallando por más que el discurso oficial tienda a destacar lo positivo, estamos en medio de un momento cada vez más delicado que crece y no se ve cómo podamos pasar a una siguiente etapa.

Insistimos en que nadie puede solo. Sumar en tiempos como los que estamos viviendo va a fortalecer al Gobierno, el cual ha sido reticente a escuchar otras voces que no sean las propias. Por más anunciada que ha sido la llegada de la etapa más crítica, no termina por llegar del todo lo que obliga a sumar esfuerzos, experiencias  y conocimientos.

No es tiempo de escatimar nada y a nadie, por más que se la pasen entre filias y fobias.

RESQUICIOS

Que conste. Para qué acabar con fideicomisos sin debatirlos o para qué debatirlos, como en el caso del cine, si a la mera hora hacen lo que quieren. A lo mejor fue un buscapiés y al rato lanzan un nuevo intento; la muy movida industria del cine evitó, por lo pronto, el absurdo desaguisado.


Este artículo fue publicado en La Razón el 25 de mayo de 2020, agradecemos a Javier Solórzano su autorización para publicarlo en nuestra página.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password