Cinque Terre

Regina Freyman

[email protected]

Maestra en Letras Modernas por la Universidad Iberoamericana y profesora del ITESM, campus Toluca

X 1 Destape Limpio

“It’s no accident that the people who voted for populist parties around the world are people with by-and-large low levels of education. It’s not because they’re stupid, it’s because they’re smart. They’ve figured out this system will not be in their favour.”
Minouche Shafik,
Directora the London School of Economics

No soy afecta a escribir de política, lo hago poco, no es que no me ataña o importe, se trata de una historia que se tiene que seguir con mucha disciplina para ser certero, con cabeza fría para ser lo más cercano a lo racional que puede serlo un ser pasional como lo somos los humanos. Lo mío es la narrativa y la docencia claro; la disciplina política es un gran culebrón con actores complejos así que de vez en vez me atrevo a contar esta historia. El otro factor que me lleva al destape es didáctico. Y el último es mi aversión por aquellos y aquellas que les gusta esconderse en el refugio de lo políticamente correcto, permanecer a salvo y no comprometerse, a la salida hiperfácil de decir no votaré, todos son un asco y en México la vida no vale nada; quizás también, porque me gusta treparme en el carrusel de la polémica.

Esta historia comenzó en red y esa es otra de mis pasiones, la tecnología y la comunicación en línea. Establecidas las motivaciones va la historia y mi destape. Publiqué en Facebook una serie de frases y fotos de distintos líderes de opinión criticando a López Obrador y de ahí se suscitó un alud de comentarios de todo tipo y que agradezco, a todos los que escribimos nos gusta ser leídos. Recibí groserías, cuestionamientos y muchas pero muchas preguntas de alumnos desorientados. Así que invitada a destaparme, a justificar mis razones y ayudarlos a orientar su voto, escojo este medio que me parece el foro adecuado. Odio el proselitismo y pondero la libertad Individual, así que mi destape es puramente personal, más en el sentido de discutir cómo fue que llegué a mi elección por si sirve a los desorientados.

Metodología del corazón

Tiendo a pensar que lo micro siempre nos ayuda a pensar en lo macro, así que desorientada también, pensé, si tuviera que elegir a uno de estos señores o señoras (nada tiene que ver con preferencias sexuales) como pareja, qué tomaría en cuenta, así que, con una analogía digna del Cosmopolitan comencé mi disertación. Así que primero establecí algunas advertencias que aquí comparto:

1. Ten cuidado con el lenguaje sentimental y el uso de las falacias. Todos acudirán a ello porque es muy eficiente.
2. Tendrás que hacer a un lado la incertidumbre, la vergüenza y el miedo al error.
3. Desconfía de las soluciones fáciles a los grandes problemas que enfrentamos, como la gordura que se acumula o los grandes vicios, no se gestó de la noche a la mañana y no habrá pastilla mágica ni tratamiento fast track.
4. Desconfía de los sondeos. Recuerda el caso Trump.
5. No haga elecciones a partir del miedo.
6. No votes sin conocer a los candidatos.
7. Razona mediante una lista, busca cualidades y defectos en el personaje, como empatía, integridad, honestidad, realismo, amabilidad, sentido del humor, preparación, que respete diversas posturas (en la medida de lo posible, claro está).
8. No te dejes llevar sólo por la pasión.

Entiendo que la familia, en este caso el partido político, es un elemento importante de elección, pero lamentablemente y desde mi óptica, en este país se han convertido en meras agencias de coloración que han perdido nuestro respeto. Las familias más antiguas son el PRI y el PAN, de ellas, como familia incestuosa, han salido las demás; no existe una filosofía de partido estándar y parece ser que uno se puede cambiar de familia a conveniencia. Comparto la idea de que el PRI nos ha defraudado a todos, pero quien esté libre de todo PRI, que lance la primera boleta.

La realidad ideal no existe, los partidos tampoco, me parece que las ideologías desaparecieron desde ya tiempo, son estructuras necesarias de postulación; respeto mucho la posición partidista como las predilecciones religiosas. Hago sólo el ejercicio analógico de pensar que si me fuera a casar con un personaje que viene de mala familia pero ha dado muestras de ser una persona decente, lo prefiero por sobre un pretendiente que renunció a todas las familias, creo la suya propia donde siempre es el aspirante.

¿Tu dejarías de andar con un buen novio porque proviene de mala familia? ¿andarías con un mal novio porque viene de excelente familia?

Las reglas claras, la contienda y sus contendientes

Lo primero que me gusta aclarar es lo que significa contender y como entiendo esta idea. La palabra misma: deriva de contender, tender hacia algo, de forma tensa o enfocarse hacia algo, combatir, emparentado con tendencia. Así que esto no es más que una batalla por un puesto entre aquellos que se postularon, por tanto me inquieta ¿por qué los electores se ofenden entre sí? ¿Qué no todos nosotros estamos arriesgando el futuro? Aclaro esto porque en mi muro recibí groserías, insinuaciones de desmemoriada, incoherente, y traidora. Me parecen infructuosos los pronunciamientos indignados y no la mesura ciudadana y respetuosa. Toda generalización es una falacia argumental. Todo fanatismo anula la opinión contraria. Celebro tus ideas, las mías y no juzgo ni tu inteligencia ni tu capacidad por estar en contra de mis ideas, creo que esa es la humildad necesaria para vivir en una verdadera democracia y para mantener la cordura, aún cuando la mente en uno de sus sesgos, nos conduce a pensar que la verdad nos pertenece y somos los únicos que miramos claramente. Debemos pensar como don Miguel de Unamuno que de quienes más podemos aprender es de quienes no piensan como nosotros, debemos obligarnos a escuchar, dialogar y dudar de nosotros mismos.

Por otro lado hay que ubicar quiénes están en contienda, en lo personal me parece improcedente comparar a Peña Nieto con Meade o a AMLO con Chávez. Todas ellas falacias que obedecen a extrapolar circunstancias; es fácil, pero imposible comparar el pasado con el futuro inexistente; es inútil trasladar una realidad social por otra distinta, toda comparación es posible a posteriori, a priori, sólo es artilugio de la imaginación. Por ello todo este ejercicio es una especulación donde tomaremos, nos guste o no, un riesgo, y la Verdad toda ella, sólo se asoma como probabilidad. Los candidatos están ahí para recibir críticas, valoraciones, escrutinios, ponderaciones, es parte del papel que juega un candidato. Resulta ridícula la ofensa, el enojo y la descalificación hacia los detractores, tan absurdo como si las concursantes de Miss Universo se indignaran con los jueces que no les favorecen; o los no electos al Nobel insultaran a la Real Academia Sueca.

Así pues mis elementos de juicio fueron los siguientes a partir de la difundida perspectiva de que la elección se dirimirá entre Meade y AMLO:

Lo que mueve a los votantes

Me dice la publicación Razón y Palabra de mi querido Octavio Islas qué es lo que mueve a los votantes. El tema es tan apasionante que desde el año 53 a.C., con el libro Puntuario Electoral, de Quintus Cicerón, de manera generalizada se habla de cuatro tipos de votos: El voto duro, el voto blando, el voto opositor y los indecisos. Pero en dicho texto se analizan a profundidad categorías más específicas acorde a las motivaciones de los electores, así nos señalan el voto personalizado o por el candidato; el voto de ira motivado por el hartazgo; voto de hambre generado por las carencias económicas; voto por miedo, suscitado por el miedo al futuro; voto ganador o efecto de arrastre, como quien le va en deportes al equipo que gana habitualmente. El voto circunstancial “..si los comicios electorales… se realizan en un contexto de crisis económica o de crisis de seguridad pública, lo esperado sería que el partido en el gobierno pierda un buen número o porcentaje de votos”. El voto plebiscitario o voto retrospectivo que tiene que ver con la valoración que la gente del partido en el poder. El voto de plástico es aquel que se ve influido mayormente por los medios de comunicación. El voto útil es el que consiste en pensar en las probabilidades de los contendientes y favorecer, entre los posibles al que al votante resulta más conveniente. El voto ideológico que deriva de la simpatía hacia la ideología de un determinado partido político. El voto clasista que depende de la afinidad del elector con una clase social representada por el candidato o partido. Por supuesto tenemos también el voto anulado o nulo.

Podemos dibujar entonces una cartografía de las motivaciones que nos mueven de forma personal al voto e intentar admitir nuestros sesgos, o tratar de evitarlos.

Coincido con Roger Barta en que Enrique Peña Nieto “Es un hombre inculto, poco hábil y un mal político que pasará a la historia como corrupto e ineficaz…los nuevos tecnócratas que llegaron con él ni siquiera tenían colmillo político suficiente”. Y es probable que “Peña Nieto contribuirá a que el PRI no gane las próximas elecciones. También soy afín a su idea de que:

López Obrador ha dejado de ser de izquierda… ha comenzado un viraje hacia posiciones cercanas al viejo PRI. Es el PRI previo a –Miguel de la Madrid, Carlos Salinas-. En cierto sentido es el peor PRI. Un partido autoritario y represivo que representa el antiguo régimen en su máxima expresión… el populismo es un problema en México, en América Latina es un movimiento de salida, en Europa no ha calado y en Estados Unidos se ha impuesto en su versión más derechista. López Obrador es el último exponente de una ola de populismo… representa la melancolía y la nostalgia por el viejo PRI.

Sin embargo, habiendo expuesto mis razones votaré por Meade aunque sea del PRI ni pertenezco a la mafia en el poder, ni gano nada con defender a nadie, gano eso sí, mi derecho a pronunciarme, a no tener miedo, a tener una inclinación, por impopular que sea.

Como cualquiera de los electores, espero que mi decisión sea buena, porque aquí vivimos y la verdad, esa con Mayúsculas no la tiene nadie más que el futuro y los hechos que desafortunadamente, tendremos que constatar. Odio la cobardía de quien por no comprometerse o no ser criticado calla. Todos tenemos derecho a creer en el candidato que nos venga en gana y todos tenemos derecho a expresarlo, incluso a discutirlo; no tolero a los AMLOistas que como él, no soportan la crítica, sólo sentencian, acusan y manipulan.

Conozco a mucha gente inteligente y sensata que votará por Meade, por AMLO, por Anaya o se abstendrá, o cualquiera de las posibilidades; así como conozco a católicos, ateos, musulmanes inteligentes. Tener compromiso, postura, color o nacionalidad no nos hace más o menos listos, sólo nos hace personas con opinión, intereses y visiones diferentes.

Voto antes que nada por el respeto. Ninguno de esos candidatos erradicará todos los males que afectan a nuestro país. Ninguno de ellos en lo particular lo ocasionó, eso suena demasiado simple e inocente. Eso se logró por años de abusos Pristas, en general de casi toda la clase política, de la corrupción con la que todos pactamos y aceptamos. Estoy segura que la respuesta cierta a nuestros males sociales vendrá paulatinamente y confío en que la presión de nosotros la sociedad civil será más determinante que un personaje que mágicamente cambiará lo que no pudo el PAN en su momento; ni el PRD en todos su gobiernos, no creo en los superhéroes. Creo en la madurez ciudadana que nos obliga a debatir como aquí hacemos, a tomar conciencia y acatar la responsabilidad de lo que expresamos.

Al final los sujetos no podemos escapar de nuestro contexto, prejuicios, afinidades riesgos. Podemos eso sí, ser honestos con nuestros juicios y tener el valor de pronunciarnos. Lo que ya no debemos admitir, son las renuncias tales de “odio la política, mejor no opino” “en este país no hay que hablar” y vaguedades por el estilo que no nos permiten construir una mejor narrativa. Juego a pensar qué pasaría si eligiera a alguno de estos candidatos como pareja, quizás suene frívolo, tal vez lúdico, explico mis razones, expreso mi limitada metodología y admito toda la crítica que se exprese con el respeto que merecemos todos los que nos exponemos al tomar una decisión de esta magnitud.


Referencias:

http://lopezobrador.org.mx/2016/11/20/lineamientos-basicos-del-proyecto-alternativo-de-nacion-2018-2024-anuncia-amlo/

http://www.excelsior.com.mx/opinion/francisco-garfias/2018/02/07/1218645

http://meade18.com/propuestas/

http://www.siempre.mx/2017/11/amlo-sin-posibilidad-de-ganar-el-2018-roger-bartra/

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password