Cinque Terre

José Yuste

[email protected]

Analista financiero.

BBVA: caída de 4.5% en 2020

El BBVA estima una caída del 4.5% para la economía mexicana. No hay duda: vamos hacia una recesión, igual que todo el mundo. La estimación del principal banco en México se basa en la afectación de cadenas de proveeduría donde se han roto en sectores clave como el automotriz, el más representativo de las exportaciones hacia Estados Unidos. No están llegando piezas clave de China, Corea, Japón, y ya ni se diga de Italia, Alemania, España o Francia. Pero lo mismo sucede en otros sectores como el electrónico o el médico, donde la base de las medicinas genéricas se produce en China.

Además, en México nos afectará que nuestro principal socio comercial, Estados Unidos, se baste para no caer en recesión.

Las remesas también se caerán. El turismo estará en crisis. Las aerolíneas pueden quebrar.

En una semana hemos tenido el alud de pronósticos que hablan de una recesión en 2020 para México. Credit Suisse también estimó una caída del 4% de la economía mexicana para este año. Barclays había pronosticado una contracción de 2 por ciento. Ya hasta la primera estimación de caída en 2020 que hace unas semanas dio a conocer Bank of America Securities, de apenas un -0.2%, parece moderada.

The Winter is coming. Y no tenemos un plan de reactivación.

*

CCE, LÓPEZ OBRADOR Y… LA RECETA KEYNESIANA

El presidente López Obrador no ha tocado el tema. Pero la economía empieza una espiral recesiva, el peso fortachón se desinfla, la baja mezcla mexicana pone en riesgo los ingresos para Pemex.

Ante la recesión, el Consejo Coordinador Empresarial propone lo que le dijimos. Que, en momentos de emergencia económica, el gobierno se olvide del objetivo del superávit primario. Varios países están sacando la receta keynesiana: gasto para consumo. Así lo hizo EU con sus 850 mil millones de dólares, que les permitirá ofrecer un cheque por mil dólares a cada estadunidense. Así lo han hecho Alemania, Francia y España, con gastos de más del 10% del PIB. Los neoliberales se vuelven keynesianos.

El CCE también pide depreciación acelerada automática para inversiones. Apoyos a empresas para ofrecer un salario de subsistencia a trabajadores despedidos. Programas especiales de garantías con la banca de desarrollo con planes contracíclicos.

*

CONVENCIÓN BANCARIA, ¿QUÉ ES LO QUE PASÓ?

En la 83 Convención Bancaria, un ejecutivo del Banco de México traía coronavirus. Las alertas se prendieron. La Asociación de Bancos de México (ABM), presidida por Luis Niño de Rivera, sólo al terminar la Convención, instruyó a su personal que se fuera de cuarentena. Lo mismo, pero por su parte, lo hicieron varios bancos. ¿La convención ya no debió haberse realizado? Quizá, aunque a su favor debemos decir que todavía estábamos en la fase de casos importados (el del presidente de la Bolsa Mexicana de Valores, Jaime Ruiz Sacristán, fue importado). Todavía no había contagio comunitario. Lo cierto, los asistentes no sólo fueron banqueros, sino también el presidente López Obrador, parte de su gabinete y periodistas. Y no muchos están en cuarentena.


Este artículo fue publicado en Excélsior el 20 de marzo de 2020, agradecemos a José Yuste su autorización para publicarlo en nuestra página.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password