Cinque Terre

José Yuste

[email protected]rodigy.net.mx

Analista financiero.

Beyruti, el rey del outsourcing que facturaba 2,100 mdd

A Raúl Beyruti Sánchez se le conocía como el rey del outsourcing, una figura legal que al presidente López Obrador no le ha gustado del todo, especialmente porque en algunos casos (desde luego, no todos) se usó para evitar el pago de derechos laborales. Desde que inició la discusión del outsourcing, al empresario Beyruti lo traían en la mira, la Procuraduría Fiscal de la Federación (Carlos Romero) y la Unidad de Inteligencia Financiera de Hacienda (Santiago Nieto).

Beyruti empezó desde abajo, siendo trabajador de una fábrica. Y su última promoción corporativa de GINgroup facturaba, nada menos que 2,100 millones de dólares anuales. Tenía participación en 4,500 sectores (empresas). Y contaba con 195 mil colaboradores.

Las autoridades sospechan que la mayoría era outsourcing, del que se paga por afuera para evitar el pago del Seguro Social, Infonavit y afore.

Beyruti tenía su encanto empresarial. Su corporativo, GINGroup estuvo entre las 100 empresas más importantes de Expansión. Él figuró en las portadas de revistas de negocios, desde Forbes hasta Mundo Ejecutivo (que, por cierto, la terminó comprando en casi un 50 por ciento).

A este empresario poblano le gustaban los medios y los restaurantes.

Adquirió Grupo Medios con revistas como Dónde ir, Futbol Total, Cocina Vital, Diabetes, Salud & Bienestar, y ya tenía Playboy.

Entró en medios financieros. Compró el 46% de Mundo Ejecutivo. Y pudo adquirir el 19.9% de El Economista, pero luego Jorge Nacer, con una buena intuición de negocios y prefiriendo la transparencia, mejor le recompró y hoy el 100% de El Economista pertenece a Nacer Global, totalmente separado de GINGroup desde octubre del año pasado.

A Beyruti, además, le gustaba la radio y el cable. En radio estuvo aliado con Central FM, con Pedro Ferriz (se separaron).

Su cartera de restaurantes era diversa mediante su GINgastronómica. Desde Corazón de Alcachofa, La Mansión, Garum, La Goleta, Los Girasoles, Ponte Almeja, hasta Texas Ribs, Flash Taco, Rustic Kitchen, o La Casa del Rib Eye.

Pero lo suyo, lo suyo era el outsourcing.

La principal función de GINGroup era ser “administración integral del capital humano”.

Desde Walmart, hasta Femsa, Grupo Modelo, Comex y varios bancos, eran sus clientes.  Contaba con cientos de empresas. Todas facturaban. Manejaba la nómina de grandes corporativos y usaba las prestaciones cruzadas.

Era parte principal de la Asociación Mexicana de Capital Humano. GINGroup era el cuarto empleador del país.

Una excolaboradora, quien fuera vicepresidente de GINGroup, María Beatriz Gasca Acevedo, encabezó el grupo de mujeres que tomaron la CNDH. Claudia Sheinbaum, jefa de Gobierno capitalino, denunció a Gasca Acevedo y a GINGroup, que, por cierto, se deslindó por completo del incidente.

Este martes la Fiscalía General de la República dictó orden de aprehensión contra este empresario, acusándolo de lavado de dinero y delincuencia organizada. También a otras 12 personas del grupo e investigan a las empresas (personas morales) que contrataban los servicios de facturación del grupo.


Este artículo fue publicado en Excélsior el 25 de febrero de 2021. Agradecemos a José Yuste su autorización para publicarlo en nuestra página.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password