Cinque Terre

Javier Solórzano

El Paso, la secuela

Remitirnos a la dolorosa y triste tragedia en El Paso es pensar y repensar las cosas a partir de una forma de pensamiento de una amplia franja de la sociedad estadounidense.

No todos se atreven a hacer lo que hizo Patrick Crusius, pero quizá a muchos les haya pasado por la cabeza hacerlo. EU está bajo una confrontación interna, que las élites evaden o no quieren ver. Llama la atención que no hayan surgido voces sensatas y analíticas sobre el pasado fin de semana;  a lo que suma lo de ayer en otras dos comunidades de EU.

Las interpretaciones que hace la clase política, aprovechando la inminencia del proceso electoral, van por los terrenos de las impugnaciones mutuas. Pocas voces van a la esencia del problema, el cual tiene que verse como parte de una paulatina descomposición social; a lo que se añade el creciente nivel de pobreza en las afueras de las grandes ciudades.

Sin duda, la economía de EU está creciendo, pero enfrenta  un dilema mayor, porque a pesar de ello crece la pobreza, se concentra el capital y lo más grave es que este coctel está llevando a divisiones sociales internas cada vez más marcadas.

Lo que pasó el sábado suma dramáticamente otro componente. Las minorías juegan un papel cada vez más relevante en la economía, en la política y en la sociedad. Ya no son sólo “las minorías”, tienden a crecer y su influencia es cada vez más notoria.

El ataque a los mexicanos procede de una concepción xenófoba y racista que se asume como una identidad del ser estadounidense. Se ha ido olvidando el origen mismo de EU, y es probable también que en algunas zonas del país haya pasado a segundo plano la enseñanza de la rica y admirable historia de cómo se conformó e integró  esa nación.

Lo de El Paso, si a alguien cuestiona, es a los propios EU. Algo se está haciendo mal porque no se tiene la capacidad de cambiar la dinámica del pensamiento de muchos ciudadanos; en particular, jóvenes como los que perpetraron los atentados del sábado y de ayer.

La defensa de la supremacía blanca lleva a situaciones graves, delicadas, que no se pueden repetir, como sucedió en la Segunda Guerra Mundial. EU se ha ido metiendo en un tobogán, en donde al igual que otras naciones, los políticos terminan por estar cada vez más lejos de sus gobernados, al tiempo que los empresarios viven con el único objetivo de incrementar sus ingresos.

EU se ha ido dividiendo y puede estar en camino de dejar de ser la nación integradora de razas. La vida del país no se puede concebir en su historia, en su presente y su futuro sin los mexicanos; a querer o no.

Es un origen común, es una influencia mutua y, desde hace algún tiempo, es una presencia económica manifiesta en la relación bilateral y en el concurso de los mexicanos en la economía del país.

¿Qué puede llevar a un joven a manejar durante 10 horas para perpetrar un asesinato colectivo? Ayer le decíamos que en esto no hay arrepentimientos ni ocurrencias. La decisión de Patrick Crusius se estableció a partir de un entorno en el que no está solo.

Los discursos y los tuits del presidente Trump pudieron fortalecer su decisión. El entorno y los ataques sistemáticos en contra de migrantes y de la comunidad hispana, particularmente mexicana, han creado un ambiente que quizá lo llevó a hacer valer el absurdo del supremacismo blanco.

Su mensaje no fue sólo la muerte, era, y sigue siendo, la amenaza y la agresión.

Hasta ahora no ha habido una voz sensata que marque un alto y que convoque a medidas únicas para que la pesadilla bajo la que viven, y seguirán viviendo en EU, pueda ser frenada o, al menos, acotada.

RESQUICIOS.

Se acerca el final de los Juegos Panamericanos. Se puede ir concluyendo que la delegación mexicana ha tenido un muy buen desempeño. Ya entramos en los ofrecimientos que no se ve nada fácil que se puedan cumplir, con todo y la casota de Las Lomas, sin dejar de ver el lamentable espectáculo entre dirigentes y un legislador que no deja el escenario.


Este artículo fue publicado en La Razón el 7 de agosto de 2019, agradecemos a Javier Solórzano su autorización para publicarlo en nuestra página.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password