Cinque Terre

Rubén Aguilar Valenzuela

[email protected]

Consultor, profesor y articulista y exvocero presidencial

Convento Santa María de la Concepción

Convento Santa María de la Concepción

Atlihuetzian, Tlaxcala

Toponimia

Atlihuetzian es una palabra náhuatl que se traduce como “Lugar donde cae el agua”.

Historia

Se dice que en 1523, Hernán Cortés trazó los planos de la iglesia. Es una fundación de la Orden de los Frailes Menores (OFM) de la Provincia del Santo Evangelio. En 1555 se introdujo por primera vez el Santísimo Sacramento. La capilla abierta y la iglesia no fueran construidas antes de esta fecha. El conjunto se edificó en tres etapas. En 1569 se contaba con dos frailes residentes. Se atendían a doce pueblos.

En 1585 existía el convento con el claustro bajo y alto. La iglesia estaba también terminada. El padre Ponce dice que el conjunto era “mediano y bien edificado”. La puerta del patio de la parroquia cercana presenta columnas del siglo XVI que pudieron ser parte de esta construcción (G. Kubler).

La siguiente información está tomada de un artículo de María Guadalupe Valiñas Valera:

Charles Gibson señala que en octubre de 1554 se destinaron 150 pesos para darlos a los franciscanos, tomándolos de la Real Hacienda con el fin de terminar el trabajo empezado. Es probable que la capilla abierta y el templo estaban adelantados en 1554–1555. Se estima la edificación del convento comienza en 1550 y termina en 1560.

En 1721 fue azotada la comunidad por una peste, falleció la mayoría de la población y en 1725 se vino abajo la techumbre, después las capillas posas, que eran cuatro, una en cada extremo. La torre cayó por el efecto de un ciclón en julio de 1882.

Esta iglesia fue la primera en el continente americano que la Santa Sede autorizó para llevar torre. Las paredes tienen 21 metros de altura y fue uno de las iglesias más altas del período colonial en toda América. El conjunto arquitectónico abarcaba tres hectáreas.

Los franciscanos abandonan el lugar en tiempos del proceso de secularización que impulsa el obispo de Puebla Juan de Palafox (1600-1659). La atención religiosa de la población pasa a manos del clero secular. El conjunto se abandona y empieza su destrucción y saqueo.

Arcos de la capilla abierta e iglesia

———

Como parte de la alianza entre los españoles y los tlaxcaltecas aquí se prefabricaron los trece bergantines de madera que, en partes, fueron llevadas por tierra hasta Texcoco para ser ensamblados y luego utilizados en la toma de Tenochtitlán. La mano de obra era indígena.

———

En entrevista de Valiñas Valera con don Isaías Ocampo éste le cuenta la historia del capitán Gonzalo Acxotécatl (Axotecatlcocomixtli) señor y cacique de Atlihuetzian. Acxotécatl participó militarmente con un alto rango en la toma de Tenochtitlán. Por eso al concluir la conquista recibe de manos de Cortés la imagen de la Virgen conocida como La Conquistadora.

——–

En versión de la Iglesia católica Los “Niños Mártires de Tlaxcala” (Cristóbal, Antonio y Juan) fueron martirizados entre 1527 y 1529. La historia cuenta que:

– Cristóbal

Nació en Atlihuetzia. Se ignora la fecha de su nacimiento. En 1527 fue asesinado. Se piensa tenía entre 12 y 13 años. Hijo mayor del cacique Acxotécatl y de su primera esposa Tlapaxilotzin. Junto con sus medios hermanos Bernardino, Luis y otro que no se conoce el nombre fue evangelizado y bautizado. Se le pide convierta a su padre y a sus servidores quienes aún practicaban el culto a sus dioses y también que condene la embriaguez. Sus palabras no hacen efecto y un día decide romper las imágenes y derramar el pulque con el que se emborrachaba su padre.

Éste enfurece y su segunda esposa, madre de los medios hermanos de Cristóbal, que deseaba que uno de sus hijos heredera el cacicazgo, lo convence de matarlo. El padre lo llama a su casa, estaba en el convento, para una fiesta. Se encierra con él en un cuarto y con un garrote lo golpea. Luego lo lanza al fuego.

Lo rescata su madre Tlapaxilotzin, con ayuda de personal a su servicio. Cristóbal seguía vivo y en su agonía pidió ver a su padre y le dijo: “Padre no creas que estoy enojado o me iré rencoroso, yo te perdono porque me has dado la gloria eterna”. Luego murió.

Durante siglos el niño Cristóbal fue “venerado” como santo en Atlihuetzia. Su historia se olvida por un tiempo hasta que el primer obispo de Tlaxcala, Luis Munive y Escobar (1920-2001), descubre un retablo que decía “Venerable Cristóbal”. Entonces empieza la investigación sobre este niño. Y asociado con él a los otros dos.

Antonio y Juan

Antonio nació entre 1516 a 1517 y es asesinado en 1529 cuando tiene entre los doce a trece años. Nieto de Xicoténcatl, señor de Tizatlán, y futuro heredero del señorío. Juan tenía la misma edad y servía como criado de Antonio. En 1529 el fraile dominico Bernardino Minaya se dirigía a la evangelización en Oaxaca y, al pasar por Tlaxcala, pide apoyo a los frailes franciscanos para su misión.

Antonio, Juan y un niño que sobrevivió se apuntan como voluntarios. Rumbo a Oaxaca, y al pasar por Tepeaca, los niños fueron enviados solos a Tecali y Cuautinchán, al llegar ahí, Antonio se mete a una casa a recoger imágenes de dioses indígenas, para destruirlas. Juan se queda en la puerta. De pronto se hacen presentes dos hombres con macanas y golpean a Juan, que muere al instante. Antonio al darse cuenta de lo que pasa sale de la casa e increpa a los hombres. Les dice que han asesinado a un inocente. Que él era el responsable de la acción. Frente a ellos rompe las imágenes. En ese mismo momento también lo matan.  ​

———

Los Niños Mártires de Tlaxcala fueron beatificados el 6 de mayo de 1990 en la Basílica de Guadalupe en una ceremonia que presidió el papa Juan Pablo II. La canonización fue el 15 de octubre de 2017 en la Plaza de San Pedro en Roma.​ A partir de 2009 la diócesis de Puebla nombró al lugar como Santuario de los Niños Mártires.

Descripción:

– Atrio

De la iglesia hacia el frente

A lo largo del frente de la iglesia y la capilla abierta hay un espacio muy amplio que fue el atrio. Estuvo cercado y tuvo almenas. Ahora es lo que se ve en la fotografía. No hay nada de la estructura original.

– Capilla abierta

Se forma con tres arcos de medio punto. Cada uno representa a una de las personas de la Santísima Trinidad. Hay tres escalones; el primero que representa la fe, el segundo la esperanza y el tercero la caridad (Valiñas Valera). El arco que enmarca la bóveda de nervaduras parece haber sido restaurado y presenta una segunda capa de mampostería y nuevas molduras. Es muy probable que a la bóveda haya sido construida en este mismo período (G. Kubler)

En el interior de la capilla abierta se encuentran dos hornacinas con aún partes de las pinturas. En la del lado derecho se ve un segmento del rostro del pintor indígena. En la izquierda se ve el sol y la luna. Los colores que predominan son el blanco y el rojo que son los de la vestimenta de Camaxtli-dios protector de los tlaxcaltecas.

Las paredes al fondo también se representan, en tres partes, los votos que hacen los franciscanos: obediencia, pobreza y castidad. En el techo de forma abovedado se ve al centro de la nervadura con una flor de cempasúchil de estilo tequitqui (Valiñas Valera).

 

La barda se puso cuando la comunidad hizo el panteón

– Iglesia

Exterior

Las dos primeras partes de las paredes de la iglesia son de piedra y la última de ladrillo. Son del siglo XVI. Los indígenas ya los fabricaban. Tiene entre tres y cuatro y medio metros de alto. La textura de este material en la nave contrasta con el santuario. Un impresionante remetimiento en el muro norte de la nave, al oeste del arco del presbiterio, sugiere que el santuario pudo ser concluido antes de la nave (G. Kubler).

Los elementos de la fachada, que es un gran rectángulo invertido, son cuatro: La portada, una ventana, un nicho y un contrafuerte en la parte derecha.

La puerta es un arco de medio punto enmarcado en un alfiz. La ventana tiene un arco de medio punto rebajado. El nicho no tiene imagen. El contrafuerte tiene dos ventanas.

El contrafuerte que está a lo largo de toda la fachada

Interior

La planta es de una nave. En el muro izquierdo hay dos ventanas. En el muro derecho una puerta lateral. El púlpito en la pared de la izquierda. Antes del presbiterio hay tres arcos de medio punto. Las paredes están cubiertas con mampostería. Ahora el piso es de losetas de barro cocido. Es un espacio de grandes dimensiones. Eso también se ve desde fuera.

Convento

El convento se destruyó totalmente. En el lugar se estableció el panteón de la comunidad, que todavía sigue ahí.

Comentario

La primera parte del pasto son los vestigios de la estructura prehispánica.

Las dimensiones de la iglesia impresionan por la altura de sus paredes. Se ve en rectángulo sólido de piedra y ladrillo. El sitio permite la visión abierta y amplia de la estructura. El rectángulo invertido de la fachada es monumental y hace juego con el contrafuerte. La impresión es de fuerza y grandeza. Es moderna, pero también medieval.

El interior, que no pudimos visitar porque sigue cerrado por la pandemia, también impresiona. Lo vimos desde el exterior y solo en parte. Las fotografías dan idea de lo que es. Los tres arcos de la capilla abierta son muy elegantes y proporcionados. Del convento no queda nada y cuando uno ve la belleza y fuerza de la iglesia y la capilla abierta no puede dejarse de preguntar ¿cómo sería su estructura?

Don Isaías Ocampo Márquez, que se presenta como cronista, en nuestra visita del 2 de octubre de 2021, nos habló, frente al conjunto, de la historia del convento y también de sus características arquitectónicas. Nos dijo que se construyó sobre un templo indígena. Nos enseñó los vestigios que todavía existen dentro de la barda perimetral que ahora tiene el conjunto. Las piedras se utilizaron en la construcción.

Conoce la historia de su ciudad y del conjunto conventual. Se apoya en un bastón para caminar. Responde a nuestras preguntas. Sabe de fechas y de nombres. Es crítico del obispo de Puebla Juan de Palafox por haber expulsado a los franciscanos de este lugar, para que quedara a cargo del clero diocesano. Nos habló de su padre que fue militar y su madre maestra.

———-

– Visitas

2021 (2 octubre con Sybille)

– Fuentes consultadas

  • Notas de la vista
  • Kubler, George, Arquitectura Mexicana del Siglo XVI, FCE, México, 1983.
  • Valiñas Varela, María Guadalupe, Ex-convento franciscano del siglo XVI, en Atlihuetzía, Tlaxcala, México, Actas Vol.3, INDH, 20.09.17.

Twitter: @RubenAguilar

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password