Cinque Terre

Angélica Recillas

[email protected]

Licenciada en Comunicación.

Cada año del sexenio de Vicente Fox, Proceso fue de las revistas que más publicidad oficial facturó

El semanario Proceso, a través de su reportero Álvaro Delgado, aseveró el pasado 27 de mayo que el gobierno de Enrique Peña Nieto “le dio” al historiador Enrique Krauze 144 millones de pesos durante su sexenio. La fuente fue la controvertida lista que el periódico Reforma ventiló dos días atrás, misma que la Presidencia de la República entregó al Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI).

Como etcétera lo anotó el 30 de mayo, Proceso no aclara que los recursos no se otorgaron a Enrique Krauze como una persona física, sino que corresponden a la facturación por publicidad de las empresas del escritor Editorial Clío y Editorial Vuelta, ésta última encargada de la impresión de la revista Letras Libres. Tampoco especifica los porcentajes y montos correspondientes a cada una de ellas. De igual manera, acusó que Krauze fue “contratista” de los gobiernos de Felipe Calderón y Vicente Fox.

Pero en el sexenio de Fox Quesada, la revista donde más se anunció aquel gobierno fue Proceso, aun cuando sus directivos han acusado en diferentes momentos un boicot publicitario que empezó en la administración del guanajuatense, como represalia por su “periodismo sin concesiones”. Asimismo, en cada uno de los años de este periodo de gobierno, el semanario dirigido por Rafael Rodríguez Castañeda, superó a Letras Libres en publicidad facturada.

Los primeros años

De acuerdo con los datos oficiales recabados por etcétera a través de solicitudes de información formuladas ante las diferentes secretarias de Estado y del entonces Instituto Federal de Acceso a la Información (IFAI), en 2001, el primer año completo de gestión del gobierno de Fox, Proceso facturó 7 millones 433 mil 643.31 pesos.

A Letras Libres le correspondieron 5 millones 682 mil 718.18 pesos, esto es una diferencia de un millón 750 mil 925.13 pesos. En aquel año, el presupuesto total para publicidad del gobierno federal fue de mil 955 millones 440 mil 572.30 pesos.

Para 2002 el gasto total en publicidad tuvo una reducción de 274 millones 438 mil 11.pesos, con lo que quedó en mil 681 millones 2 mil 560.55 pesos. Pese a ello, tanto Proceso como Letras Libres incrementaron su facturación y la revista semanal quedó una vez más por encima de la mensual.

Proceso recibió 2 millones 302 mil 381.32 pesos en publicidad, respecto al año anterior, con lo que sus ingresos quedaron en 9 millones 736 mil 25 pesos.  Letras Libres obtuvo millón 93 mil 429.86 pesos más que en 2001, con lo que su facturación de 2002 quedó en 6 millones 776 mil  148 pesos. Esta vez, la diferencia entre ambas revistas fue de 2 millones 959 mil 887.19 pesos.

Los intermedios, los mejores

Los años intermedios del sexenio foxista, 2003 y 2004 fueron los que mejores ingresos reportaron para el semanario Proceso en lo que se refiere a facturación por publicidad oficial

 En 2003, el gasto en publicidad oficial se incrementó a 3 mil 88 millones 773 mil 308.58 pesos, esto es, mil 407 millones  730 mil 748.03 pesos más que el ejercicio anterior. Este año representó el de mejores ingresos para el semanario Proceso que vio incrementados sus recursos por publicidad en 4 millones 970 mil 904.57 pesos, para acumular un total de 14 millones 706 mil 929.80 pesos.

Letras Libres recibió un incremento de 884 mil 888.26 pesos, con lo que su facturación llegó a 7 millones 661 mil 36.30 pesos.  Esto es, Proceso casi duplicó lo recibido por la revista cultural al recibir 7 millones 45 mil 893.5 más que Letras Libres

A mediados de 2004, etcétera solicitó a 21 secretarías y dependencias gobierno su gasto en publicidad; de éstas 12 enviaron la información desglosada por medio; cuatro mandaron sólo cantidades globales sin detallar y cinco no respondieron.

De la información desglosada entregada en 2003, se desprenden los siguientes datos:

  • Proceso fue la revista que más recursos recibió de la Secretaría de Seguridad Pública con 362 mil 500 pesos, 144 mil pesos más que Letras Libres, que obtuvo 218 mil 500 de esa misma dependencia. Al año siguiente, hasta julio de 2004, Proceso había facturado 84 mil 525, 29 mil 900 pesos más que Letras Libres que había captado 54 mil 625 pesos.
  • La Secretaría de Comunicaciones y Transportes dio en 2003 a Proceso un millón 214 mil 400 pesos, esto es 984 mil802.5 más Letras Libres facturó únicamente 229 mil 597.5. Es decir, Proceso recibió un 92% de lo que obtuvo Letras Libres de la SCT. El monto obtenido por el semanario en ese año, fue superior en 582 mil 515 pesos a lo obtenido por Milenio Diario, que recibió 631 mil 184 pesos. En los primeros seis meses de 2004, Letras Libres había sumado 51 mil 750 pesos y Proceso aún no registraba facturación.
  • Letras Libres facturó de la Secretaría de Salud 149 mil 500 pesos en 2003, 19 mil 90 pesos más que Proceso, que recibió 130 mil 410 pesos. Por lo que toca al periodo de referencia en 2004, Proceso había obtenido 39 mil 900 pesos y a favor de Letras Libres no había facturación alguna.
  • En 2003, Proceso facturó 156 mil pesos en publicidad de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social y en el primer semestre de 2004 sumaba 127 mil pesos. Letras Libres no recibió inserciones de esta secretaría en ninguno de los dos años. Lo mismo ocurrió con la Secretaría de Relaciones Exteriores, que dio a Proceso 234 mil 600 pesos en 2003 y en los primeros siete meses del año, había computado 127 mil 995 pesos. Para Letras Libres no hubo facturación.
  • La Secretaría de Turismo dio a Proceso 214 mil 700 pesos en 2003, 130 mil 700 pesos más que Letras Libres que recibió 84 mil pesos. Para los siete primeros meses de 2004, Proceso acumulaba 180 mil 25 pesos y Letras Libres no había recibido inserciones.
  • Proceso facturó de la Secretaría de la Reforma Agraria 19 mil pesos en 2003 y Letras Libres no obtuvo publicidad. Hasta julio de 2004, Proceso había recibido 12 veces más del monto total facturado el año anterior y sumaba 235 mil pesos. Letras Libres tampoco había facturado en ese periodo.
  • De la publicidad de Petróleos Mexicanos (Pemex) en 2003, Proceso obtuvo 573 mil 920 peso, 151 mil 920 pesos más que Letras Libres, que recibió 422 mil pesos. Hasta julio de 2004, Proceso había facturado 57 mil 800 pesos y Letras Libres no había obtenido recursos.

Por lo que respecta al ejercicio 2004, ya con la información completa, Proceso obtuvo 11 millones 97 mil pesos, mientras que Letras Libres facturó 5 millones 531 mil pesos, es decir, una diferencia de 5 millones 556 mil pesos entre una y otra.

Los ingresos de Proceso por publicidad en 2004 representaron el 8.05% del gasto total destinado a revistas por parte del gobierno federal de un total de 241 publicaciones. Esto significaba un promedio de 6.5 planas por semana y 26 planas al mes.

El gasto total en publicidad del gobierno federal en 2004 de 2 mil 18 millones 560 mil 111.60 pesos, esto es una disminución de mil 70 millones 173 mil 196.98 pesos respecto a 2003.

Con todo y boicot, Proceso ganó más que Letras Libres

Pese a que en 2005 hubo un incremento en el presupuesto general destinado a la publicidad por parte del gobierno de Vicente Fox al erogar 2 mil 424 millones 699 mil 225.57 pesos, se registró una reducción hacia los medios impresos, especialmente las revistas; el gasto se enfocó a los medios electrónicos, especialmente las televisoras-

Aunado a ello, los directivos de Proceso denunciaron una represalia gubernamental a partir del segundo semestre de 2005, esto luego de publicar en junio el polémico reportaje sobre la anulación del matrimonio eclesiástico de la entonces primera dama, Marta Sahagún con su primer esposo, Manuel Bribiesca.

En aquel año, Proceso 3 millones 807 mil 228.45, es decir, tuvo una significativa reducción de 7 millones 290 mil 104.09 pesos. El recorte a Letras Libres fue mucho menor, de un millón 730 mil 530.21 pesos, al quedar en 3 millones 800 mil 217.49 pesos. Aun por un margen mínimo, de 7 mil 10.96 pesos, el semanario político superó a la publicación cultural mensual.

Por lo que respecta a la información recabada hasta junio de 2006, se habían facturado hasta entonces 418 millones 918 mil 206.67 pesos. Proceso captó 935 mil 280 pesos, esto es, 161 mil 555 pesos más que Letras Libres que hasta entonces registraba una facturación por 733 mil 725 pesos.

De esta manera, en el sexenio de Fox el semanario Proceso se convirtió en la revista donde más se anunció dicha administración al recibir 47 millones 716 mil 439.33 pesos en publicidad, esto es, 17 millones 491 mil 846.62 pesos más que Letras Libres que facturó 30 millones 224 mil 592.71 pesos.

En su edición 67, correspondiente a mayo de 2006, etcétera puso énfasis, como en todos sus reportes sobre publicidad oficial, en la discrecionalidad con que se distribuyen los recursos publicitarios. A manera de ejemplo, describió el caso de Proceso en los siguientes términos.

“Sin duda, en 2004 proceso recibió una enorme cantidad, desproporcionada según lo que facturaron todas las otras publicaciones (semanales o mensuales). Es decir, en 2004, Proceso se benefició de un acto arbitrario del gobierno federal y luego también en otro acto arbitrario, pero ahora en su perjuicio; en 2005, la revista obtuvo 3 millones 807 mil 228.45 pesos. A pesar de esa disminución, Proceso es la revista semanal que más obtiene recursos del gobierno; incluso sus ingresos por ese concepto están encima de revistas como Letras Libres por ejemplo, que ocupa el tercer lugar entre las publicaciones mensuales que más han facturado al respecto”.

Lo cierto es que a pesar del manejo discrecional y del boicot denunciado por su equipo directivo, Proceso facturó cada año del sexenio de Vicente Fox más publicidad que Letras Libres, la revista dirigida por Enrique Krauze, a quien 13 años después, se etiqueta como “contratista” de aquel gobierno.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password