Cinque Terre

José Yuste

[email protected]

Analista financiero.

El usted disculpe de Prosa; ¿Y la Condusef?

El sábado pasado, en el país, dentro de las tiendas de autoservicio y departamentales fue un caos. Carritos llenos de mercancías que dejaban en las largas filas para pagar, clientes gritándoles a los cajeros que si ellos les iban a devolver la comisión de sacar dinero del cajero automático, personas que se quedaron a la buena voluntad de los capitanes de meseros o dueños de los restaurantes porque no podían pagar lo consumido (como Mario Di Costanzo, expresidente de Condusef). Así transcurrió el sábado pasado en la Ciudad de México y muchas ciudades del país, en un caos total.

Todo porque Prosa, la empresa de medios de pago más grande del país, tuvo una falla en su servidor de Santa Fe, en la Ciudad de México, y ni siquiera tuvo un sistema de respaldo. Nada. Prosa es dueña de buena parte de las terminales puntos de venta en el país, y por lo tanto, las tarjetas no podían ser leídas en comercios, restaurantes, cines. Los clientes no pudieron pagar.

BBVA-CITIBANAMEX CON E-GLOBAl SE DESMARCAN

Las redes sociales fueron testigo del malestar de los tarjetahabientes. Algunos bancos se tuvieron que desmarcar, como BBVA, que recordó que ellos no utilizaban Prosa. Es el mismo caso de Citibanamex, pues ambos utilizan otro procesamiento de pago, propio, el de E-Global. Y ahí les fue bien.

HSBC, SANTANDER y MULTIVA COMUNICARON; AMERICAN EXPRESS…

Otros bancos también estuvieron sumamente activos, como HSBC o Santander, explicando que eran las terminales puntos de venta de Prosa, no un problema propiamente del banco. Banco Multiva explicó desde el principio hasta que se repuso el servicio.

Aunque en esos momentos, los cuentahabientes, y con toda la  razón del mundo, estaban hechos una furia: Prosa les había echado a perder su sábado, su tiempo libre y, desde luego, no podían pagar.

American Express fue otra de las ganadoras, pues utiliza sus propias terminales puntos de venta y sus clientes no tuvieron problemas.

 NO HAY CONDUSEF

El sábado pasado, la autoridad, la defensora de los usuarios de los servicios financieros, la Condusef, ni se apareció.

¿Para qué tenemos un ombudsman de los servicios financieros si no está cuando se le requiere?

La Condusef prácticamente no existió el sábado pasado.

Vaya, ni siquiera para un comunicado. Ni siquiera en redes sociales, como Facebook o Twitter.

La Condusef es la que debe estar pendiente a favor del consumidor de servicios financieros. Para eso se creó después de la discusión del Fobaproa. Y ni siquiera se tomó la molestia de informar. Ausente.

PROSA, COMO SI NADA

Y la que dijo un “usted disculpe, mi servidor ya fue restablecido”, así como si no hubiera pasado nada, fue la encargada de las terminales puntos de venta Prosa, que también tuvo una comunicación y actuación que fue para llorar. Ahora, ¿a Prosa no le va a pasar nada, ni una multa, ni un llamado de atención, ni una revisión en sus sistemas?

El cliente bancario en México estuvo en la indefensión el sábado pasado. Mejor fueron los bancos que estuvieron avisando y comunicando, que la Condusef y Prosa. Un desastre.


Este artículo fue publicado en Excélsior el 12 de agosto de 2019, agradecemos a José Yuste su autorización para publicarlo en nuestra página.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password