Cinque Terre

Ingrid Motta

[email protected]

Ingrid ha sido reconocida en varias ocasiones como una de las 100 mujeres más poderosas en los negocios por la revista Expansión, una de las 45 líderes de mercadotecnia por la revista InformaBTL, así como una de las mujeres más influyentes en el campo de la tecnología por el periódico El Universal.

Déficit de infraestructura en las telecom: todos a bordo

En días pasados el INEGI presentó los resultados de la Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de TIC en Hogares 2018 (ENDUTIH), en donde entre otras cosas, se destacan los principales problemas que tienen los usuarios al navegar por Internet.

De acuerdo con esta encuesta, de una base poblacional aproximada de 126 millones de personas, 73% de población tiene acceso a  internet y de ella, 51.9% padecen o perciben lentitud en la transferencia de datos; 39.9% sufren de interrupciones en el servicio; 4.5% han sido víctimas de fraudes con su información personal y/o financiera; 16.7% ha tenido en sus equipos una infección por virus; 4.2% reportó una violación a su privacidad, y el 22.4% restante recibió mensajes de personas desconocidas.

Fuente: The Competitive Intelligence Unit

Estos datos nos brindan una radiografía de las grandes necesidades que tenemos en México por contar con una política de Estado de largo plazo y que resista los cambios de opinión en las estrategias de mercado, regulación e infraestructura cada sexenio.

Y como este sexenio está marcado por la promesa de conectar al 100% de la población, habrá que echar mano de todas las capacidades en conectividad con las que cuenta el país. Entre ellas, el déficit de infraestructura en dos dimensiones. Por una parte, la indirectamente productiva de la que carecemos por falta de inversión. Por la otra, aquella que como país tenemos, pero que aprovechamos limitadamente. Algunos proyectos que están en proceso ver la luz del día son la Red Troncal y la Red Pública Compartida.

 Y para muestra, la desconexión

En el 2016 el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) publicó un estudio[1] que confirmó que gran parte del retraso en infraestructura ocurre debido a que los estados de la república y sus municipios crean sus propias reglas de desarrollo de infraestructura local, poniendo tarifas y trámites para uso de licencias y permisos a modo.  De tal forma que aprovechan la poca claridad del artículo 5 de la Ley de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión (LFTR) que enfatiza que la obra civil para redes de telecomunicaciones y radiodifusión es tema federal, y deja abierto a los municipios los trámites y permisos de construcción, como lo son las torres, por ejemplo.

De acuerdo con la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) México cerró el 2017 en el lugar 34 de 37, al contar con 66.5 suscriptores a banda ancha móvil por cada 100 habitantes, siendo el promedio de la organización de 102.4 por cada 100 habitantes. En cuanto a banda ancha fija, los números no son mas alentadores, ya que quedamos en el penúltimo lugar de suscripciones, que representan 13.87 suscriptores de cada 100 habitantes.

Sin duda nos estamos perdiendo de mucho como país al no cumplirle a la totalidad de la población su derecho constitucional fundamental de conectividad.

Todos perdemos en desarrollo de los sectores como la salud, al no contar con la conectividad para difusión de campañas de prevención y atención médica remota en lugares en donde no se cuenta con instituciones de salud; en la educación al no desarrollar las capacidades digitales de gran parte de la población que vive en un analfabetismo digital; en el sector financiero para el cual existen incipientes programas como el Cobro Digital (CoDi) que brindará la oportunidad de realizar pagos a la población no bancarizada, pero que cuenta ya con un smartphone; y en el desarrollo del e-gobierno y el e-ciudadano para eficientar trámites, e incrementar la recaudación de impuestos, por mencionar algunos casos.

Y siguiendo con la necesidad de mantenernos conectados, los recortes en el presupuesto del IFT e INEGI no ayudan para contar con los recursos y conservar y mejor aún evolucionar esta encuesta, la (ENDUTIH) con los mismos alcances que en los ejercicios a la fecha.

Es indudable la conveniencia de seguir contando con un instrumento para la toma de decisiones de política pública por parte del regulador, academia, gobierno e industria, ya que para el desarrollo económico del país será fundamental que se prepare una ENDUTIH en el 2019.

Mientras eso sucede, les dejo una imagen al futuro con las predicciones del ecosistema Mexicano Conectado el 2020 y las evidentes necesidades que tenemos de transmisión de datos y voz para estar más y mejor conectados.

Fuente: The Competitive Intelligence Unit

[1] “Estudio sobre las barreras a la competencia y a la neutralidad competitiva causadas por reglamentaciones y trámites de entidades públicas en los mercados de telecomunicaciones y radiodifusión”. Disponible en: http://despliegueinfra.ift.org.mx/docs/estudios/IFT-Barreras-Documento-Final.pdf

 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password