Joyeria de plata mexicana para cautivar
Cinque Terre

María Cristina Rosas

[email protected]

Profesora e investigadora en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM.

Corea del Sur y el Coronavirus

Corea del Sur, vecino cercano de la República Popular China (RP China), donde se originó la hoy pandemia del SARS-CoV-2, agente causal del COVID-19, ha sido referenciado continuamente por la comunidad internacional ante el éxito de su estrategia de contención de la enfermedad, la cual ha sido proactiva y se ha basado en exámenes masivos a efecto de conocer quiénes son las personas infectadas, empleando igualmente tecnologías de monitoreo y rastreo para informar a la población sobre lugares y casos donde hay peligro de contagio. En apego a lo dispuesto por el Reglamento Sanitario Internacional (RSI) de 2005, los países están obligados a tomar todas las medidas necesarias a efecto de contener las enfermedades y ello va encaminado esencialmente a preservar la vida humana y mantener la ley y el orden. El trabajo efectuado por Corea del Sur ha logrado que las autoridades se anticipen a la enfermedad y su experiencia ha sido muy útil en otros países. Pero esta estrategia no surgió de la nada. Previamente, las autoridades surcoreanas enfrentaron otro tipo de coronavirus ante el que actuaron con lentitud y torpeza permitiendo su propagación. Esa experiencia fue dolorosa, pero es evidente que el país aprendió de los errores cometidos.

Panorama socioeconómico de Corea del Sur

Corea del Sur cuyo nombre oficial es República de Corea, es un territorio que se localiza en Asia oriental y que ocupa la porción sur de la península coreana, compartiendo frontera con Corea del Norte. Tiene una extensión territorial de 100 mil 363 kilómetros cuadrados -equivalentes, aproximadamente, al 5 por ciento de la República Mexicana- y una población de 51 millones 700 mil habitantes. Dado que el territorio no puede ser habitado en totalidad -porque, por ejemplo, una parte se destina a la agricultura u otros usos-, hay una desigual distribución de la población, si bien, en cualquier caso, considerando las dimensiones territoriales y la demografía, Corea del Sur es el tercer país más densamente habitado del mundo al tener una densidad de 505 personas por kilómetro cuadrado hacia 2015¹.

Con un producto interno bruto (PIB) de 2.4 billones (trillions) de dólares, es la 14ª economía a nivel mundial y posee un ingreso per cápita de 46 mi 451 dólares -medido en términos del poder adquisitivo. Es un país altamente industrializado que ocupa la 22ª posición en los índices de desarrollo humano del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). Figura en el 13° lugar -en un listado de 141 países- en el índice de competitividad global del Foro Económico Mundial correspondiente a 2019 -habiendo subido dos escaños respecto al índice de 2018².

En el índice de libertad económica de la Fundación Heritage, Corea del Sur se encuentra en la 25ª posición³. En el índice de percepción de corrupción de Transparency International, Corea del Sur se ubicó en el 51° lugar entre 180 países en 20174. En el índice de paz global de 2019, Corea del Sur está en el 55° lugar de una lista de 163 países5.

La Zona Desmilitarizada de la península coreana (Reuters)

Aun cuando existió como reino independiente, a finales del siglo XIX Corea cayó bajo la esfera de influencia de Japón. Ya en el siglo XX, la enseñanza del coreano, de la historia y de la cultura del país fueron prohibidos por los japoneses, a fin de eliminar la identidad nacional coreana. En la segunda guerra mundial, miles de coreanos fueron incorporados al ejército japonés6. En la etapa final del conflicto, cuando Japón estaba prácticamente derrotado, la Unión Soviética invadió el norte de la península. Como Estados Unidos ocupaba el sur del país las tensiones se fueron exacerbando. Corea del Sur nació el 15 de agosto de 1948, en plena guerra fría. La subsecuente Guerra de Corea que se desarrolló entre 1950 y 1953 implicó sangrientos combates en los que perecieron aproximadamente dos millones de coreanos, un millón de chinos y otro millón de aliados de Estados Unidos – en esta conflagración murieron 33 mil 739 soldados estadunidenses. El paralelo 38, que previamente había sido establecido como el límite entre las dos Coreas, se mantuvo como la frontera entre dos sistemas políticos, ideológicos y económicos y como uno de los emblemas más característicos de la guerra fría que sobrevive al día de hoy.

Cuando culminó la Guerra de Corea, Corea del Sur era un país más pobre que algunas economías latinoamericanas. Era necesario construir un Estado. El llamado “milagro coreano” partió del establecimiento de una economía de mercado basada en la propiedad privada. Se llevó a cabo también una reforma agraria. Ciertamente Estados Unidos brindó ayuda para la reconstrucción, pero, inicialmente, la idea de Washington era auspiciar el desarrollo de Asia oriental teniendo como eje a Japón. Corea del Sur deseaba un desarrollo autónomo, independiente de Japón y jugó la carta geopolítica frente a Estados Unidos, quien deseaba contener la expansión del comunismo soviético y chino en la península de Corea7.

En cualquier caso, el modelo coreano no es producto de ningún “milagro.” Aprovechó a su favor la realidad geopolítica de la guerra fría, y basó su crecimiento, que, a la larga se transformó en desarrollo, en una intervención decisiva del gobierno, mismo que impulsó el desarrollo industrial en los años 60 y de la industria química en los 70 del siglo pasado. También, hasta los 80, restringió las importaciones, controló los flujos de capital, reguló los precios y restringió el sindicalismo. Contó con un entorno macroeconómico relativamente estable, estableció claramente los derechos de propiedad privada y desarrolló un importante gasto público en educación, con énfasis en la enseñanza primaria, así como inversiones en la base productiva. Evidentemente el hecho de que los coreanos en general hayan vivido conflagraciones y épocas de austeridad ha abonado a la existencia de altas tasas de ahorro interno8.

En los 80 fue modificada la estrategia económica. Se trataba no sólo de crecer y generar riqueza, sino de distribuirla. Se pasó de un modelo de “crecer ante todo” y se le reemplazó por otro conforme a la premisa de “consolidar el crecimiento sobre la base de la estabilidad.” En esta etapa el sector privado jugó un papel más decisivo. Se privatizaron los bancos y se buscó delimitar de manera más clara los roles del gobierno y del sector privado en la actividad económica9. Las crisis de 1997 y de 2008 golpearon a la economía del país, pero Corea del Sur suele aprender de las experiencias traumáticas.

Hoy Corea del Sur es una potencia tecnológica, con corporaciones de renombre internacional como Samsung, Kia Motors, LG, y Hyundai entre otras. Es una potencia cultural que lo mismo ha ganado presencia en el mundo a través del K-Pop; de la industria de la animación, la propia y la que hacen para otros países -Los Simpson, por ejemplo, son elaborados por empresas surcoreanas como Akom-; las telenovelas; y de su cocina ejerciendo un poder suave que le permite promover sus intereses en el mundo10.

La cultura empresarial merece un análisis por separado. Las corporaciones surcoreanas más exitosas constituyen verdaderos conglomerados que fabrican diversos productos, como en el caso de Samsung, que incluyen desde lavadoras hasta tecnologías de telecomunicaciones11. Estos conglomerados o chaebol generalmente son familiares12. Samsung es dirigido por la familia Lee desde 1938. Park Chung Hee, el líder coreano que llegó al poder tras un golpe de Estado en 1961 y que gobernó a Corea del Sur por 18 años,13 tuvo un papel muy importante tanto en la conducción de la economía como en la gestión de negocios de las empresas, insistiendo en la importancia de que éstas invirtieran en la economía nacional. Aquí fue importante la exigencia de que los resultados de sus operaciones fomentaran la eficiencia y la competitividad. También hay elementos culturales que han favorecido el éxito del país en diversos ámbitos: el énfasis en la organización y el orden, el respeto a las jerarquías y el bienestar común, entre otros14.

Ciertamente subsisten los problemas geopolíticos en la región. Los intentos por generar mecanismos de cooperación y debatir la eventual unificación con Corea del Norte, no obstante el fin de la guerra fría, no han prosperado. El programa nuclear de Corea del Norte amenaza a la seguridad regional y Estados Unidos ha apoyado en Corea del Sur la instalación de un escudo antimisiles, el THAAD15. Con todo, es justo decir que hay una identidad y orgullo nacionales firmemente asentados, que permiten a Corea del Sur enfrentar los desafíos internos y proyectar liderazgo en el mundo.

Situación demográfica y epidemiológica de Corea del Sur

Corea del Sur, como se explicaba, tiene una población de 51 millones 700 mil habitantes. Como se puede observar en el gráfico 1, entre 1960 y 2017, duplicó su población, si bien su crecimiento se ha aletargado desde que comenzó el siglo XXI. Ello obedece a la baja tasa de fertilidad, la cual es de 0.98 hijos por mujer -cifra inferior a la de Japón que es de 1.43 hijos por mujer. Esta tasa obedece a que en 2018 nacieron 8.7 por ciento menos bebés que respecto a 201716.

A lo anterior se suma la longevidad de la población. La esperanza de vida promedio en Corea del Sur, como se puede observar en el gráfico 2, es de 82.63 años, lo que significa que entre 1960 y 2017, se sumaron alrededor de 27 años a la vida de los habitantes. Sin embargo, como se puede inferir al contrastar la longevidad frente a la tasa de fertilidad, la población está envejeciendo.

La pirámide demográfica muestra una base pequeña. En 2017, la cantidad de personas mayores de 65 años superó a la de las personas que tienen entre 0 y 14 años. Hoy, quienes tienen 65 o más años representan el 13.6 por ciento de la población total17.

En Corea del Sur no es obligatorio el certificado médico de defunción, lo que ha impactado históricamente en la calidad de las estadísticas en materia de salud. A finales del siglo pasado, las autoridades gubernamentales introdujeron cambios en la manera en que se registran las defunciones, generando bases de datos que se cruzan con otras bases de datos, por lo que la clasificación errónea de la causa del deceso, se ha reducido18.

Hecha esa aclaración, en el gráfico 3 se tienen las 10 principales causas de mortalidad en el país donde diversos tipos de cáncer se ubican en el primer lugar con 153.3 defunciones por cada 100 mil habitantes, seguidos de enfermedades del corazón, neumonía, enfermedades cerebrovasculares, el suicidio, la diabetes mellitus, las enfermedades del hígado, las enfermedades del tracto respiratorio inferior, la enfermedad de Alzheimer y la hipertensión.

Como se explica al pie del gráfico 3, casi la mitad de las defunciones reportadas en 2018 ocurrieron en personas de 80 o más años, lo que corrobora una longevidad asociada a la calidad de vida y el acceso a servicios de salud.

Fuente: Statistics Korea (2018), Causes of Death Statistics 2018, Seoul, disponible en http://kostat.go.kr/portal/eng/pressReleases/8/10/index.board?bmode=download&bSeq=&aSeq=378787&ord=1

Con todo, Corea del Sur tiene la tasa de suicidios más alta entre los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y la cifra ha crecido a más del doble desde el año 2000 para ubicarse, en la actualidad en 29.1 suicidios por cada 100 mil habitantes19.

La problemática del suicidio revela la importancia de la detección de problemas psicosociales por parte de la familia y del sector salud. En este sentido, Corea del Sur debe mejorar en la atención de la problemática dado que hay igualmente una tasa de mortalidad alta provocada por enfermedades mentales como la esquizofrenia y el desorden bipolar y ello ubica al país en el tercer lugar entre los miembros de la OCDE20.

El tabaquismo es un serio problema de salud pública en el país. En 2016, el 40.7 por ciento de los hombres y el 6.4 por ciento de las mujeres fumaban. Por ello, el Ministerio de Salud y Bienestar Social ha emprendido una campaña para disminuir el consumo de tabaco, con el objetivo de que en 2022 la tasa de fumadores masculinos sea inferior al 29 por ciento21. Las medidas adoptadas incluyen un aumento en el precio de los cigarrillos y productos del tabaco y hasta premios a quienes abandonen el tabaquismo, por ejemplo, en las fuerzas armadas22.

El consumo de alcohol es un problema de salud en especial en sectores sociales con bajo nivel educativo. El consumo de bebidas alcohólicas está a punto de duplicarse respecto al que se producía hace 50 años. La cerveza ha desplazado al makgeolli, el vino de arroz tradicional del país23. Más allá de ello, la ingesta de alcohol en el país está fuertemente concentrada: el 20 por ciento de la población que más bebe, consume el 66 por ciento de todo el alcohol24.

El sistema de salud de Corea del Sur

Corea del Sur tiene uno de los más altos niveles de aprovisionamiento de servicios hospitalarios entre los países de la OCDE. La tendencia en el mundo ha sido a la baja en la disponibilidad de camas de hospital, mientras que en Corea del Sur no es así. Como se observa en el gráfico 4, Corea del Sur es, detrás de Japón, el país con más camas de hospital entre un grupo selecto de países desarrollados. En 2017 contaba con 714 camas de hospital para cuidados intensivos por cada 100 mil habitantes -en México, sólo para tener el dato, con una población que supera en cuatro veces a la del país asiático, la cifra era de 138 camas. En lo que toca a camas de hospital simples, Corea del Sur presenta la mejor ecuación detrás de Japón: 12 camas por cada 1,000 habitantes. También posee la más larga permanencia en hospital entre los países de la OCDE, que es de 8. 1 días, en tanto en Corea del Sur la duplica con 16.5 días26.

A pesar de la existencia de capacidad hospitalaria, el problema para el país es la falta de personal médico. En 2017, como se observa en el gráfico 5, existían 2.3 médicos por cada 1,000 habitantes y el crecimiento, respecto al año 2000, aunque sostenido, ha sido lento. El problema se explica por la baja tasa de graduados en medicina que tiene el país, dado que los jóvenes privilegian otras profesiones. El mayor contraste se ve respecto a Irlanda, el país de la OCDE con más egresados en la carrera de medicina: 24.4 por cada 100 mil habitantes, en tanto Corea del Sur tiene 7.6 graduados (datos de 2016)27.

Con todo, los estudiosos de los sistemas de salud destacan la formación educativa de los médicos surcoreanos. En el país existen 41 escuelas de medicina. En los primeros dos años de la carrera, los estudiantes tienen una formación centrada en las humanidades. En los siguientes cuatro años se estudia la medicina sobre todo desde la teoría. Los estudiantes rotan en las distintas clínicas semanalmente, lo que asegura una cobertura casi completa de las distintas especialidades médicas. Así, los médicos surcoreanos tienen una formación más holística a diferencia de otros países donde la especialización médica ocurre de manera temprana28.

La falta de personal médico suficiente en cierta forma es compensada por la existencia de alta tecnología. Las instituciones médicas de Corea del Sur poseen más instrumental –como la tomografía axial computada (TAC) y scanner para resonancia magnética nuclear (RMN)- que los demás miembros de la OCDE. Baste mencionar que, en el país asiático, los equipos para TAC y RMN existentes son de 27.8 y 37.8 por cada millón de habitantes, mientras que en el promedio en la OCDE es de 16. 4 y 26. 1 respectivamente29.

El gasto en salud respecto al PIB se duplicó entre 2000 y 2018. El promedio de gasto en salud per cápita era de 2 mil 283.07 dólares en 2017. Corea del Sur provee un acceso universal a la salud. Sin embargo, los surcoreanos hacen un desembolso de bolsillo significativo. El sistema depende sobre manera de proveedores privados, lo que encarece los servicios para los pacientes. Con todo, hay un límite para el ejercicio del gasto de bolsillo y se promueven descuentos para las personas de bajos ingresos. La instancia aseguradora en el sistema de salud surcoreano es el Servicio Nacional de Seguros de Salud (NHIS) y todos los servicios son reembolsados por esta entidad tras la revisión respectiva. El enfoque privilegia a la salud púbica y a la medicina preventiva30.

El Ministerio de Salud y Bienestar es el responsable de las políticas de salud en el país. De él depende el Centro para la Prevención y el Control de las Enfermedades de Corea del Sur (KCDC) por intermedio del Instituto Nacional de Salud de Corea del Sur. El KCDC tiene numerosas responsabilidades, entre otras, realizar estudios epidemiológicos, decretar cuarentenas, aplicar vacunas y pruebas a la población, investigar sobre las enfermedades infecciosas y las enfermedades crónico-degenerativas no transmisibles, etcétera. Fue creado en 2003 y tiene su sede em Osong, Cheongju.

Lecciones aprendidas: Corea del Sur y el MERS

Como es sabido, se han identificado siete tipos de coronavirus: cuatro de ellos (HCoV-229E, HCoV-OC43, HCoV-NL63 y HCoV-HKU1) son muy comunes y algunos están presentes en el resfriado común junto a otros agentes patógenos como los rinovirus, por lo que se estima que una proporción muy alta de la población ha desarrollado defensas frente a ellos estando mayoritariamente inmunizados31. Además de estos cuatro coronavirus, han aparecido de forma más reciente otros tres, de los que el SARSCoV2 es el más famoso si bien sus otros dos hermanos debutaron en el presente siglo encendiendo las alertas de la comunidad científica, debido la incidencia y distintos grados de letalidad: se trata del síndrome respiratorio agudo severo (SARS) y del síndrome respiratorio del Medio Oriente (MERS).

El MERS es una enfermedad respiratoria vírica provocada por un nuevo coronavirus (el coronavirus causante del síndrome respiratorio del Medio Oriente o MERS-CoV) que fue detectado por primera vez en Arabia Saudita en 2012. Los síntomas típicos del MERS son fiebre, tos y dificultades respiratorias. Es habitual que haya neumonía, pero no siempre. También se han registrado síntomas gastrointestinales, en particular diarrea. Algunos casos de infección por MERS-CoV no presentan síntomas, aunque den positivo para el virus en las pruebas de laboratorio. La mayoría de estos casos asintomáticos se han detectado tras exhaustivos rastreos de los contactos de casos confirmados. Aproximadamente entre el 35 y el 40 por ciento de los casos de MERS-CoV notificados han desembocado en la muerte del paciente lo que significa que su tasa de letalidad es la más alta respecto al SARS y el SARSCoV2. En Corea del Sur se logró reducir la tasa de letalidad que, de todas formas fue alta cuando se le compara con otras enfermedades respiratorias: 20 por ciento. Si bien la mayoría de los casos humanos de MERS-CoV se han atribuido a la transmisión de persona a persona en entornos sanitarios, los datos científicos actuales indican que los dromedarios son un importante reservorio de MERS-CoV y una fuente animal de infección humana. Sin embargo, se desconoce la función específica de los dromedarios en la transmisión del virus y cuáles son exactamente las vías de transmisión. En varios países, como Arabia Saudita, Egipto, Omán y Qatar, se han aislado en dromedarios cepas de MERS-CoV idénticas a las cepas humanas. No parece que el virus se transmita fácilmente de una persona a otra a menos que haya un contacto estrecho, por ejemplo, al atender a un paciente sin la debida protección.

Las personas con máscaras faciales pasan por una pantalla eléctrica sobre precauciones contra la enfermedad COVID-19 en Seúl, Corea del Sur, el martes 18 de febrero de 2020. (AP Photo/Ahn Young-joon)

Si bien como se explicaba, el MERSCoV apareció por primera vez en Arabia Saudita en 2012, la enfermedad se propagó a otros países de la región y a Corea del Sur. ¿Por qué una enfermedad que se desarrolló en una región tan lejana de Corea del Sur arribó al país asiático provocando un grave problema de salud púbica en 2015?

El 4 de mayo de ese año, un empresario surcoreano de 68 años involucrado en el negocio de los invernaderos, volvió a Seúl tras un viaje de 10 días en que visitó Bahrein, Qatar y otros países de la región de Medio Oriente32. Una semana después, el empresario presentaba un cuadro febril y dificultades para respirar, razones por las que visitó diversas clínicas locales hasta que fue admitido ya con neumonía en el Hospital St. Mary de Pyeongtaek, en la provincia de Gyeonggi. Su condición no mejoró ahí, por la que fue transferido al Centro Médico Samsung en Seúl. Tras diversos estudios, los médicos finalmente identificaron el padecimiento del empresario como MERS-CoV el 20 de mayo. Sin embargo, para ese momento, el empresario había contagiado a otras 28 personas al haber visitado diversos centros de salud y hospitales previamente. Pero la crisis no terminó ahí. Un hombre de 35 años que se infectó también en el Hospital St. Mary de Pyeongtaek arribó igualmente al Centro Médico Samsung el 27 de mayo. Este hombre a quien en la literatura médica se conoce como el “paciente 14” fue aislado en el centro hospitalario, si bien, para ese momento, ya había contagiado a otras 82 personas. Así, Corea del Sur tuvo la mayor cantidad de casos de MERS-CoV, detrás de Arabia Saudita a nivel global, con 186 casos confirmados, 38 decesos y 16 mil personas en cuarentena33.

Todo ello obedeció a una cadena de errores de parte de las autoridades surcoreanas, entre los que destacan:

  • pérdida de tiempo valioso para identificar la enfermedad;
  • en ese tiempo la OMS ya había explicado la amenaza que implicaba el MERS-CoV, pero Corea del Sur no registró esta información;
  • la OMS mencionó a Bahrein como un país que no presentaba casos en ese momento, pero lo incluyó en la lista porque los había tenido en el pasado y las autoridades surcoreanas tampoco tomaron nota de ello;
  • ante ese anuncio de la OMS, Estados Unidos incluyó a Bahrein en la lista de zonas de peligro por el MERSCoV, pero Corea del Sur no replicó esa medida;
  • cuando el empresario de 68 años buscó ayuda médica, las autoridades descartaron la posibilidad de que pudiera padecer MERS-CoV porque había regresado de Bahrein; y, más importante,
  • el Ministerio de Salud y Bienestar rechazó la solicitud para que se aplicara al paciente la prueba del MERSCoV alegando que el empresario no reunía los criterios para el diagnóstico34.

Desde el 2012 se han notificado casos de MERS en 27 países: Alemania, Arabia Saudita, Argelia, Austria, Bahrein, la República Popular China (RP China), Egipto, Emiratos Árabes Unidos, Estados Unidos, Filipinas, Francia, Grecia, Italia, Jordania, Kuwait, Líbano, Malasia, Omán, Países Bajos, Qatar, Reino Unido, República de Corea, República Islámica de Irán, Tailandia, Túnez, Turquía y Yemen.

Es importante insistir en que el virus MERSCoV no ha desaparecido, pero que las autoridades surcoreanas aprendieron su lección. Así, en septiembre de 2018, un hombre de 61 fue diagnosticado con el MERSCoV al regresar a Seúl de un viaje de negocios de los Emiratos Árabes Unidos con escala en Kuwait. El paciente empezó a padecer fiebre y dificultad para respirar y a su llegada a Seúl fue remitido al Centro Médico Samsung, el cual notificó a las autoridades de que se trataba de un posible caso de MERSCoV. Ante ello, el paciente fue trasladado al Hospital Nacional Universitario donde se confirmó el diagnóstico. En esa ocasión, las autoridades convocaron a una reunión de emergencia para analizar la situación y las acciones emprendidas fueron expeditas: se puso en cuarentena a pasajeros y tripulantes del avión en el que arribó el paciente, al igual que a los oficiales de inmigración que lo atendieron. Así, el problema no pasó a mayores35.

El MERSCoV también arroja importantes lecciones -aparentemente no aprendidas por la comunidad internacional, aunque sí por Corea del Sur- respecto a la zoonosis. La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) llevó a cabo en Omán una reunión de expertos científicos y autoridades sanitarias y veterinarias de 12 países36 para analizar la manera en que los animales pueden transmitir enfermedades a seres humanos. La reunión generó una serie de recomendaciones de singular importancia en la actualidad y apuntan a:

  • sensibilización del público sobre el MERSCoV,
  • inversiones urgentes en investigación y vigilancia de animales;
  • búsqueda sistemática de posibles fuentes de infección humana de fuentes animales o del medio ambiente;
  • esfuerzos y coordinación conjuntos entre las autoridades públicas sanitarias;
  • buenas prácticas en el refuerzo de las medidas de bioseguridad en explotaciones agrícolas o en los pasos fronterizos,
  • subrayar la importancia de que quienes trabajan con ganado, en mataderos y con animales de carreras, mantengan una buena higiene personal, lavándose frecuentemente las manos después de tocar a los animales, utilizando indumentaria protectora y lavando ropa sucia, zapatos y otros objetos,
  • mayor intercambio de información a nivel regional y mejor coordinación para gestionar los riesgos derivados del movimiento y comercio de ganado,
  • posible implantación de pasaportes/certificados animales para los camellos de carreras,
  • participación del sector privado (por ejemplo, asociaciones de carreras, empresas de cría y compañías de envasado de carne)37.

Corea del Sur y el coronavirus

El primer caso de COVID-19 fue confirmado el 20 de enero de 2020. Se trata de una mujer china que arribó al aeropuerto internacional de Seúl, procedente de Wuhan con fiebre alta y que fue evaluada y remitida a un hospital para recibir tratamiento38.

Las autoridades, quienes aprendieron las lecciones de la epidemia de MERSCoV, actuaron rápidamente y en una semana aplicaron más de 200 mil pruebas lo que les permitió mantener a raya la enfermedad y reducir la tasa de contagios de 813 personas el 29 de febrero a 114 el 12 de marzo. Parecía que Corea del Sur había logrado achatar la curva. Sin embargo, una mujer de 61 años, conocida popularmente como “la paciente 31” contagió a una enorme cantidad de personas. ¿Cómo ocurrió el hecho?

La mujer asistía periódicamente a la Iglesia de Jesús Shincheonji, una secta creada por Lee Man-hee en 1980 y que rinde culto a su fundador quien asegura que Jesucristo se le apareció como una figura celestial brillante. Esta iglesia tiene unos 250 mil seguidores en el país39.

La mujer, aunque presentaba fiebre, seguía asistiendo a la iglesia -sumamente concurrida- donde permanecía por un par de horas. También, el 7 de febrero la mujer acudió al hospital tras un accidente de coche; el 9 de febrero regresó a la iglesia; el 10 desarrolló fiebre; el día 15 tomó un taxi y comió en el restaurante de un hotel; el 16 volvió a la iglesia; el 17 acudió al ambulatorio y el 18, ya en el hospital, dio positivo por coronavirus. En ese momento se confirmó que ella era la “paciente 31” y al paso de los días se reveló que ella también sería la responsable de haber contagiado a, por lo menos, 1,000 personas40. En el KCDC obtuvieron una lista de 9 mil 300 personas que habían asistido a los servicios religiosos a los que también acudió la “paciente 31.” El resultado fue que unas mil 200 personas decían tener síntomas “similares a la gripe”, de los cuales terminaron siendo confirmados unos 100 casos por coronavirus.

Un surcoreano transita por el popular paso de cebra de Seúl durante la alerta máxima por coronavirus. REUTERS

Esta dramática experiencia que las autoridades surcoreanas compartieron con el mundo, permitió saber más sobre la importancia del distanciamiento físico, pero también sobre la propagación de la enfermedad. En la mayoría de los países hay un “paciente 31” que actúa de manera irresponsable a pesar de presentar los síntomas y que ha coadyuvado a propagar la enfermedad. Es el caso de la Carmela Hontou, la diseñadora uruguaya que viajó a Europa y luego, de vuelta a su país ya con síntomas, fue a una boda a la que concurrieron unas 500 personas41. En México, una mujer residente de Tabasco ha sido señalada por las autoridades como posible contagiadora de unas 300 personas al haber presentado síntomas -que luego confirmaron la enfermedad- y seguir con su vida normal como si nada42.

A pesar del revés que representó para Corea del Sur la “paciente 31”, es importante destacar que la estrategia surcoreana se apoyó en las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) para enfrentar la enfermedad. Los desarrolladores de software apoyaron los esfuerzos de las autoridades del país creando una serie de aplicaciones para los teléfonos celulares, por ejemplo Corona100m la que, según fuentes gubernamentales fue descargada un millón de veces por los usuarios en las primeras semanas de la epidemia y a través de ella se podía dar seguimiento a cualquier paciente diagnosticado con el SARCoV2 que se encontrara en un radio de 100 metros mientras que también se mostraban los lugares visitados por el paciente, su edad, género y fecha del diagnóstico. CoronaMap es otra aplicación que muestra lugares visitados por pacientes diagnosticados por la enfermedad, para que las personas eviten ir a esos lugares43.

Así, los teléfonos celulares y en general las TIC jugaron un papel central en apoyo a las pruebas masivas realizadas por las autoridades y al rastreo y monitoreo de pacientes infectados44. También es importante destacar la cultura: en diversas encuestas se preguntó a la población si estaba de acuerdo con este tipo de monitoreo, a lo que respondió afirmativamente, enfatizando que es mejor velar por el bien común que por los derechos individuales45 -algo que contrasta de manera notoria con la cultura política estadunidense.

En el momento de escribir estas líneas (mayo 8 de 2020), el país tiene 10 mil 822 casos confirmados y 256 defunciones. Así, no sólo ha logrado achatar la curva, sino que ha servido como ejemplo en otras partes del mundo. Sus pruebas rápidas, las cuales se pueden aplicar hasta en el automóvil de la persona que sospecha que padece la enfermedad, sin que descienda del mismo permiten actuar con celeridad -a pacientes, médicos y autoridades- para la contención del virus. También el país brinda asistencia y exporta equipo médico y pruebas rápidas a diversos Estados. Al final es claro que Corea del sur aprendió la lección de la epidemia del MERSCoV. La rapidez con la que las autoridades actuaron el 20 de enero de 2020 cuando se confirmó el primer caso de coronavirus y semanas después ante la imprudente “paciente 31”, muestra que es factible anticiparse cuando existe la voluntad política, la conciencia social y el expertise científico y tecnológico confluyen en torno a una estrategia clara.


1 Michael Breen (2017), The New Koreans: The Story of a Nation, New York, Thomas Dunne Books, pp. 37-45.

2 Klaus Schwab (2019), World Competitiveness Report 2019, Geneva, World Economic Forum, p. 322.

3 The Heritage Foundation (2020), 2020 Index of Economic Freedom, Washington D. C. The Heritage Foundation, disponible en https://www.heritage.org/index/country/southkorea

4 Transparency International (2017), Corruption perception Index 2017, Berlin, Transparency International, disponible en https://www.transparency.org/news/feature/corruption_perceptions_index_2017

5 Institute for Economics and Peace (2019), Global Peace Index 2019. Measuring Peace in a Complex World, Sydney, Institute for Economics and Peace, p. 8. Corea del Sur cayó nueve lugares respect al índice correspondiente a 2018.

6 BBC News Mundo (26 mayo 2009), “Breve historia de las dos Coreas”, disponible en https://www.bbc.com/mundo/internacional/2009/05/090526_historia_dos_coreas_mes

7 Il SaKong y Younsung Koh (2010), La economía coreana. Seis décadas de crecimiento y desarrollo, Santiago de Chile, Korea Development Institute, p. 28.

8 Il SaKong y Younsung Koh, Op. cit., pp. 30-35.

9 Il SaKong y Younsung Koh, Op. cit., p. 60.

10 Daniel Tudor (2014), A Geek in Korea: Discovering Asia’s New Kingdom of Cool, Tokyo, Tuttle Publishing.

11 Este consorcio que en 2014 controlaba el 17 por ciento del PIB de Corea del Sur, construye barcos, casas, hoteles, hospitales, y también ofrece seguros de vida, administra canchas de golf y parques temáticos. Véase BBC News Mundo (10 octubre 2016), “La familia mutimillonaria detrás de Samsung, el mayor (y más atribulado) fabricante de teléfonos del mundo”, disponible en https://www.bbc.com/mundo/noticias-37607378

12 Sin embargo, la existencia de los chaebol genera controversia, sobre todo porque, al decir de los expertos, contribuyen a un desigual reparto de la riqueza en el país: los cinco principales chaebol poseen recursos equivalentes a más de la mitad de la economía del país. Véase Karishma Vaswani (26 abril 2017), “Qué son los imperios empresariales “chaebol” y por qué generan controversia en Corea del Sur”, en BBC News Mundo, disponible en https://www.bbc.com/mundo/noticias/2015/01/150116_economia_corea_del_sur_razones_desarrollo_lf

13 Murió asesinado por el director de la Agencia Central de Inteligencia Coreana (KCIA), Kim Jae-jyu durante una cena en la residencia del mandatario, el 26 de octubre de 1979.

14 BBC News Mundo (26 de enero 2015), “¿Cómo logró Corea del Sur su milagro económico?”, disponible en https://www.bbc.com/mundo/noticias/2015/01/150116_economia_corea_del_sur_razones_desarrollo_lf

15 ABC (07/09/2017), “Corea del Sur completa la instalación del escudo antimisiles”, disponible en https://www.abc.es/internacional/abci-corea-completa-instalacion-escudo-antimisiles-201709071559_noticia.html

16 Expansión (2 de septiembre 2019), “La tasa de natalidad en Corea del Sur cae a mínimos históricos”, disponible en https://expansion.mx/mundo/2019/09/02/la-tasa-de-natalidad-en-corea-del-sur-cae-a-minimos-historicos

17 The Korea Times (2017-8-31), “Number of seniors surpass the youth for 1st time: census”, disponible en http://www.koreatimes.co.kr/www/biz/2017/08/367_235722.html

18 El llenado de actas de defunción es un tema fundamental para el registro de las causas de muerte. La Organización Mundial de la Salud (OMS) tiene un modelo sugerido a la comunidad internacional que, en general, se respeta. En él se deben registrar tanto las casusas subyacentes al igual que los eventos mórbidos que produjeron la muerte, o el accidente o la violencia que produjeron un daño fatal. En la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), existía en planes de estudio previos, una asignatura para explicar a los estudiantes cómo se vacía la información en un acta de defunción. Ahora ese curso ya no se imparte. En muchos centros de salud y hospitales de México, es frecuente encontrar actas de defunción donde se registra como causa de la muerte “paro cardiaco”, terminología no médica que es incorrecta. Para el caso de Corea del Sur véase Hyo Jung Oh , Donng Min Yang, Chong Hyuck Kim, Jae Gyu Jeon, Nam Hyung Jung, Chan Young Kim, Jürgen Symanzik, Hyo Won Oh, Akugizibwe Edwin, Seong Il, Jo y Jeong Yong Ahn “Exploring Mortality rates for Major Cases of Death in South Korea” en The Open Public Healtj Journal, disponible en https://benthamopen.com/contents/pdf/TOPHJ/TOPHJ-12-16.pdf

19 OECD (April 2016), Health Policy in Korea, Paris, Organization for Economic Cooperation and Development, p. 2.

20 Ibid

21 KF (June 6, 2019), “Corea del Sur presenta un plan de “final del tabac” para que las personas dejen de fumar”, disponible en https://www.kf-latinamerica.org/single-post/2019/06/10/Corea-del-Sur-presenta-un-plan-de-final-del-tabaco-para-que-las-personas-dejen-de-fumar

22 Excélsior (31/05/2016), “Corea del Sur dará premios a sus soldados… por dejar de fumar”, disponible en https://www.excelsior.com.mx/global/2016/05/31/1095967

23 ICEX (junio 2017), El consumo de bebidas alcohólicas en Corea del Sur, se multiplica en las últimas décadas, Gobierno de España, disponible en https://www.icex.es/icex/es/navegacion-principal/todos-nuestros-servicios/informacion-de-mercados/paises/navegacion-principal/noticias/NEW2017722962.html?idPais=KR

24 OECD, Ibid.

25 Jonas Glatthard (7 de abril de 2020), Crisis del coronavirus. Comparado con otros países, ¿cuántas camas de hospital hay en Suiza, Ginebra, Swissinfo, disponible en https://www.swissinfo.ch/spa/crisis-del-coronavirus_comparado-con-otros-pa%C3%ADses—cu%C3%A1ntas-camas-de-hospital-hay-en-suiza-/45673414

26 OECD, Ibid.

27 Asia News (17/10/2018), “Salud: Seúl es el líder mundial en camas y equipamiento hospitalario, pero faltan médicos”, disponible en http://www.asianews.it/noticias-es/Salud:-Se%C3%BAl-es-l%C3%ADder-mundial-en-camas-y-equipamiento-hospitalario,-pero-faltan-m%C3%A9dicos–45234.html

28 Ashwin Palaniappan, Udit Dave y Brandon Gosine (2020), “Comparing South Kore and Italy’s Health Systems and initiatives to combat COVID19”, en Revista Panamericana de Salud Pública, disponible en https://iris.paho.org/handle/10665.2/52011

29 Asia News, Ibid.

30 Ashwin Palaniappan, Udit Dave y Brandon Gosine, Ibid.

31 Ismael Mingarro (24 de marzo de 2020), “Los siete tipos de coronavirus que infectan humanos”, en National Geographic, disponible en https://www.nationalgeographic.com.es/ciencia/7-tipos-coronavirus-que-infectan-humanos_15353

32 DW (13/06/2015), “OMS: Brote de MERS en Corea del Sur: largo y complejo”, disponible en https://www.dw.com/es/oms-brote-de-mers-en-corea-del-sur-largo-y-complejo/a-18515191

33 Hyung Jung Kim (March 20, 2020), “South Korea learned its successful COVID-19 strategy from a previous coronavirus outbreak: MERS”, en Bulletin of the Atomic Scientists, disponible en https://thebulletin.org/2020/03/south-korea-learned-its-successful-covid-19-strategy-from-a-previous-coronavirus-outbreak-mers/

34 Ibid.

35 EFE (9 de septiembre 2018), “Corea del Sur registra su primer caso de MERS desde el brote de 2015”, disponible en https://www.efe.com/efe/america/sociedad/corea-del-sur-registra-su-primer-caso-de-mers-desde-el-brote-2015/20000013-3743700

36 Arabia Saudita, Bahrein, Egipto, Emiratos Árabes Unidos, Etiopía, Jordania, Kuwait, Omán, Palestina, Qatar, Sudán y Yemen.

37 FAO (23 de mayo de 2014), El coronavirus MERS: necesario intensificar la investigación sobre el papel de los camellos y otros animales, Roma, Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, disponible en http://www.fao.org/news/story/es/item/232546/icode/

38 DW (20.01.2020), “Corea del Sur informa del primer caso confirmado de coronavirus”, disponible en https://www.dw.com/es/corea-del-sur-informa-del-primer-caso-confirmado-de-coronavirus/a-52064342

39 José Antonio Luna (16/03/2020), “La paciente 31 de Corea del Sur: la enferma por coronavirus que obligó a poner en vigilancia a 1 200 miembros de una secta”, en El Diario, disponible en https://www.eldiario.es/internacional/paciente-Corea-Sur-coronavirus-vigilancia_0_1006500397.html

40 Los contagios de la paciente 31 son mostrados en este gráfico de Reuters (March 20, 2020), “Clusters”, disponible en https://graphics.reuters.com/CHINA-HEALTH-SOUTHKOREA-CLUSTERS/0100B5G33SB/index.html

41 Nelson Fernández (13 de marzo de 2020), “Sin saber, una contagiada uruguaya estuvo en casamiento con 500 personas”, en La Nación, disponible en https://www.lanacion.com.ar/el-mundo/sin-saber-contagiada-uruguaya-estuvo-casamiento-500-nid2343209

42 Infobae (31 de marzo de 2020), “Quién es la “paciente 31” de México: la mujer que pudo contagiar a más de 300 personas de COVID-19”, disponible en https://www.infobae.com/america/mexico/2020/03/31/quien-es-la-paciente-31-de-mexico-la-mujer-que-pudo-contagiar-a-mas-de-300-personas-de-covid-19/

43 Yesheng Huang, Meicen Sun y Yuze Sui (April 15, 2020), “How Digital Contact Tracing Slowed Down Covid-19 in east Asia”, disponible en https://hbr.org/2020/04/how-digital-contact-tracing-slowed-covid-19-in-east-asia

44 The Government of the Republic of Korea (April 15, 2020), Flattening the curve on COVID-19. How Korea responded to a pandemic using ICT, Seoul, The Government of the Republic of Korea.

45 Yesheng Huang, Meicen Sun y Yuze Sui, Ibid.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password