Cinque Terre

José Yuste

[email protected]

Analista financiero.

El Buen Fin, un empujoncito

El gobierno de Andrés Manuel López Obrador arrancó su primera edición del Buen Fin, con todo. Lejos de estar en contra del consumo, al contrario, lo han estimulado. Arturo Herrera, secretario de Hacienda, y Graciela Márquez, la secretaria de Economía, fueron a comprar unos libros para su primer arranque formal del Buen Fin. Desde luego, la Confederación de Cámaras de Comercio, que inició el Buen Fin desde 2011, está satisfecha con el apoyo recibido por el gobierno.

7% DE AUMENTO EN VENTAS

Incluso José Manuel López Campos comentaba que ellos esperan aumentos en las ventas de hasta el 5% en la actual edición, respecto del año pasado.

Sin embargo, en la Secretaría de Economía, traen otros datos. El subsecretario de Industria y Comercio, Ernesto Acevedo, considera que El Buen Fin podría traer un aumento del 7% en las ventas, respecto del año pasado. Hay varios elementos que están listos para que la gente consumar un poco más.

En primer lugar la inflación. Los precios no han subido más de 3%, que es la meta anual del Banco de México. Ello ayuda a comprar bienes y servicios con una buena oferta.

El tipo de cambio se ha mantenido estable, y también ayuda a que los bienes importados, no sean más caros.

Las tasas de interés van a la baja, lo cual ayuda a que la gente se anime a utilizar su tarjeta aunque, claro, con moderación, porque incluso cuando hay meses sin intereses las personas pueden endeudarse demasiado.

Estamos en una economía estancada, y el gobierno considera que las personas con posibilidades sí saldrán a comprar en el Buen Fin.

PREMIO MAYOR DE 250 MIL PESOS

No hay ninguna duda. El gobierno lopezobradorista sabe que el consumo es uno de los motores económicos, y como la inversión no está creciendo, entonces el consumo es uno de los motores de la demanda que puede ayudar a la recuperación de la economía mexicana.

Por eso Economía puso todas las facilidades para que los comerciantes puedan tener un Buen Fin. Desde Profeco, que debe estar atento a que no se engañe al consumidor, hasta la promoción fiscal, donde el SAT (Margarita Ríos Farjat), van a poner una especie de premio mayor: Quien se lo saque podrá llevarse hasta 250 mil pesos de reembolso. Es decir, si una persona gastó 250 mil pesos en alguna compra (nos imaginamos un automóvil o algo parecido), y es premiada en el sorteo del Buen Fin, entonces podría tener ese reembolso. Es el nuevo gran premio.

LAS FINTAS

Lamentablemente, algunos comercios hacen más la finta que en verdad poner ofertas. Es el caso de la librería donde arrancó el Buen Fin, la Gandhi, donde estuvieron Herrera y Márquez, ahí las ofertas no fueron ni en libros de reciente lanzamiento ni en ediciones especiales. No fue el único caso. En un pequeño sondeo vimos que ropas deportivas, como Adidas, ponen en descuento playeras que ponen en oferta cada fin de temporada. Hasta en los comercios hay quienes sólo se la pasan fintando.


Este artículo fue publicado en Excélsior el 18 de noviembre de 2019, agradecemos a José Yuste su autorización para publicarlo en nuestra página.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password