Cinque Terre

José Yuste

[email protected]

Analista financiero.

Buen fin, sanitario y digital; libros, peste y balance temprano

El Buen Fin 2020 llega a su décima edición, en un año difícil, el año de la crisis sanitaria, el encierro económico y la difícil recuperación.

La Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco) y el gobierno han puesto énfasis en dos cuestiones: hacer un Buen Fin más largo, del 9 al 20 de noviembre, cuidando medidas de sana distancia, y con aplicaciones digitales por si el consumidor prefiere hacerlo desde casa.

En esta ocasión habrá 75 mil tiendas, encabezadas por la Concanaco (autoservicio, departamentales y turismo). Y se sumaron Concamin (la industria), Consejo Nacional Agropecuario (empresas agropecuarias), la AMDA (distribuidores de autos), vivienderas y el Infonavit para los créditos hipotecarios.

La Secretaría de Economía busca sumar a todos para la reactivación económica, y pidió medidas sanitarias. Con el semáforo naranja se tendrá 30% de aforo, con el amarillo 50% de aforo en tiendas. Pero se deberá usar cubrebocas y distanciamiento social.

Viene fuerte el tema digital. La Concanaco hizo una aplicación para los pequeños comercios que no tengan ventas en línea. En esta edición del Buen Fin, 30% de las ventas se esperan en línea.

La meta es lograr los 118 mil millones de pesos de ventas, un poquito más que el año pasado que fueron 117,900 millones de pesos (claro, sin contar la inflación).

El producto estrella, las pantallas. En México nos encantan las pantallas-televisores. Cada cuatro años las cambiamos. Y según datos de NPD, Samsung en el primer semestre del año sigue siendo la marca líder en México con 35% del mercado. Su clave es tener un ecosistema abierto, compatible. Quiere estar lista para el Buen Fin. Con todo y pandemia, habrá Buen Fin.

LIBROS PARA EL 2020

Vaya libro que escribió Édgar Amador, exsecretario de Finanzas de la CDMX y articulista de Excélsior. La economía de la peste y del apocalipsis, es distinto a cualquier otro libro de economía. Son aforismos. Y trae capítulos sugerentes, como el de créditos de deuda/bonos: “La economía ha descansado siempre en el acto de fe, en la creencia de que los préstamos se pagarán”. Entre ensayos y verdades ocultas, el libro de Amador editado por Círculo de Poesía…

Otro libro para estos tiempos es el coordinado por Ricardo Becerra y José Woldenberg: Balance Temprano, una óptica desde la izquierda democrática.

Autores con un debate informado y propuestas. Desde Enrique Provencio y Rolando Cordera, pasando por Raúl Trejo, Gonzalo Hernández Licona, Jacqueline Peschard, Sergio López Ayllón, Luis Emilio Jiménez Cacho, Julia Carabias, Antonio Lazcano y Salomón Chertorivski, entre otros.

Es un balance de estos dos años, en el aciago 2020, que vino a explotar la crisis sanitaria. La economía que no crece y no puede distribuir mejor el ingreso. El olvido del medio ambiente. La corrupción pese al discurso. La comunicación presidencial. La edición corre a cargo de esta útil editorial Grano de Sal, dirigida por Tomás Granados, que trajo el último libro de Thomas Piketty, Capital e ideología.


Este artículo fue publicado en Excélsior el 06 de noviembre de 2020. Agradecemos a José Yuste su autorización para publicarlo en nuestra página.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password