Cinque Terre

María Cristina Rosas

[email protected]

Profesora e investigadora en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM.

Calaveritas 2021

 

Arte: etcétera

Guillermo Del Toro

Grande Guillermo del Toro.

Cineasta y narrador,

Con historias que valen oro

Y galardones que recibió.

 

La calaca muy envidiosa,

A Del Toro visitó.

“Necesito tu narrativa monstruosa,

Pa’ darle sabor a mi panteón.”

 

Del Toro le respondía:

“¡No señora, eso no!

Puedo narrarte de día

Pero en el camposanto no, no, no…

 

“Te propongo, gran señora

Una partida de ajedrez.

Si resultas vencedora,

Iré contigo con avidez.”

 

La Catrina intrigada,

El desafío le aceptó.

Del Toro le ganaba,

Pero de repente se acordó…

 

“Esta película la conozco”,

La huesuda replicó.

“Bergman, sueco gran maestro

Que a la muerte confundió…

 

“No Guillermo, no de nuevo”

La parca reviró:

“Este no es el medioevo”

Y de un jalón se lo llevó.


 

Arte: etcétera

Andrés Manuel López Obrador

La Catrina acechadora

A Andrés Manuel fue a visitar.

“Presidente, llegó tu hora

Me tendrás que acompañar.”

 

Andrés Manuel con mucha calma

A la muerte le explicó

“Mira, te lo juro por mi alma

Que mi turno aun no llegó…

 

“Está pendiente una consulta

Sobre mi desempeño en el gobierno

El pueblo bueno me ausculta

Y marcharme así no puedo.”

 

La huesuda exclamó: “¡sonamos!

Mejor ponte tus zapatos

Porque hace frío a donde vamos

Y además yo tengo otros datos.”


Jair Bolsonaro 

“Me presento, soy la muerte,

Presidente fanfarrón.

Te informo, acabó tu suerte

Y ahora vamos al panteón.”

 

Bolsonaro se jactaba

Frente a la calaca huesuda:

“A mí no me pasa nada,

No te quepa ninguna duda…

 

“Sobrevivo a los percances,

Al COVID, una gripezinha.

A opositores demandantes

Y aquí sigo en la campiña.”

 

Doña Muerte, muy molesta,

Un cubrebocas le fue a dar.

“Con esa actitud funesta”,

Dijo, “no me vas a contagiar.”

 

“¡Vente, vamos al mausoleo,

Donde te vas a quedar.

Para que veas que es en serio

Que ya no vas a gobernar!”


Joe Biden

Presidente muy prudente ,

Ni modo, la hora le llegó.

Y se topó con la muerte,

A la que le pidió un favor.

 

“Catrina, acepto ir contigo,

Pero tengo una condición.

Porque necesito un buen amigo

Cuando esté en el panteón.”

 

“¿Qué es lo que estás pidiendo?”

La calaca preguntó.

Biden pensó y respondiendo

A la parca le pidió:

 

“Quiero a Trump en compañía

Para mi estancia en el panteón.

Porque así se truncaría

Su regreso a Washington.”

 

La parca muy pensativa,

La propuesta le aceptó.

Y ahora a Trump en actitud depresiva

En el camposanto  confinó.


Hugo López-Gatell

Funcionario muy famoso,

Que la pandemia catapultó.

López-Gatell, ahora lloroso.

Con la muerte  tropezó.

 

“A ti te quería encontrar”,

Exclamó la flaca, jubilosa.

“Tienes cuentas que saldar,

Con una sociedad furiosa.”

 

“No sé de qué me hablas”,

Dijo nervioso Gatell.

“¡Déjame en paz!, te pasas…

¡Necesito más papel!”

 

La parca estaba intrigada,

Porque Gatell escribía.

Pero ella no se imaginaba

Lo que el doctorcito quería.

 

Curiosa, la calaca

Los escritos le arrebató.

Y al leerlos, impactada

Con asombro murmuró:

 

“Gatell esto no puede ser:

Ni a los niños los vacunas,

Ni pruebas COVID quieres hacer

Y aun así ¿escribes tus memorias?”

 

Y así ,enojada como fiera,

La muerte se lo llevó.

Para que ahora sí escribiera

Lo que realmente sucedió.

 

Epitafio en la pandemia:

Que despide al “curador”

“Aquí yace por blasfemia

Mal vocero, peor doctor.”

Manuel Bartlett

A oscuras se encontraba

Bartlett, se le fue la luz.

Cuando de pronto,  de la nada,

La calaca entró por el tragaluz.

 

“Desde que se te cayó el sistema 

Tienes cuentas que saldar.

Y ahora también hay un tema

Que deberás de aclarar.”

 

“Tu empresa de clase mundial

Se cae con el apagón-

Porque la austeridad frugal

Casi la manda al paredón.”

 

La parca añadió en su reclamo:

“Ya no hay luz al final del camino

Por lo que desde ya proclamo,

Que con velas enfrentarás tu destino.”

 


Emilio Lozoya

En su arresto domiciliario

La Catrina lo fue buscar.

¡Oh, sorpresa! Iba a diario

Y no lo podía encontrar.

 

Preguntando la calaca

A la Fiscalía que increpó,

Notificó como una urraca

Que seguro “se les peló”.

 

La Fiscalía, sorprendida,

A la muerte confirmó

Que Emilio fue a una comida,

Porque con la justicia cooperó.

 

Enojada, la huesuda,

Ante el cinismo del infractor,

Como ella es testaruda,

Al restaurante se dirigió.

 

Le dijo “Emilio ¿qué te pasa?,

Odebrecht te sentenció…

Pero de mí no te escapas”,

Y a la sepultura lo remitió.


Donald Trump

Mentiroso y trinquetero,

Polemista y divisor,

Presidente mitotero,

Que el pueblo no reeligió.

 

La flaca llevarse quería

A tan singular empresario,

Y pensaba cómo sería

Convivir con el señor arbitrario.

 

Sigilosa se acercó

Para pronunciar su sentencia,

Donald Trump la sorprendió

Con inesperada elocuencia:

 

“Seguro la China te envió,

Esa que un virus nos trajo.

Que al mundo sometió,

Y que nuestro bienestar sustrajo.”

 

La muerte no daba crédito

Ante semejante acusación:

“Lo que dices es inédito

Es mentira sin razón.

 

“Estoy aquí para llevarte

A Necrópolis donde perteneces,

Y sé que debo amordazarte

Y evitar que lo tuitees.”


Daniel Craig

Lujuriosa la huesuda,

A Daniel Craig fue a buscar

Ahora ella es tartamuda

Desde Spectre se vino a enamorar.

 

Lo persiguió por todos lados

Con Ferraris y helicópteros,

En días lluviosos y soleados

Casi, casi como los quirópteros.

 

Por fin a Craig dio alcance

La huesuda fascinada.

Y a la espera de un romance

Tímida a Daniel imploraba:

 

“Hay un desfile de Catrinas

Y tú debes ser mi acompañante

Para presumirte con mis amigas

Esto para mí es importante.”

 

Daniel Craig muy conmovido

La invitación de la Parca aceptó

Y así quedó comprometido

Y en el inframundo se matrimonió.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password