Cinque Terre

Rubén Aguilar Valenzuela

[email protected]

Consultor, profesor y articulista y exvocero presidencial

Cuauhtémoc Cárdenas: No hay proyecto de Nación

FOTO: GUILLERMO PEREA /CUARTOSCURO.COM

López Obrador no estaría donde ahora se encuentra, si el ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas no hubiera ordenado a Rosario Robles, quien la sustituyó en la jefatura de gobierno, para que el ahora presidente, fuera candidato del PRD al gobierno de la ciudad de México.

Ella cumplió las instrucciones a la perfección. López Obrador no podía ser candidato porque electoralmente estaba registrado en Tabasco, pero se hizo todo lo que pudo, para que sí fuera. También se le facilitaron los recursos, para su campaña.

Demetrio Sodi y Pablo Gómez, que competían por esa candidatura protestaron por la ilegalidad, eso está registrado en la prensa, pero ya todo estaba arreglado. En el complicado tema también intervino la presidencia de la República.

Una de las razones del odio que el presidente tiene a Rosario Robles, por eso está en la cárcel, es porque ella lo hizo jefe de gobierno a solicitud de Cárdenas. Los actores que intervinieron en ese tema escabroso deberían contar lo que pasó. Todos aún viven.

El pasado miércoles 24 de mayo, Cárdenas presentó su libro Por una democracia progresista en el Club de Industriales de la Ciudad de México. En esa ocasión, también lo dice en el texto, planteó que el actual gobierno, como los que lo antecedieron, no han tenido un Proyecto de Nación.

FOTO: DANIEL AUGUSTO /CUARTOSCURO.COM

Dijo que cuando le preguntan “¿qué es la 4T? no sé qué responder”. Es evidente que este gobierno carece de un plan de desarrollo, uno que no sea solo de buenos deseos sino efectivo con una prospectiva de 20 ó 25 años. Que establezca los mecanismos de rendición de cuentas del Ejecutivo al Congreso.

Cárdenas sostiene que al no haber un Proyecto de Nación se hace imposible la continuidad de las políticas públicas de largo plazo y se privilegia la improvisación e incluso las ocurrencias. Cosa que es común en este y otros gobiernos.

El día de la presentación alguno de los asistentes peguntó si con el gobierno de López Obrador no estaba en juego la democracia. Respondió que no, pero “que, si no nos decidimos, cada quien desde sus trincheras a participar para buscar cambios que creamos posibles en este sentido, sí estaría en riesgo lo poco mucho que hemos alcanzado”.

FOTO: MARCELO PALACIOS/CUARTOSCURO.COM

En su visión en el país no se ha construido una vida democrática con pleno respeto a los contrarios y no ha habido capacidad para “desarrollar una vida partidaria. Esta, en realidad, todavía no la tenemos. No se ha dado una confrontación de ideas, un debate ideológico de un proyecto de Nación”.

A pregunta expresa también hizo una crítica al actual gobierno cuando señaló, entre otras cosas, que no hay recursos suficientes para el sistema de salud medianamente eficiente y para la compra de medicamentos. Todos los días, dijo, vemos la escasez de medicamentos, las convocatorias para los médicos son tardías y ni siquiera se sabe bien donde faltan los especialistas.

En la campaña presidencial del 1994 me tocó coordinar el equipo de comunicación junto con Andrea Dabrowski y Fritz Glockner. El portavoz fue Adolfo Aguilar Zínser, que ya no está con nosotros. Fue un privilegio trabajar con ellos y por un año, todos los días, tratar con el ingeniero Cárdenas. Un mexicano al que el país le debe mucho. Invito a leer su libro.

Twitter: @RubenAguilar 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password