Cinque Terre

José Yuste

[email protected]

Analista financiero.

China, confusión por Dos Bocas, y vienen automotrices

Era el Día de China en México. Nada de que si Estados Unidos se enojaría o de que los industriales nacionales no quieren a los chinos. Nada. El nombre del juego es diversificar inversiones y comercio.

El Día de China fue organizado por la Secretaría de Economía, con Graciela Márquez, y contó con el respaldo del canciller, Marcelo Ebrard. El gobierno de la 4T quería darle relevancia al evento y, desde luego, mandar el mensaje de que México sí estaría abierto al gigante asiático, más allá de su cercanía natural con Estados Unidos y del recién negociado T-MEC.

DOS BOCAS, ENTRE LOS 600 MDD Y EL PRESUPUESTO

Y ya en el calor del evento, el embajador de China en México, el señor Zhu Qingqiao, se animó (quizá de más) diciendo que los bancos chinos que ya están en México, Banco de China e ICBC (Banco Industrial y Comercial de China), iban a financiar con la nada despreciable suma de 600 millones de dólares el proyecto de la refinería de Dos Bocas, que, como se sabe, es un proyecto clave para el presidente López Obrador.

Era para destapar la champaña y arrojar serpentinas… hasta que llegó la corrección.

Rocío Nahle, secretaria de Energía, tuvo que ser la aguafiestas y decir la verdad: Dos Bocas trae financiamiento por el presupuesto federal, del mismo gobierno mexicano, y no necesita de ningún banco de inversión nacional ni internacional.

En otras palabras, el embajador chino se emocionó demasiado o cometió un error. El caso es que hasta la traductora llegó a decirles a los periodistas mexicanos que se trataba de 60 millones de dólares, y el señor Qingqiao la corrigió. El embajador siguió diciendo que eran 600 millones de dólares.
No es así.

Rocío Nahle recordó que el proyecto de Dos Bocas está financiando por una partida especial de inversión, que es de 41 mil millones de pesos para Pemex este año. Y el año pasado con 49 mil millones de pesos.

VIENEN LOS AUTOS CHINOS: JAC, CHANGAN Y BYD

El Día de China en México, aun con la confusión por Dos Bocas, sí arrojó resultados. La empresa de ventas por internet china, Alibaba, acaparó los reflectores. También lo hicieron las automotrices chinas, que vaya que llamaron la atención, pues, en un momento cuando las demás armadoras pusieron en pausa sus inversiones en México, las chinas quieren pisar el acelerador para instalarse en nuestro país. Así lo dio a conocer el embajador de México en China, José Luis Bernal, en el evento de la Secretaría de Economía.

En las automotrices chinas que llegan a nuestro país apunte, desde luego, a JAC, que ya tiene cierta presencia, pero también a Changan Motors y BYD, cuyos inicios fueron como fabricante de baterías y ahora se ha conformado como una automotriz mundial (sus siglas son en inglés, Build Your Dreams).

Ahora, el gran reto que tenemos nosotros es exportarles a los chinos, pues de por sí nuestra balanza comercial es deficitaria en 10 a 1.


Este artículo fue publicado en Excélsior el 14 de enero de 2020, agradecemos a José Yuste su autorización para publicarlo en nuestra página.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password