Cinque Terre

José Yuste

[email protected]

Analista financiero.

Diferenciar el “ciberataque” de las fallas de sistemas

Una cuestión es la posibilidad de un ciberataque a tres bancos mexicanos, entre los que se encuentra Banorte, y muy probablemente Banjército, que los llevó a tener que realizar sus operaciones por fuera del sistema de pagos del Banco de México, y otra cuestión muy distinta es la lentitud en algunos pagos de Bancomer y Banamex, que más bien, por ser los bancos más grandes del país y al tener conexiones con los bancos afectados, también tuvieron lentitud en sus operaciones (pagos de nómina).

BANAMEX Y BANCOMER, SIN ATAQUE

Por ejemplo, la lentitud de algunas operaciones de débito de Banamex del domingo pasado se debió a un problema único y exclusivo de su sistema de almacenamiento de datos, lo que lo llevó a reiniciarlo y dejar sin servicio el domingo a sus clientes de débito, pero fue restablecido el mismo día.

En el otro caso, el de Bancomer, la lentitud de sus operaciones se ha debido más a la conexión con otras instituciones que sí tuvieron problemas, pero no tanto a que el sistema de Bancomer no haya respondido.

En ambos casos, Banamex y Bancomer, sí notificaron de qué se trataban sus problemas. Y son totalmente independientes al posible hackeo o virus del SPEI de algunos bancos.

BANORTE AVISÓ; PROBLEMA EN PROVEEDOR

El sistema de algunos bancos falló el 27 de abril pasado. La única institución que fue transparente con ese proceso fue Banorte, lo cual, a la fecha, da certeza de que el banco informa y se hace responsable de lo que pase a sus cuentahabientes.

Otras instituciones que sí fueron vulneradas no han informado nada al respecto, en una especie de, mientras menos se entere la gente… ¿mejor?

El único banco que salió, por fin, a decir que no tenía nada que ver con el posible hackeo o virus fue Banco del Bajío. Sin embargo, sigue la sospecha en el Banco Nacional del Ejército.

Según ha explicado Lorenza Martínez, directora de sistema de pago electrónico del Banco de México, el problema se originó porque los bancos afectados comparten el mismo proveedor tecnológico. Así que fue el proveedor tecnológico el del problema.

BANXICO, AISLÓ; CNBV, PROTOCOLO EN ESTOS CASOS

Las autoridades han actuado de dos maneras ante el posible hackeo o virus que tuvieron algunos bancos. En primer lugar, el Banco de México.

Lo que hizo el instituto central fue encapsular el problema de los tres bancos con problemas de virus o hackeo. Y mantuvo sin problemas el Sistema de Pagos Interbancario Electrónico (SPEI), que es el sistema en el país.

Recordemos que hoy en día ya hay más de 700 mil operaciones electrónicas diarias y cada vez se usan menos los cheques como medio de pago. Por eso es vital mantener contingencias ante un posible ataque o virus en contra del SPEI. El Banco de México logró mantenerlo sin problema alguno.

En segundo lugar, vimos en la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, presidida por Bernardo González, que esta misma semana está dando a conocer un protocolo de cómo proceder para los bancos que tengan un virus, hackeo o intermitencias que pueda afectar el SPEI.

NO HAY UN CUENTAHABIENTE AFECTADO

Y quizá lo más importante: no hay en México ninguna cuenta bancaria afectada. Se habla de que pudieron entrar a quitar dinero de alguna cuenta concentradora de bancos, pero lo cierto es que ningún cuentahabiente en el país ha sufrido merma en sus depósitos.

Están intactos y bien resguardados. Ahora, otra cuestión diferente es la información: autoridades que, como vimos con el Banxico y con la CNBV, están actuando bien, deben informar todavía más para tener tranquilos a los clientes. De igual manera, los bancos han mantenido una especie de secretismo entre ellos para evitar que los clientes se pongan nerviosos. Para evitar el nerviosismo de clientes, los bancos deben notificar lo que sucede con sus sistemas, como lo vimos con Banamex el domingo pasado. El mantener en lo oscurito la información sólo produce vacíos que se llenan con rumores, como los que han surgido.


Este artículo fue publicado en El Excélsior el 16 de mayo de 2018, agradecemos a José Yuste su autorización para publicarlo en nuestra página.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password