Cinque Terre

Aurelio Contreras Moreno

[email protected]

Periodista, autor de Rúbrica.

“El Bronco” y el nuevo “caminito” de los políticos

Las tendencias de la elección federal al momento de escribir estas líneas, indican lo que ya se preveía: el Partido Revolucionario Institucional conservaría una mayoría, no calificada, en la Cámara de Diputados.

El sueño del presidente Enrique Peña Nieto de una mayoría absoluta en San Lázaro se esfumó desde hace mucho, así que a lo que se dedicaron fue a buscar mantener lo que tienen y que, sumado a lo que logre su nefasto aliado el Partido Verde, le dará al mandatario margen de maniobra para terminar su sexenio sin sobresaltos en el Congreso de la Unión.

Y ello es así porque, como también se esperaba, la participación ciudadana fue raquítica, de alrededor de 40 por ciento. Un escenario bastante manejable para los operadores del régimen.

Junto con las marrullerías del Partido Verde y la violencia en Guerrero, quizás lo más destacable de la jornada electoral haya sido la contundente victoria del candidato independiente a la gubernatura de Nuevo León, Jaime Rodríguez, mejor conocido como “El Bronco”.

Este personaje será el primer gobernador de un estado de la República que acceda al poder sin respaldo de partido político alguno, lo que por ése solo hecho ya hace de su elección un hecho histórico.

Sin embargo, la victoria de “El Bronco” no es necesariamente la de los ciudadanos sin partido. Hasta el 14 de septiembre de 2014, Jaime Rodríguez militó durante 33 años en el PRI, partido que lo llevó a la presidencia municipal de García, Nuevo León. Como el tricolor no lo consideró para hacerlo gobernador, “El Bronco” se fue por la libre. Y le salió bien.

El ejemplo de Jaime Rodríguez puede cundir entre los militantes de los partidos para que, cuando sean marginados por éstos a la hora de las postulaciones, se disfracen de candidatos “ciudadanos”.

Los requisitos establecidos en la ley electoral para postularse como candidato independiente son prohibitivos, casi imposibles de cumplir para un ciudadano común y corriente. Las reglas están hechas para que a las candidaturas independientes arriben los mismos políticos de los mismos partidos de siempre, los que cuenten con estructura y, sobre todo, con recursos económicos.

Además de contar con lo anterior, “El Bronco” posee un carisma que hace recordar el del candidato presidencial Vicente Fox Quesada en el año 2000, con lo que logró vencer al PRI en aquella elección, que también fue histórica. Sólo que la presidencia del guanajuatense fue una absoluta decepción. Ya se verá qué hace Jaime Rodríguez en Nuevo León.

Pero lo que ya hizo fue mostrarles el “caminito” a los políticos. Y sin duda, puede ser el principio del fin de la partidocracia. Al menos como funciona ahora.

Tendencias en Veracruz

De mantenerse las tendencias del Programa de Resultados Preliminares del Instituto Nacional Electoral, el PRI ganaría la mayoría de los distritos en Veracruz, como ya se esperaba en función de las tendencias, las encuestas y su estrategia de intimidación ciudadana.

El gran “campanazo” lo habría dado el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), que desplazaría al PRD como la primera fuerza de la izquierda veracruzana.

Y si se confirman los resultados parciales de los distritos de Xalapa urbano y Veracruz rural, incidirán definitivamente en la carrera por la sucesión en el estado.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password