Cinque Terre

Marco Levario Turcott

[email protected]

Director de etcétera

Disney vuelve a devorar a “La Sirenita”

Disculpen mi reiteración en un tema harto sabido, sobre todo en los más recientes días que ha merecido comentarios de decenas de miles de usuarios de las redes sociales.

etcétera

Hans Christian Andersen es un escritor de cuentos infantiles que nació en Dinamarca y “La Sirenita” es una de sus obras más conocidas que después se proyectó en el cine como parte de la industria cultural de masas estadounidense y con el final feliz que la obra no tiene.

En Copenhague hay una estatua de bronce de un metro y 10 centímetros de altura más o menos, esa estatua es la Sirenita y está montada sobre una roca de granito en una de las laderas de la ciudad, bañadas por el mar Báltico.

Es un homenaje al escritor Andersen y un regalo de Carl Jacobsen -dueño de la marca de cerveza Carlsberg– al país en 1913, y fue esculpida por Edvard Eriksen, su modelo fue Ellen Price, una destacada actriz y bailarina de aquel entonces de quien sólo se reprodujo el rostro porque no quiso posar desnuda por lo que el cuerpo es el de la esposa del artista.

La imagen correspondiente a la modelo danés y el debate sobre si vale la pena que sea negra en la producción de Disney me parece tan ocioso como plantearse, en el nombre de lo políticamente correcto, que Sherezade fuera pelirroja o rubia.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password