Cinque Terre

José Yuste

[email protected]

Analista financiero.

Bonos y Fibra E no serán deuda pública

Hacienda diseñó los nuevos bonos y Fibra anunciados por el Presidente, buscando que no sean deuda pública. A diferencia, de por ejemplo, los Cetes, estos bonos tendrán su garantía con base en un recurso federalizado. El gran temor de estos nuevos instrumentos era convertirlos en deuda pública, pero funcionarios de la Secretaría de Hacienda nos detallan que no va a ser así.

BONO EDUCATIVO GARANTIZADO
POR APORTACIONES

Son tres tipos de instrumentos.

El Bono de Infraestructura Educativa tendrá su garantía en el Fondo de Aportaciones Múltiples. Se planea colocarlo para antes de terminar este año, para el último trimestre para ser exactos. Podrá captar hasta 50 mil millones pesos en todas sus emisiones de aquí al año 2018.

El bono se crea para potencializar el gasto que venía del Fondo de Aportaciones Múltiples, que al repartirlo entre los estados y municipios, al final venía siendo muy pequeño su impulso a las escuelas. Este Fondo de Aportaciones Múltiples tiene 46 por ciento de su gasto en necesidades de los niños, como desayunos, mientras 54 por ciento en creación de infraestructura sanitaria, salones, y construcción de nuevas escuelas.

Pero el efecto del fondo era menor. El gasto se atomizaba.

De ahí la propuesta para crear este Bono de Infraestructura Educativa, que tendrá como garantía el Fondo de Aportaciones Múltiples, pero de entrada sus recursos serán mayores.

Con los 50 mil millones de pesos que se obtengan de aquí al año 2018 se planea construir más escuelas, y atender a más niños, con especial atención en zonas indígenas.

Aquí al ser un bono deberá ser transparente en su uso y captación. Esto es ganancia.

FIBRA E, EL MLP MEXICANO PARA ENERGÍA

En el caso del Fibra E, los inversionistas podrán invertir en proyectos de infraestructura y de energía.

Tampoco sería deuda pública porque la garantía para pagar rendimientos vendría de los propios proyectos. Recordemos que reparten utilidades entre los tenedores de los Fibras.

Aquí se podrán colocar activos maduros, que en Pemex tienen varios.

Los Fibras en México ya son conocidos. Son proyectos donde quienes adquieren los Fibras son en parte dueños. Reciben las utilidades.

En la Bolsa Mexicana de Valores, presidida por Jaime Ruiz Sacristán, y dirigida porJosé Oriol-Bosch, desde hace tiempo venían trabajando en un instrumento para invertir en energía, similar a los MLP en Estados Unidos (MLP, Master Limited Partnership).

La gran ventaja, entendemos, es que podrían evitar la doble tributación.

LOS CERPIS SERÍAN CAPITAL PRIVADO

El otro instrumento bursátil lanzado por el presidente Peña es el de los Certificados de Proyectos de Inversión, que se les va a conocer como Cerpis.

Ni tampoco serán considerados como deuda pública, pues serán parte del capital de las empresas.

Estos Cerpis serán muy simlares a los CKD que ya existen en la Bolsa Mexicana de Valores, y no son títulos de deuda, sino más bien son parte de la empresa pues el Certificado de Capital para el Desarrollo viene dependiendo totalmente del rendimiento de la empresa, sólo que tiene un plazo en el tiempo que es la diferencia a las acciones que no tienen plazo.

Los Cerpis servirán como capital para invertir en distintos proyectos. Es similar a los famosos Private equity.

Aquí es donde las Afores pueden dar mucho de sí en
distintos proyectos. Hoy en día las afores cuentan con 500 mil millones de pesos, de los cuales un diez por ciento podría ir a financiar buenos proyectos a través de estos Cerpis. De hecho estos Cerpis van a ir dirigidos a los
fondos de pensiones, aseguradoras e inversionistas institucionales.

Como vemos, Hacienda planeó bien la creación de estos instrumentos para aprovechar la diversificación que tienen, pero sin ser nueva deuda pública.


Este artículo fue publicado en Excélsior el 04 de Septiembre de 2015, agradecemos a José Yuste su autorización para publicarlo en nuestra página

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password