Cinque Terre

Javier Solórzano

En el día tras día (41) (Quien expone se expone)

En el tema de las mujeres el Presidente no ha podido resolverlo del todo por más que se esmere su equipo y sus simpatizantes.

El Presidente no ha dejado de ver la crítica como una estrategia de sus adversarios, no le da un sentido dialéctico. Quien gobierna es invariablemente sujeto de la observación, la crítica, la envidia y los ataques. El Presidente sabe bien de ello, porque durante muchos años entendió que la crítica era una forma de ver al poder y era también una de las formas de intentar acceder al poder.

Cuando se pasa por alto la crítica o se le menosprecia se cierra el diálogo. Es cierto que el Presidente es sujeto diariamente de una infinidad de observaciones, críticas y hasta agresiones verbales, muchas de ellas marcadas por la pasión, posiciones políticas e ideológicas y no necesariamente por el conocimiento.

Recordemos aquello de que quien expone se expone y más si lo hace desde el ejercicio del poder.

El Presidente es el referente y además prevalece por mucho en el imaginario colectivo. Se expone diariamente a través de las mañaneras y a través de declaraciones, las cuales invariablemente llevan mensaje con nombre y apellido. Lo que diga trasciende y es la crítica y sus furibundos seguidores quienes lo hacen más grande o más chico, independientemente del peso de sus declaraciones.

En el tema de las mujeres no vemos un ataque a su persona y Gobierno como dice. Lo que se ve es que no se ha dado una definición convincente en un asunto que se ha convertido en el más sensible de los últimos años.

Los intentos de interpretación de lo que dice el tabasqueño lo hacen su equipo y mujeres simpatizantes, pero por ahora hay una percepción de que no hay una visión del Presidente que satisfaga del todo al movimiento femenino.

En la manifestación de las mujeres, previa a la pandemia, el Presidente fue sujeto de críticas fuertes por lo que se considera una indefinición en un tema de necesaria definición. Las referencias de diversas organizaciones, sobre lo que interpretan como una posición distante en temas como el feminicidio, ha colocado aún más críticas hacia las posiciones del  Presidente.

Al presumir que la crítica viene de sus adversarios y no de procesos dialécticos, propios de la condición humana y de ejes para una mejor gobernabilidad, todo lo que se diga es visto con distancia o asumido como si viniera con intenciones para agredir o desestabilizar.

Es cierto y evidente que hay grupos que quieren enfrentar al Presidente, porque se están viendo afectados en sus intereses, no sólo es lo económico también es lo ideológico, se sienten agredidos hasta en su forma de ver la vida y el mundo.

Estamos ante un cambio decidido colectivamente. Si las cosas no son como las imaginábamos no queda de otra que pelear por transformarlas y para eso están las elecciones. Imaginar la salida de López Obrador es un absurdo cargado de irresponsabilidad social y legal.

Sin embargo, lo que sí está en el centro es lo que hace y dice el Presidente, lo cual debe ser sujeto de la crítica. El Presidente no debe ver de manera limitada la crítica como si fuera únicamente parte de una estrategia de sus adversarios. Verlo así es perder de vista el sentido de país, democracia y libertad.

El feminicidio, regresemos, es un tema tan delicado y oprobioso que hay que enfrentarlo de manera directa sin interpretación alguna.

Sean sus adversarios o no, con el feminicidio y con el tema de las mujeres el Presidente tiene que ajustar su discurso y no dejar en nadie más la interpretación de lo que piensa y aseguran que cree.

  RESQUICIOS.

Es un enigma el porqué de la propuesta de Ramírez Cuéllar. No se sabe si fue un buscapié o si en el fondo salió de su ronco pecho. La propuesta fue desechada sin dejarla crecer. Suponemos se dieron cuenta de lo que les venía, si fue buscapiés ya se habrán dado cuenta.


Este artículo fue publicado en La Razón el 21 de mayo de 2020, agradecemos a Javier Solórzano su autorización para publicarlo en nuestra página.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password