Cinque Terre

Rubén Cortés

Periodista y narrador. Director General de La Razón

CNTE: letal al nivel crimen organizado

La definición más certera de la CNTE la dio a Excélsior el presidente de Mexicanos Primero, Claudio X. González: “Es delincuencia organizada”. Y no sólo porque algunos de sus miembros se dediquen al secuestro, sino porque, como el crimen organizado, ha roto el imperio de la ley del Estado mexicano.

Algo que puede soportar la afirmación de Claudio es que las afectaciones económicas causadas por los vándalos de la CNTE equivalen a más del doble de los daños que produjo en Oaxaca, por ejemplo, el huracán Carlotta en 2012, el cual dejó 15 mil viviendas dañadas.

Las afectaciones del Carlotta representaron mil 400 millones de pesos por destrucción de infraestructura habitacional; mientras la CNTE ha provocado destrozos por tres mil 500 millones de pesos no sólo en Oaxaca, sino también en el Distrito Federal, que no tiene vela en ese entierro.

Sin embargo, el vandalismo de la CNTE es troglodita, es cavernario, cavernícola… vamos, es antediluviano, intratable y tosco:

-Entre sus desmanes se encuentra la rotura de un jarrón de bronce histórico que data del siglo XIX, el cual quemaron en Paseo de la Reforma, en la capital, y cuyo costo de restauración es incuantificable.

-Desbarataron una puerta de la SEP considerada “un bien histórico” y que data de 1731, la dejaron dañada con boquetes, y los papanatas hasta intentaron prenderle fuego, pero por suerte se activó la protección contra incendios.

¿Es muy fino esto de jarrones de bronce y puertas de maderas preciosas de hace siglos? Bueno, pues entonces vayamos a asuntos más temporales:

-Sólo en el Zócalo de la capital oaxaqueña han provocado afectaciones por ventas no realizadas por mil 500 millones de pesos, lo que ha ocasionado que tres mil 500 personas pierdan su empleo.

-Sólo en la zona del Zócalo del DF y en el Monumento a la Revolución, además de las constantes marchas por las principales vialidades de la Ciudad de México, han generado afectaciones por dos mil millones de pesos.

¿Qué sanciones han sufrido los pedestres que tienen título y ganan como “maestros”? Nada.

Apenas el domingo pasado, la Fiscalía Especializada para Delitos Electorales giró contra ellos 350 averiguaciones previas y 70 órdenes de aprehensión porque durante las elecciones del domingo pasado usaron identidades falsas para votar y reprodujeron y distribuyeron credenciales de elector.

También tomaron instalaciones electorales y quemaron boletas en Michoacán, Guerrero, Oaxaca y Chiapas para entorpecer la elección popular de nueve gobernadores, 500 diputados y más de 900 alcaldes y delegados, contra lo cual dañaron inmuebles y robaron coches y camiones repartidores.

¿Les caerá el peso de la ley alguna vez? Por supuesto que nunca.

¿Por qué?

Hombre, ya compraron el salvoconducto de la historia.

¡Son de izquierda!


Este artículo fue publicado en La Razón el 12 de Junio de 2015, agradecemos a Rubén Cortés su autorización para publicarlo en nuestra página

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password