Cinque Terre

Rubén Aguilar Valenzuela

[email protected]

Consultor, profesor y articulista y exvocero presidencial

Convento de Santa María de Gracia/San Agustín, Morelia, Michoacán

Desde 1991 el Centro Histórico de Morelia es Patrimonio Cultural de la Humanidad de la Unesco. El conjunto conventual de Santa María de Gracia-San Agustín forma parte de la declaratoria.

Toponimia

Guayangareo fue el nombre original de lo que después sería Valladolid y más tarde Morelia. Es una palabra purépecha que significa “loma larga y achatada”.

Historia

Poco antes de 1548 los frailes de la Orden de San Agustín fundaron el conjunto conventual. En 1550 iniciaron la construcción. Se levantó un edificio temporal en el lugar donde ahora se ubica la iglesia de San Agustín. Fue la tercera fundación agustina en lo que ahora es Michoacán.

Después de 1602 la nave fue techada con una bóveda. En ese año el convento tenía 20 celdas. En 1620 la iglesia fue cubierta con una bóveda en forma de domo, construida por fray Diego de Basalenque (Kubler). La construcción se terminó en 1626. En 1623 se concluyó el claustro bajo, la portería y después la sacristía, la escalera del claustro alto, la sala de profundis y el refectorio. De 1662 a 1667 se hizo la torre alta de la portada principal con el diseño de fray Antonio Flores, quien inició su construcción, que terminó fray Simón Salguero.

Cuando en 1602 los agustinos crearon la nueva Provincia de San Nicolás de Tolentino había ya 22 conventos en lo que ahora son los estados de Michoacán, Guanajuato y llegaban hasta Zacatecas. En 1838 los agustinos dejaron el edificio, que permaneció en el abandono; 20 años después, en 1857, se empezó a utilizar como vecindad. En 1863, como consecuencia de las Leyes de Reforma, la propiedad fue nacionalizada y el templo entregado al clero secular.

En 1885 el atrio y el convento fueron usados como mercado. En 1874, la iglesia fue dividida del convento y el gobierno lo vendió a una asociación de comerciantes, quienes a su vez traspasaron la propiedad, que vovió a ser una vecindad.

Ahora el mercado está en dos galerías que se ubican en los extremos de lo que fue el atrio y hoy es una plaza.

El recinto de lo que fue el convento pasó a ser propiedad de la Universidad de Michoacán en 1976. Ese mismo año el edificio fue tomado por la Casa del Estudiante Isaac Arriaga con el apoyo de otras organizaciones estudiantiles y sindicales. Hasta hoy ellos tienen el control del edificio.

Descripción

Atrio

Es ahora una plaza donde están los portales que alojan el mercado de San Agustín.

Portal de peregrinos/Portería

Tiene cuatro arcos de medio punto; entre ellos, unas columnas. Son muy elegantes. Ahora se encuentran como se ve en la fotografía (22 de julio de 2021). Las condiciones son lamentables. Los arcos alojan negocios y uno, con puerta, es la entrada al convento, ocupado desde 1976 por una asociación de estudiantes.

Iglesia

Exterior

La fachada tiene tres elementos: la portada, la ventana del coro y un nicho arriba de ésta. La portada tiene un cuerpo y tres calles. En la central un arco de medio punto y en las dos laterales, enmarcadas en dobles columnas, unas ventanas ovaladas. El estilo es renacentista. La ventana del coro es un arco de medio punto enmarcado en dos columnas. En la parte superior, una repisa que es la base del nicho que también es un arco de medio punto. En la parte superior la fachada termina en un triángulo.

Tiene dos torres; la de la izquierda, con cuatro cuerpos, una cúpula y una linternilla. En tres de ellos arcos de medio punto alargados. Es de mediados del siglo XVII. A la izquierda, una torre pequeña que se monta sobre la fachada. En el segundo cuerpo arcos de medio punto alargados.

Interior

La planta es de una nave y tiene una cúpula. Los altares son neoclásicos de buena factura. Hay quienes dicen que el diseño del altar mayor es obra del arquitecto Francisco Eduardo Tres Guerras.

El altar tiene dos cuerpos; el primero es solo una base, mientras que el segundo tiene tres calles. La del centro está enmarcada en dos arcos dobles con capiteles corintios. La imagen de la Virgen está en un ciprés que tiene cuatro columnas. Sobre estos, otros capiteles que sostienen un medio círculo que aloja un nicho en medio de rayos; al centro, una cruz. En las dos calles laterales, nicho con imágenes; las enmarcan dos dobles columnas. En la parte superior del medio circulo, como remate, un Cristo entre nubes y rayos.

La estructura de los altares laterales es la misma en cada uno de ellos. Pertenecen a una misma época. Son obra neoclásica de buena factura. Todos en piedra.

Pinacoteca de San Agustín

En lo que fue la sacristía se encuentra una pinacoteca con 93 obras, que fueron realizadas desde el siglo XVIII hasta el XX. Hay cuadros relacionados con la vida de san Agustín de Hipona y la Pasión de Cristo, y también la pintura mural en blanco y negro que muestra la Santísima Trinidad, los ángeles pasionarios y la bóveda celeste con los signos del Zodiaco.

La pintura mural de la Pinacoteca se atribuye al fraile agustino Diego Becerra, quien, entre 1676 y 1682, durante el priorato de fray Cristóbal Plancarte, realizó este trabajo. Hay también cuadros firmados por él. Pintó el convento agustino de Puebla.

Los óleos de la serie que hace alusión a la vida de san Agustín y que son firmados por Becerra, son atribuidos también al fraile Simón Salguero.

Convento

El claustro tiene sólo tres lados construidos. El que da a la iglesia es la pared de la misma. Tiene claustro alto y claustro bajo. En el bajo hay cuatro arcos de medio punto por cada lado; en medio de cada uno, contrafuertes. En el alto hay ocho arcos más pequeños de medio punto rebajados; al centro, una fuente. Es una construcción austera y elegante. Las ventanas que dan hacia el atrio son muy hermosas, con un discreto arco ojival.

Desde 1976, el claustro es una residencia estudiantil. Las condiciones del edificio son lamentables y el nivel de deterioro es muy grande. La propiedad es de la Universidad de Michoacán. Ni ella ni el gobierno han construido una nueva residencia o proporcionado otro inmueble para que los estudiantes desalojen el convento y así restaurarlo y rescatar los murales que se están perdiendo. En la visita de julio de 2021, la puerta estaba cerrada. Sólo los estudiantes que ahí viven tienen llave.

Frescos

En los corredores del primer y segundo claustro existen frescos en franco deterioro. Algunos han sido “retocados” por los estudiantes que ahí viven.

Comentario

La iglesia, que es del siglo XVII, se encuentra en muy buen estado y está bien conservada. En las últimas décadas ha tenido ocho intervenciones de restauración a cargo del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

El convento es otra realidad y sus condiciones son lamentables. Se está perdiendo lo que aún queda de los frescos y hay también alteraciones por humedad en la estructura del edificio.

En los últimos 45 años ni la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo ni el INAH, ni los gobiernos federal, estatal y municipal han hecho algo para resolver el problema e iniciar la restauración total del edificio.

Para estas instancias de gobierno no ha influido que el conjunto conventual forma parte de la declaratoria del Centro Histórico de Morelia como Patrimonio Cultural de la Humanidad de la Unesco.

Para no intervenir, el INAH señala que “no es propietario o poseedor ni tiene bajo custodia, destino, administración o bajo cualquier título o régimen los inmuebles que conjuntamente conforman la antigua unidad denominada convento de San Agustín, localizado en Morelia, Michoacán, por lo que no destinó recursos económicos para la ejecución de dichos trabajos”.

Los estudiantes tienen derecho a que se les aloje, pero es incomprensible que las autoridades no actúen y un patrimonio monumental de la nación sea utilizado por particulares mientras el edifico y los murales se deterioran. Urge que la universidad y las distintas instancias de gobierno resuelvan el problema antes de que siga la destrucción de los murales y el edificio.

Visitas

La última visita la hice con Sybille el 22 de julio de 2021. A lo largo de los últimos 40 años he estado en el sitio seis o siete veces. En la anterior a esta última pude entra al convento.

Fuentes consultadas

Notas de mis visitas.

Kubler, George, Arquitectura mexicana del siglo XVI, FCE, México, 1983.

Hernández, Alejandra, “Pinocoteca, oculta por los agustinos descalzos”, en El Sol de Morelia, Morelia, Michoacán, 25 de mayo de 2019.

Hernández, Alejandra, “Rescate al exconvento agustino, en el olvido”, en El Sol de Morelia, Morelia, Michoacán, 25 de agosto de 2019.

Leyva Granados, Patricia, El pintor de lo sagrado: Pinacoteca de Morelia, Michoacán, Archivo de la Provincia Agustiniana de Michoacán, 27 de mayo de 2020.


Twitter: @RubenAguilar

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password