Cinque Terre

Rubén Aguilar Valenzuela

[email protected]

Consultor, profesor y articulista y exvocero presidencial

Convento de Santiago Apóstol

Tecali de Herrera, Puebla

Toponimia 

Tecali es un topónimo de origen náhuatl, que deriva de los vocablos tétl (piedra) y calli (casa). Se traduce como: Casas de piedra. El apellido Herrera se añade por decreto de 1861, en honor del coronel Ambrosio Herrera, combatiente liberal en la Guerra de Reforma.

Historia

Los habitantes de Tecali eran nahuas y popolocas tributarios del imperio mexica a la llegada de los españoles. En 1520 Hernán Cortés somete Tepeaca y nombra a Francisco de Montaño como primer encomendero de Teacli, al que sucedieron Juan Pérez de Arteaga y Francisco de Orduña, quien ya en 1531 aparece como único encomendero.

El convento es una fundación de la Provincia del Santo Evangelio de la Orden de Fraile Menores (OFM). Aquí, los franciscanos inician su trabajo misional en 1554. Al igual que en Cuautinchán su actividad se acrecienta ante los esfuerzos de la Orden de Predicadores (OP) que buscaban ganarse a la población de esta zona donde había 6,000 familias (1569) (G. Kubler).

En la esquina noreste de la iglesia existe la fecha de 1569 en caracteres en español e indígenas. Vera supone que la iglesia y el convento se concluyen en 1579. Se apoya en una relación geográfica de 1580 que describe la iglesia de tres naves y techo de madera.

Algunas fuentes citan que el arquitecto que diseña este conjunto conventual es Claudio de Arciniega, que también trazó la catedral de la Ciudad de México. Era el arquitecto del virrey Luis de Velasco.

La secularización ocurre a mediados del siglo XVII en tiempos del obispo Palafox. Los franciscanos dejan el lugar que se abandona. Cuando en el siglo XVIII se termina de construir la parroquia los altares de la iglesia conventual se trasladaron a esta. (G. Kubler)  

Descripción

– Atrio 

El atrio conserva la traza original. Es una gran explanada. Está bardeado con un muro de piedra que recorre los cuatro costados del conjunto.  

Barda del atrio.

– Cruz atrial 

En el patio del convento hay una cruz atrial. En el atrio de la parroquia de Santiago apóstol, a la derecha de donde está el convento, hay otra cruz atrial. Algunas fuentes dicen que ésta perteneció al convento y es del siglo XVI. Está profusamente labrada. 

Cruz atrial originalmente en el conjunto conventual.

– Iglesia

Exterior  

Los elementos de la fachada son: la portada; los arcos que están a sus lados; las ventanas en la parte superior de estos; la ventana del coro y un frontón de remate. A la derecha la torre que se integra a la fachada.

La portada es de estilo renacentista sobrio y elegante. Al centro un arco de medio punto que se enmarca en dobles columnas. En medio de éstas nichos, para imágenes. En la parte superior remata con un frontón y cuatro adornos.

Las puertas de acceso a las naves laterales tienen arcos de medio punto en un alfiz. En la parte superior ventanas rectangulares. Sobre la portada la ventana del coro. En la parte superior un gran remate, que es un cuadrado con un frontón triangular en medio de dos estructuras de apoyo.

La torre es alta y delgada. La forma es cuadrada. Tiene dos cuerpos y una cúpula de remate. En el primer cuerpo cinco aperturas verticales. A la izquierda en la parte alta un arco de medio punto alargado. En el segundo cuerpo arcos de medio punto alargados en cada uno de sus cuatro costados. Remata en una cúpula de forma cónica.

La torre.

Interior

La planta es basilical con tres naves paralelas separadas por dos filas de seis esbeltas columnas toscanas que sostienen siete arcos de medio punto de cada lado. Al fondo el ábside con un arco triunfal.  

Las naves estuvieron cubiertas por una techumbre de madera de dos aguas. Manuel Toussaint sostiene que el techo de madera fue desmantelado por el general Calixto Mendoza para hacer una plaza de toros.

Los estudios coinciden en decir que los altares barroco churrigueresco que estuvieron aquí fueron trasladados a la Parroquia de Santiago Apóstol. En ese espacio se pueden ver. Los tres son distintos y de enorme calidad y belleza. 

Planta basilical.
El altar mayor.
El altar en el brazo derecho de la nave de la parroquia.
El altar en el brazo izquierdo en la nave de la parroquia.

– Convento 

El edifico está en ruinas. Tuvo claustro alto y bajo. Las columnas y los arcos fueron de piedra. Ahora el patio es un jardín. 

Cruz atrial.

Comentario 

El conjunto luce impresionante. La inmensidad del atrio y la belleza de la piedra. La portada renacentista del siglo XVI es sencilla y elegante. Es de enorme calidad artística. Las columnas toscanas del interior de la iglesia impresionan por su altura y esbeltez.  La planta basilical lo hacen un espacio único. 

Los altares barroco churrigueresco, que se dice estuvieron en la iglesia del convento y ahora se encuentran en la Parroquia de Santiago Apóstol, son muy bellos. Cada uno es distinto. Revela el trabajo de grandes artistas. Las columnas, las pinturas y las imágenes. Se salvaron al ser trasladados a la parroquia. 

Me quedo con la inquietud de investigar sobre los altares y la cruz atrial. También sobre la portada renacentista. Y conocer los argumentos que se ofrecen para planear que el diseño del conjunto conventual es obra del arquitecto Claudio de Arciniega, que era el arquitecto del virrey Luis de Velasco.


– Visitas 

1974 (primeras notas), 2022 (abril). 

– Fuentes consultadas 

  • Notas de las visitas
  • George, Kubler, Arquitectura Mexicana del Siglo XVI, FCE, México, 1983. 
  • http://www.inafed.gob.mx/work/enciclopedia/EMM21puebla/municipios/21153a.html

Twitter: @RubenAguilar

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password