Cinque Terre

Rubén Cortés

Periodista y narrador. Director General de La Razón

DF sin ley para vándalos que lo destrozan

—No te preocupes, hijito. Si algo te pasa, yo diré que “fue el Estado”. Y si te detienen buscaré que una ONG le pague la multa a mi bebé.


Dice una señora con delantal, mientras acaricia el rostro a un joven ataviado al estilo de los vándalos conocidos como “anarcos”: embozado y armado con cadenas.


La caricatura circuló en redes el 2 de octubre, cuando “anarcos” con rostro cubierto lanzaron petardos y cocteles molotov, vandalizaron comercios y bancos y arrojaron botellas contra la puerta central de Palacio Nacional.


Al final, las autoridades anunciaron “saldo blanco”: los únicos detenidos (una mujer de 21 años y un hombre de 35) fueron liberados, mientras personal de la CDHDF estuvo presente para verificar el trato a los “anarcos” y entrevistarse con ellos.


Sin embargo, la bancada de Morena en la ALDF considera que fue un exceso la detención, aunque fuese por unas horas, y ayer propuso dos iniciativas para evitar se detenga a vándalos que causen destrozos o ataquen a las autoridades.


La iniciativa busca derogar del Código Penal los delitos de ataques a la paz pública y ultrajes a la autoridad, así como amnistiar a todos los detenidos, consignados, procesados y sentenciados por ataques a la paz pública desde el 1 de diciembre de 2012.


Hay que recordar que el 1 de diciembre de 2012 los vándalos provocaron incuantificables destrozos en el Centro Histórico: incendiaron bancos, cafeterías, restaurantes y estrangularon el tránsito peatonal y vehicular durante horas.


Algunos fueron aprehendidos y AMLO reclamó al GDF que “no había motivo para usar la fuerza bruta contra los estudiantes”. Pero ¿estudiantes? ¿Sí? Pues allí estuvo el sexagenario líder de los Atenco, Ignacio del Valle, captado por la TV robando una gasolinera en Eje 1 Norte para hacer cocteles molotov.


Después, los “estudiantes” protagonizaron una cadena de disturbios.


—Luna Flores, manifestante del 1 de diciembre una de las encapuchadas que tomaron la Rectoría de la UNAM y el 1 de mayo, frente a Televisa, arrojó televisores contra los agentes de la SSP capitalina.


—Román Borrego, participante del 1 de diciembre en la toma de la Rectoría de la UNAM, y en la protesta del 27 de marzo contra la propuesta del PAN de penalizar con 20 años de prisión las manifestaciones incendiarias y con capucha.


—Uriel Sandoval, quien perdió un ojo en las refriegas contra la policía el 1 de diciembre y participante en las tomas de las rectorías de la UACM y de la UNAM.


Ahora Morena pretende que ni siquiera se les detenga.


Cuidado, ¡eh!: porque está incubando el huevo de la serpiente de grupos de “acción rápida”, “camisas negras”, “patrullas bolivarianas”…


O comoquiera que les vayan a llamar.



Este artículo fue publicado en La Razón el 16 de Octubre de 2015, agradecemos a Rubén Cortés su autorización para publicarlo en nuestra página

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password