Cinque Terre

Julián Andrade

Escritor y periodista.

Del bendito coraje a la oposición eficaz

La propuesta es interesante. Un grupo de destacados intelectuales, entre ellos Héctor Aguilar Camín, Consuelo Sáizar, José Woldenberg, Roger Bartra, Enrique Krauze, Gabriel Zaid, Macario Schettino y Jorge Castañeda, hicieron un llamado para construir una alianza opositora que logre quitar la mayoría legislativa a Morena y sus aliados el año próximo.

En un desplegado publicado en Reforma (el medio también es el mensaje) hicieron un diagnóstico del ejercicio del poder del presidente Andrés Manuel López Obrador que puede resumirse en:

1. Mayoría legislativa construida burlando a la Constitución y comprando escaños. Morena y sus aliados, conviene recordarlo, obtuvieron en la elección de 2018 el 43.6 por ciento de los sufragios en las cámaras. Esto es, hubo un voto diferenciado y que buscaba equilibrios, pero que quedó sepultado por la cláusula de gobernabilidad y por la transferencia de legisladores. Del tema se ha ocupado con puntualidad el consejero del INE, Ciro Murayama.

2. Descalificación institucional cotidiana y en particular al INE.

3. Desprecio a las instituciones autónomas, a la ciencia a los proyectos de igualdad.

4. Gestión temeraria y desastrosa de la crisis del Covid-19, y en particular por lo que se refiere a la austeridad y sus consecuencias.

El presidente López Obrador les respondió a su estilo, descalificándolos, refiriéndose al “bendito coraje” y señalando que son conservadores, que lo que quieren es la vuelta al esquema de privilegios y corrupción y que nunca denunciaron los fraudes electorales que le cometieron a él, que son los únicos que le inquietan.

Por supuesto que no es así. Si algo puede nuclear a los firmantes de la propuesta es precisamente su compromiso con la democracia y sus instituciones. Lo del fraude en 2006 es un cuento, del que no se han presentado pruebas hasta la fecha.

Varios colegas, animados por Marco Levario Turcott, emitimos un pronunciamiento, en un ejercicio de reflexión ante la carta presidencial, en el que denunciamos la evidente estrategia de regresar al país a las rutinas del viejo régimen, cuando el PRI era la fuerza política dominante y las elecciones se planeaban en la Secretaría de Gobernación.

Precisamos que desde 1997, gracias al INE, se estableció la primera legislatura opositora al poder ejecutivo y la izquierda venció en la urnas y accedió a la Jefatura de Gobierno del Distrito Federal.

Señalamos que conservador es quien “pretende suprimir los controles del poder y regresar al diseño constitucional de los tiempos de Echeverría y Díaz Ordaz. Conservadurismo es pretender la reinstauración de la presidencia imperial”.

El 2021 ya está en la agenda y se van planteando ideas que signifiquen lograr que el deterioro se contenga y que se reconduzca la política pública para reparar los daños que se han generado en los últimos 20 meses.

Es una aspiración legítima de quienes consideran que una de las virtudes de la democracia es la de poder establecer relevos y alternancias.

El horizonte será complejo, sobre todo porque la oposición está disminuida o de plano aterrada. Sin embargo, la construcción del sistema democrático costó mucho y más vale protegerlo.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password