Joyeria de plata mexicana para cautivar
Cinque Terre

Ingrid Motta

[email protected]

Ingrid ha sido reconocida en varias ocasiones como una de las 100 mujeres más poderosas en los negocios por la revista Expansión, una de las 45 líderes de mercadotecnia por la revista InformaBTL, así como una de las mujeres más influyentes en el campo de la tecnología por el periódico El Universal.

Educación y Aprendizaje AC/DC

Gracias a la pandemia por Covid-19, tuvimos que adoptar, en semanas, el avance tecnológico que teníamos planeado para los próximos 10 años.

Los sectores tecnológico y educativo están siendo sujetos a pruebas de resistencia, y como consecuencia están realizando cambios vertiginosos para la pedagogía, que se ha visto obligada a digitalizarse aceleradamente.

Hoy conocemos la educación y el aprendizaje antes del coronavirus (A.C.) y después del coronavirus (D.C.).

orldsofeducation.org

La globalización nos volvió uno mediante la conectividad, y a la vez nos separó por completo al confinarnos en nuestras casas para evitar la propagación de la enfermedad. El coronavirus nos enseñó que no somos el centro del universo y que estamos en peligro de extinción. Por su parte la caída del sistema económico ha traído consecuencias físicas y emocionales en la población mundial.

La pedagogía encontró un nuevo significado y entró en acción urgente para tratar de empatar desigualdades y asimetrías en el capital humano de las instituciones educativas, el acceso a internet y en la adopción de dispositivos móviles, en un mundo en donde aproximadamente el 50% de la población sufre de analfabetismo digital.

Justo como Charles Darwin lo dictó en su obra La evolución de las especies, tuvimos que adaptarnos y reinventarnos para sobrevivir en un entorno donde, aparentemente, todos ya dominábamos hacerlo.

De la entropía social a la educativa

Cuando la sociedad entra en desorden, sistemas como el educativo requieren de una intervención comunicológica y psicológica para ser observados, razonados y modelados a una nueva realidad sistémica.

Alumnos, padres de familia, docentes y cuerpo administrativo de las escuelas han tenido que renovarse y auto regenerarse en cuanto a procesos, contenidos, métodos de interacción, y producción de nuevos espacios y tiempos educativos, para así encontrar una nueva autodefinición de autopoiesis; es decir, cambiar estructuralmente los elementos de un entorno antiguo que, debido a perturbación del medio, tuvo que acelerar su capacidad tecnológica para preservar su existencia.

Las destrezas no académicas comprobaron ser mucho más poderosas para el desempeño en la vida en cuanto a creatividad y aceptación de conocimientos propios, incluso más allá de lo matemático y lo científico. El pensamiento crítico y la creatividad crearon nuevos hábitos de trabajo y concentración para el desarrollo cerebral del incipiente “Pandémial”.

La nueva normalidad educativa se traduce en el advenimiento de la pedagogía conectada:

  • Cambios de lo analógico a lo digital para ajustar hábitos de aprendizaje.
  • La adopción de una educación híbrida.
  • La permanente incertidumbre y adaptación de un aprendizaje que no rechaza la presencialidad y no sustituye al maestro, sino que lo complementa en tiempo en pantalla.
  • La modificación de programas de estudio.
  • La permanente consultoría de los padres de familia que, sin cambiar su rol, se ajusta para ser consultores educativos permanentes y reaprenden la ciencia de la crianza.
  • Desarrollo sostenido de las emociones.
  • Creación de un propio ambiente de aprendizaje.

Eduardo Andere (Doctor en Ciencia Política de Boston College con maestrías en Economía y Administración Pública de las Universidades de Boston y Harvard respectivamente), considera que las empresas deberán crear horarios flexibles y opciones de trabajo a distancia, para que los padres de familia se adapten a los nuevos requerimientos de aprendizaje de sus hijos.

Nos corresponde ahora a todos evitar el “síndrome de la cabaña” que nos deja el encierro prolongado, y no permitir que la incertidumbre del regreso a lo cotidiano nos detenga para hacer positiva la nueva forma de aprendizaje e interacción social.

Estimado lector:

Te invito a asegurar tu salud física y psicológica para pronto retomar la sensación de control y bienestar, salir del modo crisis y entrar en la acción y participación social que tanto estamos extrañando todos, sin nunca olvidar que nuestra nueva realidad ya se volvió digital.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password