Cinque Terre

Nicolás Alvarado

[email protected]

Periodista

Debatidillo

Tere Vale es candidata a alcaldesa de Miguel Hidalgo. Y es mi madre. Si lo consigno es sólo porque en ello estriba la razón no sólo de que haya visto el debate organizado por el Instituto Electoral de la Ciudad de México entre candidatos a gobernar esa demarcación (en la que no vivo) sino de que haya estado pendiente de su desarrollo.

La noche previa acontenció la tragedia de la Línea 12 del Metro de la Ciudad de México, que arrojó 24 muertos y 79 heridos, problema del que Morena no puede culpar a administraciones anteriores. Las instalaciones fueron construidas cuando gobernaba la Ciudad de México el actual secretario Marcelo Ebrard; y la estación Olivos sufrió por un sismo afectaciones que el gobierno de Claudia Sheinbaum sigue sin atender. Hubo error humano derivado acaso de la corrupción, seguro de la negligencia. Y la responsabilidad es toda del grupo que hoy detenta el poder en el país, en la ciudad y en la mayoría de las alcaldías, incluida Tláhuac, donde se asienta la estación de marras.

@iecm

Víctor Hugo Romo, actual alcalde de Miguel Hidalgo que busca su reelección por Morena, no trabajó en el gobierno de Ebrard ni en el de Sheinbaum ni ha sido alcalde de Tláhuac. Pero era inevitable que, dadas su cercanía con la jefa de Gobierno y su militancia, fuera cuestionado por actos y omisiones de gobiernos de su partido que costaron vidas en un día en que los trending topics en Twitter a las 3 de la tarde eran #Linea12DelMetro (1), #MexicoDeLuto (2) y #NoFueAccidenteFueNegligencia (6). Un político profesional habría encarado un debate organizado por el órgano electoral, refrendado el compromiso de su partido con la investigación del hecho y la reparación de los daños, asentado su falta de responsabilidad personal pero también su solidaridad con las víctimas, y expuesto sus propuestas. No lo hizo. En un acto de lucro político con la tragedia, primero intentó –por vía del representante de Morena ante ese órgano– que el Consejo General del IECM reprogramara el debate; ante el fracaso de esa estrategia se envolvió en la bandera del luto para cancelar su participación media hora antes de su celebración.

Romo llamó a todos los candidatos salvo a los dos punteros y los instó a sabotear el debate. En un primer momento pareció lograrlo sólo con una –Enriqueta Portillo–, que al menos tuvo la congruencia de anunciarlo desde su mensaje inicial y retirarse.

Viene lo peor.

Dos candidatos –Cinthya Acosta y Eduardo Farah, que habían optado por participar a distancia–, tuvieron cada uno varias intervenciones de exposición de sus propuestas. In medias res, sin embargo, pretextaron inequidad ante la ausencia de Romo –de la que no cabe culpar a nadie sino a él mismo– y abandonaron el ejercicio. En el caso de la primera, se antoja posible una explicación: tras una intervención en que se escuchó en off la voz de una asesora dictándole, acaso haya preferido evitar un ridículo ulterior. Lo de Farah es más misterioso. ¿Qué pasó entre su primera intervención y su última? ¿Qué mensaje recibió que lo hizo desdecirse de un debate en curso? ¿Y qué ganan tres candidatos que ocupan los últimos lugares de las encuestas con ausentarse de un encuentro que sólo habría podido redundar en una notoriedad que les urge? ¿Gana más una ciudad herida con un debate de propuestas de gobierno o con un silencio cómplice disfrazado de duelo?

No es éste el primer debate del que Morena se ausenta en este proceso electoral. La estrategia abona a un propósito que le es caro: minar los órganos autónomos, con especial énfasis en la autoridad electoral.

Sé quién es la mejor candidata a Miguel Hidalgo pero eso aquí no interesa. Lo que importa es que, el pasado 4 de mayo, Eduardo Contró, José Manuel Nava, Carlos Reyes Gamiz, Mauricio Tabe y Tere Vale dieron una lección de civilidad política. Lo triste es que para ello no hayan precisado más que cumplir su compromiso democrático, práctica rara en un país cuya democracia se erosiona por minuto.


IG: @nicolasalvaradolector

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password