Cinque Terre

Jesús Ortega Martínez

[email protected]

Hombre de izquierda, impulsor de un nuevo pensamiento y una nueva acción progresista y democrática. Expresidente del PRD. Nueva Izquierda.

La descolonización del paladar

Pasó como una curiosidad, y hasta como una nota periodística que podría hacer reír a algunas personas, pero en realidad, este reportaje publicado en un diario de circulación nacional, es la pequeña crónica de una gran tragedia nacional. Me refiero al reportaje en donde se entrevista a locatarios del mercado Sonora, los mismos que afirman que “el detente” es el amuleto que más se vende para evitar el contagio del COVID-19. El mercado Sonora, ubicado en el centro de la Ciudad de México, se especializa en la comercialización de toda clase de talismanes, reliquias, medallas milagrosas, menjurjes para conjuros y otros materiales para limpias, encantamientos y embrujos. Pues bien, a este mercado llegan a diario miles de personas para adquirir “el detente”, es decir, el amuleto que porta en su cartera el presidente de México, y que, según sus propias palabras, es lo que le ha servido para enfrentar al coronavirus. El presidente de México no usa cubrebocas ni cubre la sana distancia, usa “el detente” y miles y miles de personas le imitan en este disparate. En eso consiste esa otra gran tragedia nacional, en la letal ignorancia del presidente, la que es compartida, trágicamente, por otras personas.

Pero no es esta, la única barbarie, pues son varias las evidencias de un terrible oscurantismo que se anida en el pensamiento del presidente y en el de no pocos de sus colaboradores. El doctor Gatell ha afirmado que el presidente no podría contagiar a otras personas, pues “su fuerza, la de López Obrador, no es una fuerza de contagio sino una fuerza moral”, y lo mismo sucede con la directora del Conacyt cuya misión, insiste, es hacer de México un País aislado de todo conocimiento científico que provenga del exterior. Esta es como una herencia de los regímenes totalitarios.

Con Stalin, por ejemplo, había danza, canto, poesía, arte, ciencia proletaria y burguesa, y nada más. Dependiendo en donde eran clasificados, la mayoría de los artistas, literatos científicos fueron deportados, encarcelados, asesinados. En este gobierno, la doctora Álvarez-Buylla es quien decide cuál es la ciencia que debe ser estigmatizada como neoliberal y por lo tanto extirpada de nuestras universidades.

Contrario a esta absurda categorización, la ciencia no es proletaria, burguesa, liberal, neoliberal, la ciencia es universal y no admite ser ideologizada, sujeta a juicios morales.

Pero el extremo del ideologismo, llega con la tesis que repite Víctor Suárez, el subsecretario de alimentación y competitividad de la secretaría de Agricultura, el cual postula que el neoliberalismo implantado en México, impuso un “colonialismo del paladar” y que consiste, según este teórico del gobierno, en una forma de dominación colonial para terminar con los gustos culinarios de las poblaciones existentes en Mesoamérica previo a la conquista española, y substituirlos por los “gustos y paladares neoliberales”.

En consecuencia, la renovación moral de la sociedad, obliga a que los gustos culinarios de los pueblos nahuas (los mexicas específicamente) del siglo XIII se impongan en la sociedad mexicana del siglo XXI, es decir, hay  que rechazar la cocina mexicana surgida de la colonización, el mestizaje, la modernidad, la revolución industrial, la globalidad, y que, según Suarez, fue impuesta por el neoliberalismo… a partir de 1988, como lo dice López Obrador.

Estas son las tesis más absurdas y estúpidas para combatir el neoliberalismo, pues en lugar de proponer una alternativa civilizatoria, modernizadora, democrática, igualadora, progresista, sugiere, en sentido totalmente opuesto, un modelo primitivo, un sistema político absolutista y monárquico (el del tlatoani que concentraba los poderes económicos, militares, religiosos) con las estructuras culturales contrastantes de las sociedades precolombinas.

Del siglo XXI para regresar al siglo XIII. ¡En eso consiste la propuesta de López Obrador!

 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password