Cinque Terre

José Yuste

[email protected]

Analista financiero.

El lío de Dos Bocas

Muy temprano ayer vimos la nota del Financial Times: Arturo Herrera, subsecretario de Hacienda, decía en una gira por Inglaterra que la construcción de la refinería en Dos Bocas, Tabasco, se suspendía para darle paso a Pemex a utilizar ese dinero (dos mil 500 millones de dólares, decía la nota) en Exploración y Producción. La versión cobró notoriedad porque decía, de manera precisa, lo que los mercados querían escuchar. Sin embargo, la nota tuvo de inmediato un freno. Durante la conferencia mañanera, el presidente López Obrador desmintió la versión.

Incluso, adelantó que la Refinería de Dos Bocas va tan fuerte que su anuncio será el platillo principal para festejar el 18 de marzo, fecha de la nacionalización petrolera por el general Lázaro Cárdenas.

NAHLE, EN CONTRA DE LA VERSIÓN HACENDARIA

Surgieron otras reacciones. Una de ellas corrió a cargo de Rocío Nahle, secretaria de Energía, quien estuvo en varios noticieros matutinos, desmintiendo a la Secretaría de Hacienda. En otras palabras, eso de la solidaridad dentro del gabinete, por lo menos, ayer no se vio por parte de la secretaria de Energía, quien ha estado en los reflectores por los debates de si dijo o no que se tenía que dejar de importar combustible.

El caso es que ayer Nahle salió con todo en contra de la posible versión hacendaria, al fin y al cabo, la secretaria sabe que Dos Bocas es el proyecto del Presidente. Iba a la segura. Habló de que la refinería de Dos Bocas estaría lista en tres años con una inversión que va de entre seis mil a ocho mil millones de dólares.

La secretaria de Energía no se detuvo a ver, si de verdad, lo había dicho Arturo Herrera. No pidió hablar con nadie de Hacienda. De inmediato saltó a los medios para ir en contra de lo que decía un funcionario de su propio gobierno.

LO QUE QUIEREN LOS MERCADOS

Lo cierto: López Obrador tiene claro que quiere construir la refinería de Dos Bocas. La ve como un proyecto clave para levantar la débil economía de su estado natal, Tabasco. Y también lo ve como un tema de sustituir tantas importaciones de gasolina.

El debate se da porque los analistas energéticos consideran que refinar el crudo mexicano, que es muy pesado, resulta muy costoso. Y señalan que es más fácil hacerlo en refinerías ya instaladas de Estados Unidos y que tienen capacidad ociosa.

Además, recuerdan que existen seis refinerías en México, y mejor sería modernizar algunas de ellas. Además, donde Pemex más gana dinero es en producir y exportar petróleo, y es donde los analistas quieren ver a la empresa productiva del Estado.

Por ello, cuando los mercados vieron que Financial Times traía una versión de Arturo Herrera sobre lo que quieren escuchar (que el gobierno privilegia la Exploración y Producción en lugar de la construcción de la nueva refinería), tomaron como buena la versión.

La verdad es que hay pocos entrecomillados en la entrevista con Herrera, es decir, no es seguro que el subsecretario hacendario se haya ido por la libre y lo haya dicho así. Vale añadir, Carlos Urzúa y Arturo Herrera, secretario y subsecretario de Hacienda, son figuras clave que hoy en día dan certeza a los mercados. Y ayer fueron presas de la animadversión con Nahle.

DISNEY-FOX Y QUE EL IFT CONDICIONA UN POCO MÁS

El Instituto Federal de Telecomunicaciones sí condicionó, como era de esperarse, la fusión Disney-Fox. Pero al analizar el mercado mexicano, el IFT supeditó la compra que realiza Disney de Fox con una mezcla de condiciones que habíamos visto en Europa y en Brasil.

Resulta que en México la fusión Disney-Fox no sólo trae concentración en las transmisiones deportivas, sino en las de “canales fácticos”, que tienen que ver con historia y estilo de vida. Por eso, el IFT le pide a Disney que se quede con los canales A+E. History, H2 y Lifetime, pero obliga separación administrativa y comercial de National Geographic y Nat Geo Wild. De igual manera, en el mercado de transmisiones deportivas, el IFT permite a Disney quedarse con los canales de ESPN, pero vender todos los de Fox Sports (derechos, infraestructura, canales), en un lapso de seis meses. Como se lo dijimos: la fusión Disney-Fox se iba a condicionar, y qué bueno.


Este artículo fue publicado en Excélsior el 13 de marzo de 2019, agradecemos a José Yuste su autorización para publicarlo en nuestra página.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password