Cinque Terre

Ingrid Motta

[email protected]

Ingrid ha sido reconocida en varias ocasiones como una de las 100 mujeres más poderosas en los negocios por la revista Expansión, una de las 45 líderes de mercadotecnia por la revista InformaBTL, así como una de las mujeres más influyentes en el campo de la tecnología por el periódico El Universal.

El señor esté con ustedes ¿y con su espectro?

Recientemente escuchamos acerca de la predisposición del presidente López Obrador por la incorporación de temas y acciones religiosos dentro de actos de gobierno.

Sorprende y preocupa el hecho que la “La Visión de Dios” obtuvo el pasado 10 de abril del 2019 la concesión de radio única de tipo social en la frecuencia 101.9 FM de Mérida, a la vez que no dio un similar cause positivo a otras dos solicitudes presentadas por “Radio Tonatiuh” y de “Arte y Cultura por Solidaridad, A. C.”.

 

Mas preocupante aún y sospechoso, resulta la coincidencia de que esta decisión coincide también con una reciente reunión que sostuvo AMLO con el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT). Pero, esta puede ser sólo otra historia.

La Constitución Mexicana establece muy claramente en su artículo 24 que: “Todo hombre es libre para profesar la creencia religiosa que más le agrade y para practicar las ceremonias, devociones o actos del culto respectivo, siempre que no constituyan un delito o falta penados por la ley. El congreso no puede dictar leyes que establezcan o prohíban religión alguna”.

Ahora bien, si nos vamos al artículo 130 en su quinto inciso “Los ministros no podrán asociarse con fines políticos ni realizar proselitismo a favor o en contra de candidato, partido o asociación política alguna. Tampoco podrán en reunión pública, en actos del culto o de propaganda religiosa, ni en publicaciones de carácter religioso, oponerse a las leyes del país o a sus instituciones, ni agraviar, de cualquier forma, los símbolos patrios”.

Todo parece indicar que ante la falta del IFT de profundización e investigación acerca del origen y actividades del grupo “La visión de Dios”, que en su nombre lleva la fama, habrá que crear unos nuevos mandamientos (aunque basados en católicos, no evangélicos) para el otorgamiento de concesiones sociales de radio para la prestación de servicios de telecomunicaciones.

Una opción es estos nuevos mandamientos, pueden quedar en los siguientes términos:

 

10 mandamientos para el otorgamiento de concesiones sociales de radio

  • Amarás el Estado Laico sobre todas las cosas
  • No tomarás el nombre de la Constitución en vano
  • Santificarás las leyes de telecomunicaciones
  • Honrarás a las instituciones competentes en la materia telecom
  • No matarás los principios del Estado Laico sobre pluralidad y separación Estado-Iglesia
  • No te entrometerás en actos de la vida social si tu objetivo es de carácter religioso
  • No robarás las conciencias de los funcionarios para lograr tus fines propagandísticos
  • No darás falsos testimonios ni mentirás (si te llamas la Visión de Dios, es por algo, aunque el IFT se haga de la vista gorda sobre tu carácter religioso)
  • No consentirás pensamientos ni deseos impuros (existe una clara separación entre Estado e Iglesia para que éstas no ejerzan una influencia social y cultural en contra del Estado Laico)
  • No codiciarás los bienes ajenos (el chiste se cuenta solo)

Si hace como ganso, camina como ganso y grazna como ganso, eso no le da derecho a “La Visión de Dios” a librar el artículo 16 de la Ley Asociaciones Religiosas y Culto Público que a la letra indica:Las asociaciones religiosas y los ministros de culto no podrán poseer o administrar, por sí o por interpósita persona, concesiones para la explotación de estaciones de radio, televisión o cualquier tipo de telecomunicación, ni adquirir, poseer o administrar cualquiera de los medios de comunicación masiva”.

Llevamos ya un largo tramo de nuestra historia en la purificación de lo público y lo privado; lo nacional y lo internacional, así como lo estatal y lo religioso. La tarea de separar los poderes terrenales de aquellos divinos es compleja. Hoy toca lo mismo en temas de telecomunicaciones.

Así que no podemos ir en paz, este asunto definitivamente no ha terminado.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password