Cinque Terre

José Yuste

[email protected]

Analista financiero.

Confederaciones empresariales, elecciones democráticas no es lo suyo

Los empresarios dicen ser democráticos. Están de acuerdo con las elecciones del país, con las consultas ciudadanas, incluso con las nuevas elecciones sindicales. Pero no cuando los vientos democráticos llegan a ellos. Hablamos de las dos grandes confederaciones empresariales del país, Concamin y Concanaco.

CONCAMIN, AMPARÁNDOSE DE ECONOMÍA

En el caso de la Concamin, la Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos, fue notorio el rechazo a una elección con todas las cámaras. Incluso pasando por encima de la secretaria de Economía (Tatiana Clouthier), que les pidió abrir el proceso electoral. La Concamin hasta se amparó a la solicitud de Economía.

En Concamin había salido otro contrincante, alguien que no estaba dentro de la nomenklatura: Enoch Castellanos, presidente de Canacintra. Sin embargo, Concamin siguió manteniendo el proceso de votación a través de su Comité de Elección, donde sólo pueden elegirse quienes están dentro de la Mesa Directiva.

Enoch Castellanos les había pedido selecciones a otros candidatos fuera de la Mesa Directiva.

Francisco Cervantes, presidente de Concamin, no le hizo caso a la propuesta de Enoch Castellanos. Se fue por la clásica, la de seguir  los estatutos, sin cambio alguno y, desde luego, la elección se dio de manera tradicional: únicamente a quienes estaban en la Mesa Directiva: José Abugaber (calzado), Alejandro Malagón (Conservas Alimenticias), y Netzahualcóyotl Salvatierra (vicepresidente de Concamin). Fueron los mismos de siempre.

Es una lástima porque Francisco Cervantes ha sido buen dirigente de la Concamin. Ha insistido en la importancia de la Revolución 4.0, en cadenas productivas, de política industrial y, cuando se pudo, fue un buen interlocutor con el presidente López Obrador. Pero al último momento no abrió la confederación a los aires democráticos.

CONCANACO, DENUNCIA PENAL CONTRA PÉREZ GÓNGORA

Un fenómeno similar sucede con Concanaco Servytur, la Confederación de Cámaras de Comercio, Servicio y Turismo. Resulta que hubo dos asambleas. Una el 7 de septiembre, donde algunas cámaras inconformes dieron un madruguete. Sólo que fue un madruguete con un nutrido número de cámaras, fueron 44 y, por lo tanto, insisten que lograron el quorum necesario para elegir como presidente a Juan Carlos Pérez Góngora. Hasta le entregaron un acta a la Secretaría de Economía.

Sin embargo, la Concanaco Servytur tuvo su asamblea formal dos días después, el 9 de septiembre, y ahí ganó el candidato Héctor Tejada Shaar, actual tesorero de la Concanaco y quien fuera presidente de la Canaco León. Para muchos, Tejada Shaar era el candidato promovido por el actual presidente, José Manuel López Campos.

Para la Concanaco, el disidente Pérez Góngora actuó en contra de la confederación y sus estatutos. Incluso interpusieron denuncias penales, una en la Fiscalía Territorial de Investigaciones en Cuauhtémoc y la otra en la FGR, prohibiendo a Pérez Góngora acercarse al domicilio de la Concanaco Servytur, en Balderas 144, colonia Centro.

A los empresarios parece gustarles la democracia, pero sólo en los demás.


Este artículo fue publicado en Excélsior el 13 de septiembre de 2021. Agradecemos a José Yuste su autorización para publicarlo en nuestra página.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password