Cinque Terre

Moisés Sánchez Limón

[email protected]

El Jefe López

¡Bravo! ¡Bravo!, elevaron la voz aquellos que aplaudieron, como algo nuevo y justiciero, al anuncio cual obsequio de Andrés Manuel para entregar la Pensión Universal a quienes han llegado a los 65 años de edad y que en 2024 percibirán unos seis mil pesos bimestrales.

¡Aleluya! ¡Aleluya! Y, entornando la mirada, aplaudieron…

Pero…

¿Recodará el licenciado López Obrador lo ocurrido en materia de la Pensión Universal en el Congreso de la Unión en el pasado reciente, el del odiado neoliberalismo de la LXII Legislatura Federal?

Sin duda, el licenciado presidente lo recuerda pero su estrategia propagandística no tiene ni tendrá espacio para echar la mirada en el retrovisor que refrescaría la memoria a millones de mexicanos que están en esa línea de cambiar su voto por espejitos.

Mire usted. No es que ande con el ánimo de joder recordándole tiempos idos de la política mexicana que tiene muchas aristas; pero es elemental cuando desde las tribunas públicas en el país, inmerso en el proceso electoral calificado como la madre de las elecciones, se miente impunemente.

Y más cuando el licenciado Andrés Manuel ha dado rienda suelta a sus excesos verbales y engaña con la verdad, rechaza que haga campaña y propaganda partidista desde la mañanera, cuando la médula de sus homilías tiene el sustento electorero, de eso que llama politiquería. Escupir al cielo con la idea de que nada pasará. Pero…

Cuestión de escuchar o leer sus homilías para encontrar las frases en plural en las que el inquilino de Palacio descalifica a sus críticos y opositores, lo mismo a los intelectuales que a los periódicos y, en fin, a los medios que cotidianamente son espejo de lo que ocurre en el país y lo que ocurre es una creciente inconformidad con el licenciado presidente y sus puntadas de corte santanista.

Porque, sólo faltará que en ese ánimo de contar con recursos públicos para apisonar a la ruta de la 4T y soportar el gasto del Tren Maya, el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles y la Refinería Dos Bocas, nos cobren por cada ventana que tengamos en nuestros domicilios. No es broma.

¿Cuánto cuesta la estrategia electoral elaborada desde la oficina principal de Palacio Nacional para evitar que la oposición se haga de la mayoría en la Cámara de Diputados?

Cuesta lo que Andrés Manuel dispone que cueste, pero con mayoría de oposición el Presupuesto de Egresos de la Federación de 2022 saldría con ajustes a su propuesta, es decir, despojado de rubros para atender voluntarismos y, en cambio, privilegiar prioridades. Y una de ellas, indudablemente, es la Pensión Universal.

El punto, empero, es precisamente cómo el licenciado López Obrador ha operado con este factor de justicia social que ha hecho suyo pero fue aprobado en la LXII Legislatura Federal, en aquella época de las reformas estructurales de los odiados neoliberales.

Veamos. El 18 de marzo de 2014 el pleno de la Cámara de Diputados aprobó –en lo general por 287 votos a favor, 167 en contra y 3 abstenciones; y, en lo particular con 240 a favor, 202 en contra y cero abstenciones– el decreto que expide la Ley de la Pensión Universal, y reforma, adiciona y deroga diversas disposiciones en materia de seguridad social para establecer el Seguro de Desempleo.

La previsión fue que la pensión universal, beneficiara a 66 por ciento de las personas de 65 años y más que carecen de pensión. Al principio –se citó en ese momento– la pensión será de 580 pesos, pero subirá gradualmente cada año hasta llegar a los mil 98 pesos.

Además, se aprobó que el gobierno federal creara un fondo solidario con una aportación del 0.5 por ciento, que representa 9 mil millones de pesos anuales, que serán regulados a través de un fideicomiso. ¿Dónde está ese fondo? ¡Se lo gastó la 4T en dos años!

Pero, vaya, luego en octubre de 2017 en el Senado se concluyó el procedimiento legislativo iniciado en septiembre de 2012 con una iniciativa impulsada, entre otros, por el hoy diputado federal Benjamín Robles Montoya y la diputada Dolores Padierna Luna, Armando Ríos Piter, Lorena Cuéllar y Raúl Morón, entonces integrantes de la bancada del PRD.

Cuartoscuro

El Proyecto de Decreto refería:

“Único. Se adiciona la fracción XII al artículo 3°,el inciso d) a la fracción VI del artículo 5°, se adiciona el CAPÍTULO SEGUNDO, DE LA PENSIÓN UNIVERSAL PARA LOS ADULTOS MAYORES, en el artículo 9 bis, la fracción IV al artículo 16,todos de la Ley de los Derechos de las Personas Adultas Mayores, para quedar como sigue:

“Artículo 3o. Para los efectos de esta Ley, se entenderá por:

“I. al XI.…

“XII. Pensión Universal para los Adultos Mayores: Apoyo económico mensual universal para adultos mayores de 65 años que no podrá ser menor a la mitad del salario mínimo general fijando por la Comisión Nacional de Salarios Mínimos de acuerdo al área geográfica donde resida el beneficiario”.

¿Y sabe usted que ocurrió cuando el licenciado López Obrador se hizo de la Presidencia de la República el 1 de diciembre de 2018? Cambió las reglas y, a los adultos mayores de los centros urbanos, les elevó a 68 años la edad para recibir la pensión universal y, a los residentes en el sector rural e indígenas, los ubicó en los 65 años como beneficiarios.

Buena estrategia, primero los pobres, atendió con prioridad a quienes votan y tienen autoridad tradicional en el sector rural. Luego, luego los de las ciudades. ¡Ah!, pero se trata de evitar suspicacias y por tanto la pensión se comenzará a entregar en julio, un mes después de la elección intermedia que dirimirá en las urnas el domingo 6 de junio.

Vivillo, vivillo. ¿Cómo se gana la voluntad de los adultos mayores que ya no deberán esperar a cumplir los 68 años para hacerse de unos dineros que les pauten una vida menos difícil? ¡Fácil! Lo anunció el pasado fin de semana, justo antes de comenzar la veda electoral. Vivillo.

Es, López Obrador, el Jefe López, el jefe de campaña de los candidatos de Morena, éstos que no ganan una elección en su colonia y se colgarán de obra y fama del inquilino de Palacio.

¿Nerviosa la oposición? Bueno, bueno, cada quien arrastra sus pecados, pero en Morena hay temor, indudable aunque Andrés Manuel diga lo contrario. Ahí tiene usted la pataleta contra el acuerdo del INE para evitar la sobrerrepresentación en la Cámara de Diputados

So riesgo del linchamiento, refiero este antecedente del apoyo a los adultos mayores. Andrés quitó la pensión universal a los que habían cumplido los 65 años, remitiéndolos hasta los 68, pero en ese ánimo de politiquería que lo abraza se las devuelve. ¡Aleluya! Digo.

BAJA CALIFORNIA Y EL FACTOR HANK. ¿No están nerviosos en Morena? ¿No? Es evidente que Mario Delgado es un mal aprendiz de brujo. O tal vez lo hace a propósito, pero le platico lo que me platicaron.

De incongruente y falto de tacto fue calificada la negativa del ayuntamiento de Tijuana, a otorgarle la carta de residencia al candidato del Partido Encuentro Solidario (PES) a esta alcaldía, el Teniente Coronel Julián Layzaola Pérez, quien goza de gran arraigo y popularidad y a quien los morenistas en el poder lo consideran electoralmente como un peligro para ellos.

¿Por qué contra el PES? Porque el PES lleva como abanderado al gobierno estatal a Jorge Hank Rhon.

La ley señala que no había razones para negarle la carta de residencia, requisito indispensable para tener el registro como candidato. Eso es más importante que la orden de aprehensión en su contra o la carta de no antecedentes penales y si no, hay que recordar al actual gobernador Jaime Bonilla, quien llegó a ese puesto pese a que estuvo preso en la penitenciaria de Tijuana con el número 13380.

Lo cierto es que en Palacio Nacional y en la oficina del gobernador Jaime Bonilla hay inquietud porque el hijo desobediente del profesor Carlos Hank González avanza. Al inicio de semana, en el acto de su registro como candidato del Partido Encuentro Solidario  al gobierno de Baja California, el ingeniero Jorge Hank Rhon afirmó qué, si el voto ciudadano le favorece, trabajará para servir y no para servirse, respetando siempre el marco legal en beneficio de todos los habitantes del estado.

Milenio

Y es que, ofreció, dejará atrás colores y trabajará para todos. ¿Le suena conocida la oferta? ¿Primero los pobres de Baja California? Será el sereno, pero en el alto mando de Morena, es decir, en la oficina del licenciado López Obrador, hay algo más que inquietud.

Me cuentan que el ingeniero Hank estuvo acompañado por ocho de sus hijos, el presidente nacional del PES, Hugo Erick Flores Cervantes, y el dirigente estatal de este instituto político, José Alfredo Ferreiro Velazco.

Hank Rhon destacó que 14 años después de haber participado por primera vez en una contienda electoral, hoy lo más importante es que abandera un proyecto político diferente y su meta es lograr un triunfo por un margen amplio que le permita ir a la transición con calma y bien documentado. Vaya, no quiere meterse en la confrontación y, toda vez que habrá varias mujeres en la contienda, expresó su más grande respeto para ellas. Conste.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password