Cinque Terre

Rubén Cortés

Periodista y narrador. Director General de La Razón

El Papa con Fidel, Evo, Correa y… AMLO

En pocas semanas, el Papa se reunió con cuatro grandes exponentes del populismo latinoamericano: 6 de julio con Correa y el 8 con Evo; 20 de agosto con Fidel y ayer con AMLO. Así como Paceli hizo el concordato con el nacionalsocialismo, Bergoglio parece hacerlo con el “socialismo del siglo XXI”.


De los tres pontífices que visitaron Cuba desde 1998, Francisco fue el único que hizo mutis sobre la falta de democracia y derechos humanos, mientras que dos días después en Estados Unidos, la democracia más sólida del mundo, criticó que allí no se busque “generar nuevas oportunidades”.


Pero confraterniza con los populismos, como ayer, que dio el banderazo a la gira política de AMLO por Europa para promover a Morena y que el político tabasqueño midió al dedillo, para iniciarla, entregando una medalla al Papa marxista.


Con la bendición del Papa, ningún ejemplo mejor que este eurotour para evidenciar el populismo de AMLO si se recuerdan las críticas de éste al expresidente Vicente Fox por los frecuentes viajes que realizaba al extranjero:


“Va regresando de Canadá y ya se va a España. ¡Que ya le pare el Presidente! Por eso si gano las elecciones presidenciales terminaré con el turismo político, porque no se puede viajar al extranjero sin ton ni son”.


Ahora es AMLO quien llegó hace poco de Florencia y vuelve a cruzar el charco, lo cual debería hacer a menudo para que se cultive y, si un día alcanza la Presidencia, tenga referentes internacionales al tomar decisiones.


Sin embargo, a Enrique Krauze le dijo que extrañaba que le preguntara si era cierto que no tenía pasaporte, pues el presidente Venustiano Carranza nunca había cruzado la frontera: “Hay que concentrarse en México. Para mí la mejor política exterior es la buena política interior”.


No obstante, ahora realiza un eurotour “contra la corrupción”, que incluye dictar una conferencia titulada “La lucha por el renacimiento de México”, en la Casa de América Latina, en París, el 16 de octubre.


Pero no es casual que eligiese El Vaticano como arranque, pues AMLO es un político conservador en cuestiones religiosas: el 11 de junio admitió que “eso del aborto y las uniones gay lo considero como algo no tan importante”.


La Iglesia aceptó enseguida que “Obrador es muy conservador, aplaudimos que defienda los valores sobre los que se debe basar una sociedad sana y correcta. Cuando fue Jefe de Gobierno, la Iglesia mantuvo una magnífica relación con él”.


Además, un ex asesor suyo, Pedro Arellano, dirige el semanario de la Arquidiócesis de México, que reprueba la legalización de la interrupción del embarazo y el derecho de homosexuales a casarse y adoptar.


Y ahora AMLO tiene el benedícite  de Francisco.



Este artículo fue publicado en La Razón el 15 de Octubre de 2015, agradecemos a Rubén Cortés su autorización para publicarlo en nuestra página

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password