Cinque Terre

Articulista invitado

[email protected]

EE.UU.: ¿el fin del populismo?

Por Gabriela Díaz

Hasta hace unos meses era imposible pensar que Donald Trump pudiera perder las próximas elecciones en Estados Unidos, inclusive el propio magnate se ufanaba de ser el presidente republicano más popular de todos los tiempos. Sin embargo, al igual que en el resto del mundo, la aparición del Covid-19 vino a trastocar todo los aspectos políticos, económicos y sanitarios, evidentemente Estados Unidos no fue la excepción y, en el momento que escribo esto, ocupa el primer lugar mundial en casos confirmados: 5 millones 402 mil 803, y han muerto 170 mil. No ha sido suficiente el apoyo económico aprobado por el Senado que asciende a 2.2 billones de dólares para mitigar el impacto económico derivado de la pandemia.

Trump lo que ha hecho en los últimos tiempos es desestimar una y otra vez la pandemia, no usar cubrebocas, descalificar la información científica y la de sus especialistas, promover el uso de medicamentos no autorizados para curar el SARS-CoV-2, además de generar una reapertura rápida para reactivar la economía y aprovechar el tiempo para hacer campaña.

Aunado a la crisis sanitaria y económica, se suman las protestas contra el racismo por la muerte del afroestadounidense George Floyd bajo custodia policial, y es bajo este contexto de la pandemia y el mal manejo que ha hecho, que le costará muy probablemente las próximas elecciones de noviembre.

Ahora el panorama ha cambiado radicalmente. Después de un largo proceso del partido demócrata para nombrar candidato, eligieron al exvicepresidente Joe Biden, un personaje capaz de unir al partido demócrata además de inspirar confianza y seguridad en los diferentes grupos demográficos y socioeconómicos del país.

Las últimas encuestas han dado una ventaja a Biden hasta de 10 puntos, pero recordemos que esto no es determinante ya que en Estados Unidos no importa que hayas obtenido la mayoría de los votos como fue el caso de Hillary Clinton en la última elección, sino en qué estados ganas, porque el sistema que utilizan es el de colegio electoral.

Las posibilidades para que Trump remontara aunque pareciera a estas alturas poco probable, sería en primer instancia que se pudiera contar con una vacuna efectiva contra el Covid y que además fuera aplicada a un sector importante de la comunidad estadunidense antes de las elecciones. Otra posibilidad es algún tipo de intervención militar. Pero tampoco hay que descartar lo que pueda hacer la base electoral de Trump o lo que el propio Trump con el manejo de los votos por correo haga y, claro, si el resultado no le es favorable decir que hubo fraude electoral.

Joe Biden sin duda tiene una gran experiencia, lleva desde los años 70 involucrado en la política de Estados Unidos, ha sido senador seis veces y en el periodo de Barack Obama fue el vicepresidente.

Su campaña se basa principalmente en construir un nuevo sistema de salud universal; en la economía; la desigualdad racial; programas de educación, reformas fiscales a favor de la clase media.

Una decisión acertada fue elegir como compañera de fórmula a la senadora de California Kamala Harris como candidata a vicepresidente, todos han celebrado esta decisión debido a lo que esta mujer representa: feminista, defensora de los migrantes, ecologista, además de presentarse como una voz importante en cuestiones de raciales, sería la primer mujer afroamericana estadounidense en aparecer en la boleta presidencial por el partido demócrata y por supuesto cuenta con una amplia experiencia en el gobierno.

Biden y Harris representan una alternativa moderada y centrada, que tienen el gran reto de sacar adelante de esta crisis sanitaria, económica y social a uno de los países más importantes del mundo.
Como es evidente Trump y Biden tienen personalidades totalmente antagonistas, y no es solo cuestión de carácter, sino la forma de entender el desarrollo de una las naciones más poderosas del mundo. Los dos candidatos se enfrentan en rubros fundamentales de economía, salud, social, racial e inmigración y es en estos temas, donde continuará el rumbo hacia la carrera a la Casa Blanca y como sucede en las democracias nada está decidido de antemano. Estados Unidos está ante la gran posibilidad de marcar el fin del populismo.


Gabriela Díaz estudió Filosofía en la UNAM.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password