Cinque Terre

Javier Solórzano

El oscuro objeto del deseo

Si algo prevalece en la discusión que se ha dado estos días sobre la Reforma Educativa ha sido la tripa. El eje sobre el cual ha girado el debate y los dimes y diretes ha sido una vez más López Obrador; de nuevo ha impuesto la agenda.

Ayer, muy a su manera, dio por terminado el tema. Dijo que ya no iba a hablar más sobre el asunto. Sigue imponiendo los ritmos, los tiempos y los movimientos. Sabe que lo que diga será retomado por los otros, empezando por sus adversarios y cerrando con los medios de comunicación, a los cuales, todo indica, ahora sí ya ha empezado a querer.

Desde hace varios años los medios tienen en su centro a López Obrador, para su bien y para su mal. De que forma parte de la agenda de los medios ya no puede haber duda, sin pasar por alto que durante también mucho tiempo fue materialmente agredido y aislado.

Lo que son las cosas: aquellos que más lo atacaron y maltrataron resulta que ahora son medios que le son cercanos. Es una vieja historia en que los hombres y mujeres del poder político, quienes gobiernan, terminan por establecer relaciones cercanas, incluso de complicidad, con los dueños de los medios de comunicación; pareciera que no hay quien se salve.

Entendiendo que estamos en tiempos de campañas, en los cuales mucho se dice para llamar la atención y ganar votos, hay temas ante los que está obligado a abordar con cuidado y análisis.

La educación es un asunto ante el cual todos tenemos derecho a opinar, porque todos estamos sujetos, de alguna u otra forma, a ella. Ya sea porque puede ser nuestro trabajo, porque tenemos hijos en edad escolar, porque se es estudiante y porque la educación es un tema de todos en el desarrollo de la sociedad.

Sin embargo, para la creación de políticas públicas y de reformas, la responsabilidad recae centralmente en los especialistas y en quienes centralmente conforman el proceso educativo.

Se puede estar a favor o en contra de la Reforma Educativa, pero negar o desconocer el gran trabajo que está detrás de ella no tiene sentido. Es negar lo que muchos maestros, padres de familia, estudiantes y especialistas trabajaron sobre el tema a lo largo de por lo menos tres años, en todo el país, a través de consultas regionales.

Esto no significa que la reforma sea perfecta o esté terminada, es por principio un proceso inacabado. Ante la eventualidad de que en las elecciones triunfe un candidato que la quiere derogar, valdría la pena que en verdad revise lo que se ha hecho y cómo se llegó al momento actual.

El haber empezado la reforma en los temas administrativos provocó abiertas críticas, muchas de ellas con profunda razón; en su momento nos sumamos a ellas.

Sin embargo, estamos ante otra etapa del proceso que, si bien merece la crítica, tiene elementos para una buena discusión con base en lo que se ha hecho, y no para derogarla en automático.

RESQUICIOS.

Así nos lo dijeron ayer.

José Antonio Crespo, del CIDE:

Después del primer debate, Ricardo Anaya subió un poco y López Obrador se mantuvo en los mismos números. El candidato del Frente no le quitó puntos al tabasqueño, se los quitó a Meade y a Margarita; la brecha se cerró poco.

La expectativa en el segundo debate es si Anaya se le puede acercar a AMLO; si las cosas no cambian, la ventaja no va a variar.

El tema de política exterior que estará en el segundo debate es de entrada bueno para Meade, no necesariamente lo es para López Obrador. En el caso de Anaya suponemos que estará bien asesorado. La cuestión es que no es un tema que le llame la atención a la opinión pública.

Otro elemento del debate es conocer cuál va a ser el papel que va a jugar la gente en el mismo, será interesante saber cómo fue el proceso de selección.

No veo motivaciones para el voto oculto. Las encuestas pueden tener márgenes de error, pero no se ve que puedan ser diferentes de lo que se percibe.

La gran batalla a partir del lunes podría ser por el Congreso.


Este artículo fue publicado en La Razón el 16 de mayo de 2018, agradecemos a Javier Solórzano su autorización para publicarlo en nuestra página.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password