Cinque Terre

Alejandra Escobar

[email protected]

Editora de etcétera

Cuando Bartlett, como supuesto líder de la izquierda, no quiso votar porque senadores y diputados transparentaran su declaración patrimonial

La trayectoria política de Manuel Bartlett podría sintetizarse en dos fechas: la primera, la noche del 6 de julio de 1988 cuando “se cayó el sistema”, y la segunda, la madrugada del 15 de junio de 2016 cuando, como líder del supuesto partido de izquierda, el PT, evitó que su bancada en el Senado votara a favor de que las declaraciones patrimonial, fiscal y de intereses en la Ley General del Sistema Nacional Anticorrupción y de Responsabilidades Administrativas fueran obligatorias para todos los funcionarios públicos.

MÉXICO, D.F., 21ABRIL2015.- El senador Manuel Bartlett observa el tablero en donde se aprobó en lo general el Sistema Nacional Anticorrupción.
FOTO: SENADO /CUARTOSCURO.COM

Su omisión no fue menor porque mientras 51 senadores votaron a favor, 52 senadores priistas, 6 del verde y el independiente Manuel Cárdenas lo hicieron en contra. El voto decisivo estaba entre ellos, los del PT, los indecisos del PRI y los que renegaron del PAN, pero no, Manuel Bartlett optó por resguardarse en una esquina y ver cómo se desarrollaba la votación, ahí, en el propio pleno de la Cámara Alta.

Entonces dijo que la Ley #3de3 “no servía para nada”, aunque tal vez, sólo tal vez, lo que el señor Bartlett quería era esconder un patrimonio 16 veces mayor a la fortuna que dice tener, tal vez sólo quería esconder unos 800 millones de pesos.

Los días siguientes a través de su cuenta de Twitter, posicionamientos en el Pleno y réplicas a periodistas que cuestionaron la reserva de la bancada petista, el entonces senador arguyó toda clase de justificaciones, la principal, que consideraban al Sistema Nacional Anticorrupción (SNA) como una “simulación” porque no tocaba la figura presidencial; asimismo, aunque primero dijo que “estuvimos listos para ver si nuestro voto definiría”, luego echó en cara al PAN y PRD que algunos de sus legisladores no estuvieron presentes para avalar que los todos los servidores públicos tuvieran la obligación de transparentar su patrimonio.

 

Manuel Bartlett de igual forma cuestionó que el SNA fuera un”mamotreto donde los vigilados nombran a los vigilantes”, pero ahora que la titular de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval, lo ha defendido previo a anunciar la investigación sobre su patrimonio, simplemente el hombre de Andrés Manuel López Obrador no dice nada.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password