Cinque Terre

Marco Levario Turcott

[email protected]

Director de etcétera

El insultante derroche de Moreno Valle

Durante la administración de Rafael Moreno Valle en Puebla hubo un gasto de mil 232 millones de pesos en publicidad oficial, lo que en 2014 implicó un gasto de 37 mil pesos por hora en ese rubro. Ello, porque el militante del PAN quiere ser presidente de México y, con cargo al erario, es decir, al pago de nuestros impuestos sin que tuviera regulación alguna porque no hay normas que al respecto lo acoten.


Moreno Valle promovió sus acciones como gobernador y su imagen, claro está, en la entidad poblana y en todo el territorio nacional; sin reparo alguno ni de él, claro, ni de los medios impresos y de radiodifusión, y a pesar de los cuestionamientos severos que incluso hubo de parte de la autoridad electoral. Y ayer, en un evento diferido, ahora ya como exgobernador aunque no sabemos con qué recursos, Moreno Valle contrató anuncios en Televisa y TV Azteca: lo hizo para promover un libro suyo, no vayan ustedes a creer que para promover su candidatura presidencial. Pero el apego a la literatura del exmandatario fue tan auténtico como Julio César Chávez Jr. en el ring, o la propia pelea que fue un fraude y no solo porque en ambas televisoras fue diferida más de media hora.


Desde luego, esto es una simulación, digamos que entre las más connotadas, porque los partidos y los políticos se encargan diariamente del desprestigio de esa actividad, inherente a la democracia y que, por ello, también definen la poca calidad de la misma democracia. Moreno Valle pretende llamar la atención mediática de esa manera grotesca y más allá de que él mismo no comprenda sus muy limitados recursos intelectuales y políticos -y por ello tampoco vea que no tiene posibilidades de destacar en esas aspiraciones- actos como el de su propaganda simulada empobrecen el intercambio público.


El dispendio es enorme, e incontenible. Ya vimos las carreteras de dinero que recibieron los medios de comunicación de parte de Javier Duarte, digo, las formidables sumas pero sin saber a qué medios específicamente, pero también vemos cotidianamente el derroche en el Estado de México, Chihuahua y Tabasco, entre otras entidades, en tanto diferentes rubros como educación, seguridad o empleo requieren de enormes inversiones para las que no hay dinero.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password